Revista América Latina

La larga marcha hacia la Ciudad Comunal

Publicado el 21 abril 2021 por Jmartoranoster

 María Flores

La Comuna es la Vanguardia revolucionaria y popular, sobre la cual debiesen realizarse los más profundos análisis críticos de la realidad social, económica y política del país; y desde dónde proceder a identificar  problemas y necesidades existentes, para   a partir de allí se avanzar  soluciones, en aras de fundamentar los cimientos del nuevo tejido ecosocialista transformador de la sociedad venezolana.

Tal y como lo expreso el Comandante Chávez y reitera nuestro Presidente Nicolás Maduro, este proceso de transformación social sólo puede realizarse con base de la organización y movilización del pueblo y así  edificar la Patria nueva que  la fuerza consciente  de los jóvenes, mujeres y hombres y mujeres que hacen posible la existencia, la permanencia y la transcendencia de los ideales y principios de la Revolución Bolivariana.

Entonces, partimos de reencontrarnos como pueblo en nuestros territorios  para consolidar  Rol Histórico de  la organización popular de base, transcender lo numérico y promover la cualidad del  pensamiento y acción transformadora, que nos aseguran avanzar hacia formas de  autogobierno-local:

En palabras del comandante Chávez, es crucial…Volver a las Catacumbas del pueblo y construir las   Ciudades Comunales

La comuna es el núcleo duro y  fundamental de la sociedad e inmersos en ese sistema de agregación tener en cuenta los siguientes elementos:

  • Conciencia
  • Fuerza
  • Unión de los comunes
  • Producción
  • Autogobierno

Estos elementos dan paso a  relaciones sociales distintas, en las cuales la acción primordial  asumir la solución de  las necesidades comunes y  nuevas formas de vincularnos  con el entorno.

Es necesario avanzar un sistema de relaciones  humanistas que privilegien el encuentro comunitario para forjar nuestras identidades colectivas: a través de una cultura asamblearia; la formación política-ideológica; la recreación sana y prácticas lúdicas;  un sistema de protección integral;  y un modelo de educación Liberadora y Bolivariana, que incorpore activamente a la Juventud como la garantía de  continuidad del proceso revolucionario.

Así pues, llegamos a este 2021 con la celebración extraordinaria del Bicentenario de la Batalla de Carabobo, pero a su vez estamos llamados a formar parte del reto histórico de  crear  las Ciudades Comunales, en correspondencia  con  acción propia y cotidiana de lo que significa vivir en espacios de la unidad del pueblo y de lo común,  hacer Ley los sueños de muchos hombres y mujeres que dieron su vida por cambiar el mundo.

Hoy está dándose,  al calor del pueblo,  de una movida poderosa de la acción militante y sobre la base de  construir el nuevo modelo social y político de nuestra revolución, el debate de las “Ciudades Comunales”:

¿Cómo nos involucramos?, ¿En qué cambia mi entorno si decido formar parte de una Ciudad Comunal?

En el debate día a día sobre esas y otras interrogantes, desde el clamor popular se plantean demandas e ideas que nos lucen como principios irrenunciables, tales como:

La identidad colectiva de la Ciudad Comunal

La Transferencia de competencias real y concreta por parte de las alcaldías y gobernaciones a las organizaciones populares.

La consulta democrática (protagónica, participativa y vinculante) para cualquier toma de decisión. La demanda es la de consultar ampliamente al pueblo.

Y la propuesta que  resuena con mayor fuerza, es la del “Parlamento Comunal como máxima instancia de Autogobierno Popular”.

La idea, es continuar profundizando el debate sobre las Ciudades Comunales, internalizando el  el principio de que “La ciudad es un derecho” del pueblo, es decir que no es simple espacio a utilizar por intereses extraños y contrapuestos a una vida solidaria y digna.

No es el nombre o el espacio geográfico en sí mismo  lo que va determina que seamos una nueva Ciudad, sino las  formas de relacionarnos de acuerdos los valores solidarios y el encuentro con nuestras raíces fraternas, de cooperación e intercambio, del  vivir viviendo.

En palabras de Mariátegui: “No queremos, ciertamente, que el socialismo sea en América calco y copia, debe ser creación heroica. Tenemos que dar vida, con nuestra propia realidad, en nuestro propio lenguaje”. La Ciudad Comunal en Venezuela, no puede ser calco y copia de otras realidades, debe ser construida sobre la base de nuestras propias vivencias.

Venimos de los comités de tierra, salud, mesas técnicas de agua,  consejos Comunales, Comunas, movimientos sociales: de diversos modos de encontrarnos como pueblo que exigen de combatir día a día nuestras propias contradicciones políticas- ideológicas

Hoy estamos dando pasos agigantados para la construcción de un nuevo Sistema de Gobierno Político Popular, nos enrumbarnos hacia las ciudades comunales, es la divisa de este 2021.

La larga marcha hacia la Ciudad Comunal

Volver a la Portada de Logo Paperblog