Revista Economía

La indemnización por accidente

Publicado el 10 julio 2015 por Emarblanc

La indemnización por accidente


La indemnización por accidente es el dinero que las aseguradoras nos tienen que pagar como compensación o reparación por haber sufrido un accidente. Las aseguradoras nos lo pagan en nombre del causante del accidente, en caso de que este tenga un seguro que le cubra. En el caso de los accidentes de tráfico, todo el mundo está obligado a tener, por lo menos, un seguro a terceros que cubra esta indemnización por accidente.

¿Sabemos lo que es una indemnización?

Por indemnización se conoce la acción y efecto de indemnizar o indemnizarse.  En el derecho se habla de indemnización de daños y perjuicios como una  reparación de un daño o perjuicio causado.
En derecho administrativo se habla de indemnización por expropiación forzosa, cantidad que satisface la administración pública al propietario de un bien expropiado, y cuya cuantía se establece mediante el justi-precio pericial de tal bien.
En el derecho internacional se habla de indemnizaciones de guerra, que son las que comprenden los gastos realizados con motivo de las hostilidades y la indemnización de los perjuicios causados por el adversario, cuando el vencido ha sido considerado agresor.
En general, la indemnización de daños y perjuicios procede unas veces como sanción civil por el incumplimiento de un contrato; otras, como elemento integrante de la pena aplicable al delincuente, y otras constituye la efectividad de una obligación de afianzamiento, de seguro o de un deber legal. Este tipo de indemnización es la consecuencia primera y principal del incumplimiento de una obligación imputable al deudor. La compensación del daño causado (accidente de tráfico, lesiones por los accidentes, etc.) abarca no sólo el perjuicio realmente sufrido, sino el lucro dejado de obtener, y puede cumplirse restableciendo el estado que existiría de no haberse producido el acontecimiento causa del daño (reposición natural), o de una manera imperfecta (prestación de inte-rés pecuniario).
Es decir, en caso de que hayamos sufrido un accidente de tráfico, la indemnización que nos corresponda por un accidente debería cubrir también el lucro que hayamos dejado de obtener, esto sobre todo en caso de transportistas, por ejemplo, o todos aquellos que se ganen la vida con su vehículo, como comerciales autónomos, vendedores, etc.
Como vemos, la indemnización por accidente abarca mucho más que las simples lesiones que podamos tener. 


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas