Revista Belleza

La limpieza facial, ¿en cabina o en casa?

Por Chloe

Cuando la esteticién me pregunta cuándo fue la última vez que me hice una limpieza en cabina siempre tengo una laguna mental. En esta ocasión recordaba el tratamiento de microdermoabrasión que me regalaron para mi cumpleaños pero sabía que existía otra ocasión posterior en la que había pasado por cabina y no recordaba.
Limpieza facial en cabina: ¿sí o no?
Conozco chicas que se han hecho la primera limpieza facial con ocasión de su boda y muchas temen que les pase como cuando empezamos a arreglarnos las cejas y ya no podemos parar. Aunque la verdad, si la genética ha sido generosa contigo y te cuidas en casa, ¿por qué cambiar tu rutina? ¿qué te puede aportar?
En qué consiste el ritual en cabina:
- El diagnóstico de la piel: la experta la analiza y te pregunta cómo te cuidas y qué productos utilizas.
Limpieza facial en cabina: ¿sí o no?
- Desmaquillante en crema o gel retirado con esponjas húmedas de manera que la piel te queda fresquita y preparada para recibir el tratamiento posterior.
- Exfoliación con un suave masaje insistiendo en aquellas zonas rugosas que más lo necesitan.
- Vapor para abrir los poros y extraer la suciedad apretando ligerando con unos tissues (el secreto es que no te tienen que hacer daño al apretarte).
Limpieza facial en cabina: ¿sí o no?
En algunos centros te aplican posteriormente un aparato de alta frecuencia para calmar la inflamación y ayudar a cerrar los poros.
- Mascarilla mientras te relajas y con suerte podrás echar un sueñecito.
- Tras retirarte el producto cuando se ha secado: serum, crema y contorno mientras te realizan un masaje facial y cervical (hasta aquí te lo podías hacer tú en casa pero el masaje suele ser lo mejor del tratamiento). 
Limpieza facial en cabina: ¿sí o no?
En algunos centros te completan la higiene básica con la depilación de las cejas y el labio y al acabar te maquillan, aunque dependerá de lo completa que hagan la limpieza.
El resultado suele ser una piel más limpia, saludable, cuyos efectos puedes notar a partir del día siguiente.  
Personalmente, me cuido mucho en casa y no acudo a centros de estética por falta de tiempo pero me encantan los rituales de música suave, relajarme y dejarme hacer mientras me dan algún buen consejo.  
Y vosotras, ¿a favor o en contra de
las limpiezas faciales en centros de estética?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas