Revista Ciencia

La Luna: ¿es natural? o ¿es artificial?

Publicado el 11 julio 2014 por Eslabon Perdido Eslabon Perdido @PerdidoEslabon

La Luna: ��es natural? o ��es artificial?

Visto el conjunto de anomal��as de la Luna, muchos cient��ficos han determinado que de una manera u otra, la Luna tiene que haber sido puesta en ��rbita alrededor de la Tierra. Dos experimentados cient��ficos rusos, Mijail Vasin y Alexander Sherbakov, de la Academia Sovi��tica de Ciencias han elaborado una interesante teor��a que fue publicada en la revista sovi��tica Sputnik en los a��os 60. En resumen, estos dos cient��ficos afirman que la Luna no es un sat��lite natural de la Tierra, sino un inmenso planetoide hueco, realizado por alguna civilizaci��n muy avanzada y t��cnicamente preparada, y colocado en ��rbita alrededor de la Tierra hace muchos siglos. Aunque esta teor��a parezca descabellada, lo cierto es que explica, mejor que ninguna, muchos de los misterios de la Luna que vimos en la 1�� Parte. Expliquemos m��s detenidamente la idea de estos cient��ficos y luego repasaremos de nuevo los misterios de la Luna bajo la ��ptica de esta teor��a.

LA LUNA SATELITE ARTIFICIAL

Tradicionalmente se ha concebido el posible desarrollo de civilizaciones en otros cuerpos celestes como algo meramente exclusivo de su superficie olvidando que tambi��n en el interior se puede desarrollar la vida y que los vestigios de esa civilizaci��n, caso de haberse extinguido, no s��lo los podr��amos encontrar en la superficie sino que tambi��n hallarlos en su interior.

Como hemos visto, el origen de la Luna es uno de los problemas m��s complicados de la cosmogon��a y ninguna de las tres hip��tesis que barajan los cient��ficos y que ya vimos en la 1�� Parte, parece ser resolutiva. He aqu�� la hip��tesis propuesta por estos dos cient��ficos rusos, Mijail Vasin y Alexander Sherbakov. La Luna es un sat��lite artificial colocado en ��rbita por seres inteligentes hace miles de a��os. El tratar de determinar exactamente cu��ndo se llev�� a cabo esta grandiosa obra, qui��nes fueron sus autores y cu��l fue su finalidad est�� m��s all�� de la teor��a de estos cient��ficos, lo que s�� nos dicen, y es de l��gica, es que tuvo que ser una civilizaci��n muy desarrollada, m��s desarrollada que la nuestra.Si se va a lanzar un sat��lite artificial es recomendable hacerlo hueco. Al mismo tiempo ser��a ingenuo imaginar que alguien capaz de un proyecto espacial de esta categor��a lo iba a dejar vac��o por dentro. Parece m��s probable ���como afirman Vasin y Sherbakov��� que tengamos aqu�� una nave espacial muy antigua, cuyo interior conten��a combustible para las m��quinas, materiales y accesorios para los trabajos de reparaciones, instrumentos de navegaci��n, equipos de observaci��n y todo tipo de maquinaria���

En otras palabras, todo lo necesario para que esta ���carabela del universo��� sirviera como una especie de Arca de No�� de la inteligencia, quiz�� incluso como el hogar de una civilizaci��n que se enfrentaba a una existencia prolongada (miles de millones de a��os) y a largos recorridos por el espacio (miles de millones de kil��metros). Naturalmente, el casco de una nave de estas caracter��sticas, debe de ser super-resistente para poder soportar los golpes de los meteoritos y las agudas fluctuaciones entre el calor y el fr��o extremos. Probablemente ten��a una capa doble: la base, un denso armaz��n blindado de un espesor de unos 30 Km, y sobre ��l una cubierta menos compacta (una capa m��s fina, de unos 4,5 Km). En ciertas ��reas, donde se encuentran los ���mares��� y ���cr��teres���, esta capa superior es muy fina o incluso, en algunos casos, no existe. Como el di��metro de la Luna es de unos 3.250 kil��metros, si la miramos desde nuestro punto de vista aparece como una esfera con las paredes muy finas. Y, comprensiblemente, no est�� vac��a. Puede tener todo tipo de materiales y equipos en su interior. Pero la proporci��n mayor de masa lunar est�� concentrada en la parte central de la esfera, en su coraz��n, que tiene un di��metro de unos 3.100 Km. As�� pues, entre el fruto y la c��scara de esta nuez hay una distancia de unos cien kil��metros.

Este espacio estaba sin duda lleno de gases necesarios para la respiraci��n y para otros fines tecnol��gicos.Hasta aqu�� una breve introducci��n de esta hip��tesis que trata de explicar los misterios lunares. Pasemos ahora a analizar de nuevo los misterios de la Luna (vistos en las anteriores entregas) con las aportaciones hechas por Vasin y Sherbakov.

MISTERIO N�� 1: LUNA ANTINATURAL O CAPRICHO COSMICO

Hemos visto que los cient��ficos consideran enigm��ticos el tama��o y la ��rbita de la Luna, pero la teor��a de Vasin y Sherbakov es la m��s l��gica para explicar este misterio. Es decir, la Luna no es un capricho de la naturaleza ya que al ser un sat��lite artificial creado no est�� sometido a muchas de sus leyes.

MISTERIO N�� 2: COMBADURA INVEROSIMIL

Para que la Luna aguante su combadura sin romperse afirman los cient��ficos, debe de estar mantenida por algunas caracter��sticas internas poco corrientes, tales como una enorme fortaleza interior. Para los dos cient��ficos sovi��ticos un sat��lite artificial ser��a normalmente hueco y la resistencia de ese casco ser��a super-resistente para poder soportar las variaciones del espacio exterior. Ellos la describen as��: ���Probablemente ten��a una capa doble la base, un denso armaz��n blindado de un espesor de unos 30 Km, y sobre ��l una cubierta menos compacta, una capa m��s fina, de unos 4,5 Km��� .

MISTERIO N�� 3: LOS CRATERES LUNARES

Como sabemos, la mayor��a de los proyectiles que entran en la atm��sfera terrestre son destruidos por ella; no ocurre as�� en la Luna. Esto no explica la abundancia de cr��teres de la Luna con respecto a la Tierra. Si consideramos que la Luna ha viajado a trav��s del cosmos atravesando muchos sistemas, cinturones de asteroides, etc, habr�� estado sujeta a choques m��s frecuentes a��n que los de nuestra Tierra.Ya se trate de cr��teres causados por impactos de meteoros, ya por acci��n volc��nica, lo que asombra a los cient��ficos es su uniforme falta de profundidad. La teor��a sovi��tica opta por los impactos como causa y explica los hechos as��: ���Cuando el meteorito choca contra la cubierta exterior de la Luna, ��sta act��a como una capa amortiguadora de los golpes y el cuerpo extra��o tropieza con una impenetrable barrera esf��rica. De este modo, s��lo queda ligeramente ���abollada��� la capa de 30 kil��metros de planchas blindadas y la explosi��n se limita a lanzar trozos de la cubierta por el espacio, que recordemos, tendr��a unos 4,5 Km y que es la profundidad media de los cr��teres���.

MISTERIO N�� 4: LOS DESCONCERTANTES MARES DE LA LUNA;

Los mares se han explicado como inmensos oc��anos de lava endurecida. Pero la cuesti��n es: ��de d��nde vino esa lava? Un interior lunar muy caliente es una posibilidad, pero muchos cient��ficos sostienen que la Luna ha sido un cuerpo fr��o: que es demasiado peque��a para generar el tipo de calor necesario para producir esos oc��anos de lava fundida. Otros creen que fue bombardeada por extra��os meteoritos, asteroides y cometas que explotaron con el impacto, arrojando grandes cantidades de lava l��quida sobre la superficie, pero, ��c��mo justificamos el hecho de que la lava parece salir del interior del sat��lite?. Vasin y Sherbakov piensan que la lava derretida si sal��a del interior de la Luna, pero no como consecuencia de una acci��n volc��nica natural. Alguien, desde el interior preparaba ese material con aspecto de lava y compuesto a partir de rocas y materias del interior. Esta pasta era usada a modo de cemento para reparar los da��os causados por el impacto de meteoritos, produciendo enormes ��reas oscuras y circulares que son los mares de la Luna.

MISTERIO N�� 5: LOS ���MASCONES���

Atendiendo a lo que nos sugieren Vasin y Sherbakov sobre el origen de los mares de la Luna, se explica la presencia de esos mascones y las variaciones del campo gravitatorio como los restos del equipo t��cnico utilizado para la formaci��n y bombeo de este cemento reparador de la superficie. La concentraci��n de su peso bajo los ���mares��� lunares ser��a suficiente para explicar la fuerza de gravedad adicional de los mascones.

MISTERIO N�� 6:��POR QUE EL LADO MAS ALEJADO DE LA LUNA ES DIFERENTE DEL QUE DA A LA TIERRA?

Bajo la ��ptica de esta teor��a de los rusos podemos imaginar a la Luna en su viaje por el universo donde podr��a haber recibido una gran cantidad de impactos repentinos en una sola cara. Esto, sin embargo, no explica la ausencia de ���mares��� en ese lado oculto.

MISTERIO N�� 7: LA LIGEREZA Y BAJA DENSIDAD DE LA LUNA

Muchos estudios apuntan a que nuestra Luna est�� hueca en gran parte, y los cient��ficos sovi��ticos van m��s all�� y afirman que est��, no natural, sino artificialmente hueca. Vasin y Sherbakov se��alan que la baja densidad del material lunar se puede explicar por la estructura hueca de este astro, comparada con la de la Tierra.

MISTERIO N�� 8: SU ORIGEN

En relaci��n a la teor��a de la formaci��n de la Luna a partir de la misma nube de gases y hasta donde saben los cient��ficos, no existe raz��n alguna que explique que el material m��s denso se acumule en el objeto m��s grande, la Tierra, y el material menos denso prefiera acumularse en el objeto m��s peque��o. En relaci��n a la teor��a de la captura, los cient��ficos se preguntan c��mo una luna tan grande pudo aproximarse a la Tierra en el ��ngulo justo y a la velocidad adecuada para ser atrapada por la fuerza de gravedad y permanecer girando a nuestro alrededor. M��s misterioso todav��a es el hecho de que, una captura as�� tendr��a que haber dejado una ��rbita el��ptica pronunciada y como ya hemos visto, la ��rbita de la Luna es casi circular.La teor��a de los cient��ficos rusos nos dice que la Luna fue situada en esa ��rbita artificialmente por una civilizaci��n altamente desarrollada, esto explicaria no su origen en ��ltima instancia, pero s�� su peculiar tama��o y ��rbita. Hay que se��alar que Vasin y Sherbakov no afirman que su teor��a sea definitivamente correcta pero s�� es verdad que hemos visto que con ella se pueden explicar muchos de los enigmas lunares que hoy en d��a los cient��ficos ortodoxos y dogm��ticos no pueden explicar y que, de esta manera, constituyen un freno para el desarrollo de la Ciencia. Vasin y Sherbakov concluyen su teor��a con las siguientes palabras: ���Creemos que las cuestiones que hemos planteado en relaci��n a nuestra Luna proporcionan base suficiente para considerar seriamente el asunto; el resultado puede ser la clarificaci��n de muchos misterios lunares. Ahora, naturalmente, tenemos que esperar hasta encontrar pruebas directas que apoyen nuestra teor��a. O que la invaliden. Probablemente no ser�� una larga espera���Desconozco si dichas pruebas a favor o en contra de esta teor��a se han producido, lo que est�� claro es que la base de la misma es suficiente para ser considerada en serio. Esta teor��a fue enunciada hace muchos a��os y en lo que s�� se equivocaron fue en el tiempo de la espera ya que a��n hoy, en el siglo XXI, seguimos esperando. Esta idea de la Luna como sat��lite artificial fue tambi��n se��alada por el astr��nomo Vladimir Koval que en 1981 en la revista ���Juventud y Tecnolog��a��� public�� un art��culo que afirmaba que la Luna era el legado de una civilizaci��n extraterrestre antigua.El astr��nomo Vladimir Koval hac��a referencia a la similitud de la Luna con otros sat��lites de Saturno y J��piter y bas��ndose en esta similitud propon��a situar el origen de la Luna en una ��rbita entre Marte y J��piter en la cual, conforme a la regla de Titus-Bode deber��a hallarse el ���desaparecido��� planeta Faet��n. Las condiciones de formaci��n de cuerpos celestes en dicha zona eran tales que todos ellos se hab��an formado como ���hermanos gemelos��� y afirma Koval que la aparici��n de la Luna tuvo influencias en la Tierra, provocando cambios clim��ticos, inundaciones catastr��ficas, terremotos y extra��os desplazamientos de los polos magn��ticos y geogr��ficos.

LA INFORMACION APORTADA POR EL PROYECTO APOLLO

Los seis vuelos a la Luna han producido abundante material informativo: unos 415 kilos de rocas y suelo lunar y m��s de 30.000 fotograf��as. Unas de las conclusiones a las que podemos llegar es que, toda la informaci��n descubierta por la NASA apoya la teor��a sovi��tica de Vasin-Shervakov.

LA EDAD DE LA LUNA

Las rocas m��s antiguas descubiertas en la Tierra se hallaron en Groenlandia. Datan de hace 3.700 millones de a��os (m.a.). La primera roca que Neil Armstrong recogi�� despu��s de alunizar en el Mar de la Tranquilidad tiene m��s de 3.600 m.a. Pero otra de las rocas recogidas en esa misi��n databa de 4.300 m.a., otra 4.500 m.a.. Y una de las muestras de suelo recogidas por el Apollo 11 parec��a tener 4.600 m.a.: pr��cticamente la misma edad que los cient��ficos creen que tiene la Tierra y el mismo sistema solar. Pero la NASA no reconoce oficialmente que ninguna de las rocas lunares tenga m��s de 4.500 m.a. Sin embargo, existen otros informes.Seg��n Sky and Telescope, (Cielo y Telescopio, revista astron��mica), en la Conferencia Lunar de 1973 se revel�� que una de las rocas lunares ten��a 5.300 m.a. Otro informe, basado en el sistema de dataci��n del potasio-arg��n asegura que ���algunas de las rocas arrojan una inaceptable edad de 7.000 m.a.���. Y todav��a hay otro informe que asegura: ���Dos de las rocas del Apollo 11 datan de hace 20.000 m.a., estas edades parecen imposibles ya que cuadruplican la de nuestro planeta y de todo el sistema solar���. Si la edad de alguna de estas rocas es exacta, significa que la Luna, definitivamente, vino de fuera de nuestro sistema solar y como ya hemos visto, es muy improbable que pudiera ser captada naturalmente por la Tierra. Evidentemente, las implicaciones de estas cifras junto a la posible veracidad de la teor��a de Vasin- Sherbakov van m��s all�� de lo imaginable.Las edades conflictivas de las rocas y del suelo lunar. Los cient��ficos se asombran al encontrar rocas que estaban juntas y presentaban una enorme diferencia de edad, aunque lo que les perturb�� realmente fue la contradictoria edad de las muestras del suelo y del polvo lunar. Los fragmentos de roca ten��an una composici��n qu��mica determinada mientras que el polvo lunar presentaba otra completamente distinta hall��ndose incluso varios tipos de amino��cidos como alanina y glicina. Pero las rocas tampoco eran en s�� homog��neas. La roca 13 ( N�� 12013), tra��da por el Apollo 11, parec��a arrojar una antig��edad de 4.500 m.a.

El Dr. Paul Gast, jefe de las Divisiones Cient��ficas Lunar y Terrestre de la NASA, dijo que esta roca era ���un revoltijo, un bizcocho de m��rmol���, debido a la variedad de sus componentes de diversas edades y composici��n qu��mica. La mayor��a de las rocas recogidas en el primer alunizaje daban 3.600 millones de a��os, pero el suelo sobre el que estaban parec��a tener 4.600 millones de a��os. En las pruebas de la expedici��n Apollo 12 aparecieron las mismas contradicciones.Tambi��n es cierto que los expertos averiguaron, por los an��lisis qu��micos del suelo, que el polvo lunar no proven��a de las rocas que le rodeaban, sino de alg��n lugar diferente. Estas aparentes extra��ezas pueden tener una explicaci��n bajo la ��ptica de la teor��a de Vasin y Sherbakov que admiten que la Luna haya podido atravesar en su viaje por el universo distintas ���zonas cronol��gicas��� y recoger rocas y part��culas de rocas en forma de meteoritos y micrometeoritos.Alguna de las rocas lunares que los astronautas del Apollo trajeron a nuestro planeta ten��an 10 veces m��s titanio que la roca terrestre m��s rica en ese elemento. Las rocas lunares contienen oxido de titanio en un 12 %, en las rocas terrestres, por otro lado, la presencia de este oxido es de 4,3 %. El titanio es usado entre otras cosas en la industria aeroespacial.Tanto el titanio como otros elementos analizados en las rocas lunares tienen un punto de fusi��n muy alto. Seg��n Vasin y Sherbakov estos materiales proporcionar��an una cubierta protectora muy s��lida para la parte interior de la Luna.

��Qu�� es lo que puede haber producido un calor suficiente para fundir estos elementos met��licos y amalgamarlos en las rocas? La Luna contiene gran cantidad de elementos que en la Tierra son raros. Algunos elementos hallados en la Luna nunca se hab��an encontrado en la Tierra en estado natural, como el uranio 236 y el plutonio 237.En una publicaci��n cient��fica (Science News, 16 de agosto de 1969) se afirm�� que la superficie exterior de la Luna conten��a titanio, circonio e itrio en cantidades mayores que las estimadas en la actualidad para las rocas terrestres o, en general, para el universo. Tambi��n se han encontrado minerales desconocidos como es una especie de silicato de titanio-hierro-circonio con cantidades menores de otros 8 elementos, como el aluminio y el sodio. Tambi��n se encuentra en las rocas lunares lat��n, que como aleaci��n no existe en la naturaleza siendo un producto de la actividad humana, al menos en la Tierra.El contenido de hierro parece muy alto en los mares y en una capa bajo la superficie. Todo este estudio mineral de la Luna tan s��lo se basa en unos 380 kilos de rocas recogidas en lugares muy concretos del sat��lite. Los cient��ficos han llegado a la siguiente conclusi��n: ���La composici��n de la Luna no es en absoluto la que deber��a ser si se hubiera formado en la ��rbita actual alrededor de la Tierra���. Los elementos que la componen son demasiado diferentes. El Dr. D. L. Anderson, profesor de Geof��sica y director del Laboratorio Sismol��gico de Caltech, ha dicho en relaci��n a la extra��a composici��n mineral de la Luna que, ���parece estar hecha al rev��s���. Si la teor��a sovi��tica de un mundo hueco es correcta, al haber sacado sus materiales interiores durante el proceso de vaciado, la Luna, para nuestros cient��ficos parecer��a, efectivamente, un mundo hecho al rev��s. El hecho de que tenga, adem��s, poco hierro excepto en una capa bajo su superficie, y que adem��s de este mineral est�� presente el titanio y otros elementos similares en los mares, corrobora la tesis sovi��tica de que esta civilizaci��n avanzada antigua utiliz�� estos materiales en la formaci��n del casco interno de su ���nave espacial��� y en los parches exteriores para reparar la superficie.

LAS DESCONCERTANTES BANDAS Y BLOQUES DE HIERRO DEL INTERIOR DE LA LUNA

Tanto los mares como una espesa capa situada bajo la corteza son ricas en hierro. Seg��n los informes de los estudios s��smicos sobre la Luna, se afirma que all�� existen una serie de cinturones de ���actividad��� de al menos 1.000 Km de largo y otros 1.000 Km de profundidad. Unas de las posibilidades barajadas es que estos cinturones est��n constituidos por bloques encajados de hierro, pero, ��c��mo explicamos esta formaci��n ���natural��� de 1.000 kil��metros de bloques perfectamente alineados?.

