Revista Cultura y Ocio

La herencia de la rosa blanca de Raquel Rodrein

Publicado el 30 marzo 2012 por Hsusurradas @HSusurradas

La herencia de la rosa blanca de Raquel RodreinLa herencia de la rosa blancaRaquel RodreinEditorial: Roca Editorial / 27 Febrero 2012ISBN: 978-84-9918-423-4Género: Sentimental       
Cuatro familias y tres generaciones cuyos destinos estánentrelazados por la obsesión de una venganza.En 1943, Edward O’Connor sufre el mayor revés de su vida: lamuerte durante la Segunda Guerra Mundial de Erin, su mujer.Veinte años más tarde, Patrick O’Connor conoce a JuliaSteiner, la mujer que se convertirá en la madre de sus hijos y por la que seenfrentará a su padre y sesgará toda relación con él.Ben O’Connor, el hijo de ambos, es un renombrado arquitectoneoyorquino que está pasando una temporada en París. Allí tropezará una y otravez con Sophie Savigny, una joven intérprete que acaba de recibir una propuestalaboral para trasladarse a la sede central de la ONU en Nueva York.El cirujano irlandés Hugh Gallagher vive en París desde haceunos años. En las últimas semanas, el azar ha colocado en su camino a una jovende la que se ha quedado prendado. Su nombre es Sophie Savigny, pero un terriblesuceso le obliga a volver a Irlanda y se desvanece cualquier expectativa derelación.A través de los años, la fuerza de un destino tenaz reuniráunas vidas marcadas por una traición del pasado. Secretos y mentirassilenciados durante décadas, que saldrán a la luz de la forma más inesperada.
Tras leer Tú escribes el final,deseé leer algo más de la autora Raquel Rodrein, pese a que algunos detalles de la primera novelano me convencieron del todo, pero el estilo de la autora me parecía diferente. De modoque en cuanto tuve oportunidad de leer su última novela: La herencia de la rosa blanca, me lancé de cabeza porque lasinopsis me parecía muy interesante.Ahora que lo he terminado, no sémuy bien como resumirla sin revelar ningún dato. Lo cierto es que esta novelarelata la vida de tres generaciones de los O’Connor: Andrew, que emigra de Irlandasiendo aún un niño y se convierte en un poderoso hombre de negocio. Viveobsesionado con la muerte de su mujer y el deseo de vengarse. Patrick, cuya relacióncon su padre Andrew es como poco tensa por haber decidido seguir su propiocamino y por enamorarse de la mujer que despierta recuerdos dolorosos. Yfinalmente Ben, un arquitecto afincado provisionalmente en Paris. Tres historiasque, al ser todos de la misma familia, se irán entrelazando junto a las de SophieSavigny y Hugh Gallager.
La primera parte de la novelaaporta muchos datos, hasta casi resultar abrumador, pero cada trama, cada una desarrollándoseen una década diferente, despierta la curiosidad y empuja a querer saber más. Lasegunda parte es muy emotiva a la vez que trepidante porque todos los cabossueltos se van uniendo, tejiendo una historia de odio y venganza, de amor ysacrificio.
El estilo de Raquel Rodrein estábasado en las emociones de sus personajes. Los O’Connor son irresistibles, laautora los ha dotado de una personalidad irresistible, sobre todo Ben que mecaló muy hondo y me conmovió hasta empañarme los ojos. Pero también todos esossaltos en el tiempo y en diferentes lugares de Europa y Estados Unidosrequieren mucha atención porque al principio algunas tramas, como la de Andrew,me resultaban confusas. También he echado de menos “saber” un poco más deDieter, un personaje clave en la vida de la familia O’Connor.
Si bien la historia me ha cautivadoy he devorado los últimos capítulos, la autora se repite en determinadospuntos, como los amores a primera vista, como es el caso de Patrick, AlanGallager, Hugh o Ben. También hay muchas “casualidades”, encuentros fortuitosque acaban restando credibilidad a la historia. Los azares de la vida puedendesembocar en muchas situaciones increíbles, pero tanto no. Puede llegar aparecer que algunos encuentros van un poco encajados a la fuerza. Y no sé si mehe saltado algo en la historia, pero para mi queda en el aire el origen de lacarta que recibe Ben de Irlanda. Cuando acabé la novela, me quedé con la duda yreleí determinados pasajes, en efecto solo se hace una alusión superficial queno es más que una sospecha. Es un detalle, pero me habría gustado saber el motivodel por qué esa persona mandó la carta.
Y está el final… que me parece unpoco abierto a una nueva novela. Y la verdad ya estoy elucubrando…
Como conclusión, La herencia de larosa blanca me ha gustado con sus más y sus menos, pero lo esencial es que hacaptado mi atención de principio a fin, me ha emocionado, incluso he soltadoalguna lágrima. Es una preciosa historia, una saga familiar que se vearrastrada por los acontecimientos del pasado. Raquel Rodrein tiene su sellopersonal, su estilo es más sentimental que romántico y lo ha perfeccionado enesta segunda novela.
Si os gustan las historias de secretosfamiliares y de venganzas, La herencia de la rosa blanca es perfecta. Estoydeseando leer algo nuevo de la autora. Creo que con esta novela, Raquel Rodreinse reafirma como escritora y deja el listón muy alto.
La herencia de la rosa blanca de Raquel Rodrein

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :