Revista Maternidad

La huelga general

Por Tenemostetas
Por Ileana Medina Hernández
Hoy es un buen día para venir a trabajar.
La huelga general
Puedes dejar a la niña durmiendo en casita, con su papi, que está en huelga. No tienes que vestirla corriendo, hacerla desayunar corriendo, salir pitando en el coche, buscar una acera colapsada donde malaparcar, agarrarla por una pata y sacarla del coche y soltarla en la fila e irte corriendo para que no te vea y ponga morritos. Y luego coger la autopista, meterte en una cola, pasarle por el lado a un accidente, y el nudo en el estómago, y buscar aparcamiento, y desesperarte y angustiarte, y llegar a la oficina, y encontrarte un tocho de papeles sobre la mesa esperando, y tres personas esperando para ser atendidas, cuando tú lo que tienes es ganas de tirarte en un sofá y llorar.
Y luego, dar gracias al cielo porque eres una mujer "liberada".
Hoy puedes dejar a tu niña amorosamente arropadita en el regazo de papá (que nunca está, contentos ambos de tenerse mutuamente un miércoles), vestirte, hasta ponerte un poco de rimmel, subirte a tu coche, conducir a 100 y apreciar el paisaje, abrir las ventanillas, respirar y poner música. Llegar a la oficina, dejar tu huella en la máquina controladora de la asistencia, y pensar: pues sí que está bien esto de ser una mujer trabajadora. Siempre que el resto del mundo esté ausente.
Hay mil razones para hacer huelga. Hoy y todos los días. Cuando un gobierno supuestamente "obrero" (creo que eso significa la O de PSOE) toma medidas para desproteger a los trabajadores, cuando baja el sueldo a sus funcionarios (incluidos maestros, enfermeros, médicos, policías...), cuando no encuentra otras soluciones para la crisis que las que le hacen el juego al gran capital, se merecen la huelga. Y se merece que encima la DERECHA, la misma derecha que le sugirió esas medidas, rentabilice la huelga también para su beneficio personal, aunque en realidad las causas que llevan a la huelga les beneficien.
O sea, la derecha hoy lo tiene todo: los trabajadores cabreados, las medidas a favor del capital aprobadas, el gobierno supuestamente progresista debilitado, los sindicatos vendidos; y mañana, como si no hubiera pasado nada, todo el mundo currando de nuevo como negros, más desprotegidos que nunca, más a merced del capital que nunca.
Porque la huelga no cambia nada. Porque los sindicatos españoles, desfasados y fuera de onda, siguen haciendo las cosas al estilo decimonónico, con un discurso que nadie se cree. Y porque nadie, NADIE MIRA PARA DONDE HAY QUE MIRAR.
Leo la prensa, veo las reivindicaciones, y me parece que vivo en un mundo de ciegos. Que nadie ve lo que es evidente. Que nadie pide lo que realmente podría MEJORAR EL MUNDO.
¿Alguien se ha puesto a pensar QUIÉNES SE BENEFICIAN CON QUE EXISTA PARO?
El sistema está en crisis. El sistema capitalista desarrollado es lo que está en crisis. Y es bueno que lo esté. Porque de las crisis siempre salimos mejores.
España tiene de las peores productividades de Europa. Tiene una clase política de bajo nivel, unos sindicatos bochornosos, y una clase empresarial también atrasada (con mentalidad de caciques).
Los empresarios modernos SABEN. SABEN que cuando los trabajadores están contentos producen más. Saben que lo que hay que hacer no es sacarle el resuello, cual esclavos del siglo XIX. Saben gestionar los recursos humanos. Saben formarse. Saben buscar nuevas formas de gestión más productivas y a la vez más humanas y con más responsabilidad social. Pero esa mentalidad aún es muy escasa en España.
La responsabilidad social no está reñida con la productividad. Se puede ganar dinero, incluso más dinero, haciendo las cosas bien, haciendo que todos ganemos.
Las políticas de CONCILIACIÓN son nefastas. La jornada laboral de 8 horas es una reivindicación del siglo XIX. Es increíble que dos siglos después, y tras la incorporación de la mujer al trabajo (doble mano de obra) y tras la revolución tecnologica digital (robotización, informatización, internet) la jornada de trabajo de los españoles siga siendo de 12 horas diarias.
LA JORNADA PARTIDA con 3 horas de descanso al mediodía es PREHISTÓRICA y desconocida en el resto del mundo. No sirve para criar niños. No sirve cuando tanto madres como padres trabajamos. Cuando trabajamos lejos de nuestra casa, y ni siquiera podemos ir a casa a comer, con lo cual la jornada laboral termina convirtiéndose en una jornada de 12 horas.
La productividad, la flexibilidad horaria, el teletrabajo, el trabajo por objetivos...HAY TANTAS COSAS YA DESCUBIERTAS Y APLICÁNDOSE EN OTRAS PARTES DEL MUNDO desde hace tantos años!!! Pero nadie lo quiere ver, parece.
Yo creo sinceramente que el problema español es que SIGUE PREDOMINANDO EL EMPRESARIO DECIMONÓNICO explotador e ignorante, que no ve más allá de sus narices. Con la complicidad de los sindicatos y de la clase política.
Que le conviene que haya paro (porque así los trabajadores saben que o entran por el aro o hay diez afuera esperando), que explota al trabajador de sol a sol, que lo pone a hacer cosas que no sabe hacer mientras otras que hace mejor las hace otro que lo hace peor, que no se forma, que no gestiona recursos humanos, que se gasta dinero en asesores porque queda bien pero luego no les hace caso, que sólo se mira al ombligo y a su nombre puesto en carteles luminosos en la puerta.
El sentido originario del derecho a la huelga, es que los trabajadores tuvieran la oportunidad de defenderse contra el abuso de sus patrones.  ¿Conocéis en España algún trabajador que se ponga en huelga contra su patrón? Sólo se ponen en huelga precisamente los que más ganan: los controladores aéreos. ¿Conocéis alguna huelga de los infelices que trabajan en las fábricas, o que malviven en los invernaderos de Andalucía?
No, en este capitalismo es al revés: LAS HUELGAS LAS REALIZAN LAS EMPRESAS CONTRA EL GOBIERNO. Los propios empresarios llevan a sus trabajadores a la huelga. Sólo hay huelgas contra el gobierno y contra la administración pública, no contra la estructura económica que es la que verdaderamente corta el bacalao.
Y eso, no lo va a cambiar la huelga de hoy, desgraciadamente.
 
En mi modesta opinión,  EL PROBLEMA MAYOR QUE TENEMOS ES LA RELACIÓN ENTRE PRODUCTIVIDAD Y HORARIOS.
 
Creo, por ejemplo, que REDUCIR LA JORNADA LABORAL ES UNA MANERA DE GENERAR EMPLEO. Contratar dos donde ahora contratas uno. Pero claro, con un salario de mierda ¿quién lo va a compartir? Hay que aumentar la productividad. Y también CONSUMIR MENOS. Consumir menos unos, para que otros puedan consumir también un poco. O SEA, REPARTIR MEJOR LA RIQUEZA.
Creo, por ejemplo, que ampliar las bajas de maternidad y de paternidad es una manera de compartir el empleo. Podrían ampliarse los permisos de paternidad y maternidad y CONTRATAR PARADOS QUE SUSTITUYAN A LOS PADRES DE LICENCIA.
Así, el subsidio iría para la madre o el padre que DESEA PERMANECER JUNTO A SUS HIJOS (en lugar de al parado) y el parado trabaja y cobra un sueldo. Y los niños están atendidos por sus padres. Todos ganando. ¿No es algo posible, estudiable?
El cambio en el mundo laboral sólo es posible si pensamos en compatibilizar todo eso. La entrada de la mujer al mundo laboral, la crianza respetuosa de nuestros hijos, la potenciación de la familia como espacio nutricio de crianza y educación, repartir el tiempo de trabajo y las riquezas, aumentar la productividad y la flexibilidad laboral, abandonar el modelo productivo esclavista de 12 horas al dia...
Necesitamos un modelo laboral productivo que tenga en cuenta:
-La gestión del talento
-La gestión de las emociones
-La gestión del tiempo (¡trabajar menos tiempo!)
-La igualdad y el reparto más equitativo de la riqueza
-El respeto de los recursos naturales
-La vida familiar como prioridad, como espacio democrático y nutricio emocionalmente
-La crianza de nuestros bebés y niños pequeños por sus propios padres
Necesitamos un cambio real de mentalidad a largo plazo, que INVIERTA HOY PARA RECOGER MAÑANA. Que invierta en desarrollo, en innovación, en gestión moderna de recursos humanos, en gestión de las emociones y de los afectos, en potenciar la plenitud del ser humano, en integrar el EMBARAZO, EL PARTO, LA LACTANCIA MATERNA Y LA CRIANZA DE LOS NIÑOS PEQUEÑOS como prioridad del sistema. Que no discrimine la MATERNIDAD, sino que la saque a la calle, que la integre en sistemas productivos más humanos, sensibles, flexibles, alegres.
NECESITAMOS SER MÁS PERSONAS, y menos robots. !Y paradójicamente, ASÍ PODEMOS SER MÁS PRODUCTIVOS Y NO MENOS!
MATERNIDAD, ECOLOGÍA, ESPIRITUALIDAD. Eso es lo que va a cambiar el mundo.
¿ALGUIEN SE APUNTA CONMIGO A UNA HUELGA POR ESTAS CAUSAS?

Volver a la Portada de Logo Paperblog