LAS EXTRA��AS VIBRACIONES QUE DURAN HORAS REGISTRADAS EN LA LUNA

Durante la expedici��n del Apollo 12 se colocaron varios sism��grafos muy sensibles en la superficie lunar. Cuando el cohete Saturno del Apollo 13 choc�� contra la superficie de la Luna produciendo un impacto similar al de 11 toneladas de TNT, los sism��grafos registraron una vibraci��n de 3 horas y 20 minutos que llegaba a una profundidad de 35 a 40 Km. Los cient��ficos quedaron perplejos por este singular fen��meno. Si los cient��ficos rusos est��n en lo cierto al afirmar que la Luna posee un casco met��lico, estas vibraciones eran las que pod��an esperarse l��gicamente.Otros ensayos de este tipo pusieron de manifiesto que la Luna reacciona ante los impactos como una campana produciendo un agudo ���gong��� que es registrado por los sism��grafos. Un observador cient��fico sostuvo que estas pruebas demuestran con seguridad que la Luna no tiene un centro de lava fundido.

LA ESPESA CAPA EXTERIOR DE LA LUNA

Seg��n los an��lisis llevados a cabo tras el impacto de un meteorito ocurrido el 13 de mayo de 1972 sobre la superficie lunar, se determin�� que el espesor de la corteza es de unos 60 Km, el doble del espesor medio de la corteza de cualquiera de los continentes de la Tierra. Ser��a imposible para la Luna haber producido tal cantidad de lava sin deshacerse por completo.

LA COMBADURA MISTERIOSA DE LA CARA OCULTA DE LA LUNA

La Luna es asim��trica y la combadura existente es 16 veces mayor de lo normal que se podr��a explicar por la fuerza de gravedad de la Tierra, y parad��jicamente, est�� adem��s en la cara oculta de la Luna. Dicha combadura supone que el lado oculto de la Luna tiene una altura de 6 a 9 Km m��s que la otra cara. Otros de los misterios de esta combadura es la fuerza que debe poseer la Luna para poder soportarla. Si volvemos a imaginar la Luna como una nave espacial podemos pensar que pasar��a alrededor de otros mundos y estrellas con fuerzas de gravedad mayores causando estas asimetr��as pero la gran fuerza interior de su casco impidi�� su rotura, pero dej�� esa combadura imposible de mantenerse en unas condiciones lunares normales.

EL DESCUBRIMIENTO DE AGUA EN ESTE MUNDO TAN SECO COMO EL POLVO

Los instrumentos instalados sobre la Luna por las misiones Apollo empezaron a detectar grandes erupciones de nubes de vapor de agua que cubr��an una zona de m��s de 150 Km2 de la superficie de la Luna. El informe fue presentado por dos f��sicos de la Universidad de Rice, el Dr. John Freeman Jr. y el Dr. H. Ken Hills.Sin embargo, los cient��ficos de la NASA afirmaron que las nubes de agua proven��an de los dos dep��sitos de agua de uno de los m��dulos lunares Apolo que se hab��an quedado en la superficie. Cada uno conten��a entre 30 y 50 litros de agua. ��Esos peque��os recipientes hab��an producido una cantidad de vapor que cubr��a 150 Km2 y que hab��a durado unas 14 horas!. Ante la insistencia del equipo que hab��a detectado esta emisi��n de gas y que para nada daba como cierta la explicaci��n de la NASA, se dio otra nueva explicaci��n: la nube de vapor de 150 Km2 era consecuencia de la orina de los astronautas ca��da el 14 de agosto desde el m��dulo de mando. Dicha orina habr��a estado en ��rbita lunar varias semanas hasta descender sobre la superficie, donde al fin hab��a sido detectada. ��Vaya perogrullos de cient��ficos tiene la NASA!. La cuesti��n del agua en la Luna continu�� cuando los astronautas de la expedici��n Apolo 16 trajeron rocas que parec��an estar herrumbrosas y se descubri�� que conten��an hierro oxidado; toda oxidaci��n requiere oxigeno e hidr��geno, as�� como hierro y agua.Los cient��ficos rusos Vasin y Sherbakov afirman que la Luna tiene ��reas huecas rellenas con gases que forman una ���atm��sfera��� interior. Estos gases, al escapar por grietas podr��an formar las nubes de vapor vistas en la Luna.

LAS IMPOSIBLES ZANJAS EN LA LUNA

Otro misterioso rasgo de la Luna son los tortuosos y extra��os causes que han sido descritos por alguien como ���canales lunares���. Su origen sigue siendo un misterio. Una de las expediciones Apolo se envi�� al cauce de Hadley, un extra��o Gran Ca��on de 1 Km y medio de ancho y 450 metros de profundidad. Esta zanja se habr��a formado por el impacto de un asteroide muy grande que adem��s habr��a elevado el terreno hasta la formaci��n de las monta��as Hadley, m��s altas que el Everest terrestre. Lo curioso de estas monta��as, y que pone en entredicho la teor��a del asteroide, es que parec��an estar formadas por varias capas superpuestas y la pregunta de los cient��ficos fue, ��c��mo puede formarse una monta��a capa tras capa cuando se pensaba que hab��a emergido a causa del proyectil que formo la cuenca Ibrium hace miles de millones de a��os?.

EL DESCONCERTANTE MAGNETISMO DE LA LUNA

Los primeros experimentos sobre el campo magn��tico de la Luna indicaban que no exist��a o que era muy d��bil, pero las rocas lunares de los sucesivos vuelos Apolo probaron lo contrario, ya que dichas rocas conten��an ���campos magn��ticos fosilizados���, demostrando que la Luna hab��a pose��do o, al menos, hab��a cruzado por un campo magn��tico global de considerable fuerza. La explicaci��n posible de que la Luna pudo adquirir su magnetizaci��n de la Tierra no es posible porque seg��n se��ala Earl Ubell, ���si la Luna estuvo alguna vez tan cerca de la Tierra como para que el campo magn��tico de ��sta pudiera magnetizar sus rocas, los dos cuerpos habr��an estado tan cerca que la Luna hubiera estallado bajo la acci��n de la fuerza de gravedad terrestre���. Cabe se��alar que, seg��n algunos estudios, las pruebas m��s convincentes de magnetismo aparecen en el lado oculto, el mismo que tiene la combadura.

��HA ESTADO LA LUNA SIEMPRE SOBRE NOSOTROS?

Es posible que la Luna no haya estado siempre donde est��. Arist��teles nos dice en su Constituci��n de Tages que los b��rbaros pelasgos, habitantes originarios de Arcadia antes de la llegada de los griegos, ten��an derecho a la tierra por el hecho de ���estar habit��ndola antes de que la Luna apareciera en los cielos���. A causa de esto, los primeros griegos les llamaron proselenos, que quiere decir anteriores a Selena, diosa griega de la Luna. Plutarco escribi�� en la Historia romana : ���Estos eran los arcadios, seguidores de Evander, el llamado pueblo prelunar���. Otros antiguos escritores aluden tambi��n a una ��poca en la que no exist��a ninguna Luna en los cielos. Apolonio Rodio menciona la ��poca ���en la que todos los astros no estaban todav��a en el cielo������. Los asirios se refer��an a la ��poca del dios de la Luna como a la m��s antigua que se recuerda; antes de que otros dioses planetarios dominaran el mundo, la Luna era la Deidad Suprema.

El Dr. Velikovsky se��ala que existen asimismo referencias en la Biblia cristiana ���a los tiempos anteriores a la existencia de la Luna���. De manera similar, en Salmos 72, 5 esta escrito: ���Tu eras temido desde [ la ��poca de] el Sol y antes [de la ��poca] de la Luna, una generaci��n de generaciones���.Las tradiciones de diversos pueblos ofrecen testimonios corroborantes de que en los primeros tiempos, pero dentro de los recuerdos de la humanidad, la Luna no acompa��aba a la Tierra.

Hemos expuesto anteriormente los extraordinarios problemas de mec��nica celeste relacionados con la teor��a de la captura y la dificultad de explicar la casi perfecta ��rbita circular actual de la Luna. Por lo tanto la captura no pudo ser natural. Puede que Vasin y Sherbakov no acierten al ciento por ciento con su teor��a, pero tambi��n pudiera ser que se hayan acercado mucho a la verdad.

Sin duda, las evidencias aportadas por uno y otro lado acercan m��s que alejan a esta teor��a de su posible veracidad.

Fuente: Planeta Enigm��tico.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista