Revista Cultura y Ocio

'La marca del meridiano', de Lorenzo Silva

Publicado el 04 febrero 2013 por Carm9n @Carmenyamigos
'La marca del meridiano', de Lorenzo Silva
¡Hola, [email protected]!
Vengo ya con el último título de esta 1ª Semana de Novela Negra. Pero si os gusta este género, no os preocupéis, en cuestión de días habrá más. De hecho, ya he seleccionado los siguientes libros para la 2ª Semana. Pronto os los enseñaré.
Pero vamos a lo que vamos, que es ni más ni menos que con don Lorenzo Silva. En casa se le trata de don desde hace tiempo, desde las primeras entregas de la serie de Bevilacqua y Chamorro, Rubén y Virginia para los amigos. Y ya van unos años...
Con esta nueva novela, La marca del meridiano, el autor ha conseguido el Premio Planeta de esta última edición. La editorial ha sido muy inteligente otorgándole el galardón ya que, gracias a Silva, estos premios han logrado recuperar parte del prestigio y credibilidad perdida. Muchos hemos sido, creo, los que nos hemos reconciliado en parte con estos premios al ser Lorenzo Silva el galardonado.  
Y sin embargo y a pesar de todo, temía, si os soy sincera, que esta última entrega de la serie me fuese a decepcionar. Quizá por el premio, no sé. Pero ya os digo que los temores eran totalmente infundados. La marca del meridiano es una magnífica novela

'La marca del meridiano', de Lorenzo Silva

Lorenzo Silva (Madrid, 1966)

Es una novela que se encuadra, obviamente, en el género de novela negra y, sin embargo, no es solo eso. Tiene una trama policial muy bien urdida que atrapa, pero lo que hace la novela, a mi humilde entender, particularmente atractiva- sin mencionar la, por [email protected] conocida, maestría como escritor de Lorenzo Silva- es el lado humano, las historias y relaciones personales que se establecen en la novela y la personalidad de Bevilacqua, por supuesto.
A Bevilacqua, Vila, que acaba de pasar por una época "peligrosamente colindante con la tentación de pedir la baja en el Cuerpo" y ahora "atravesaba un período de llamémosle resignación filosófica", le informan, un día de octubre de 2011, de que el cuerpo de Robles, subteniente en la reserva, había aparece ahorcado en un puente. Como se comprobará más tarde, había sido cruelmente torturado. Robles. El viejo Robles.
"Uno, en este mundo desquiciado en el que nos ha tocado vivir, está más o menos habituado a ver cadáveres suspendidos de la baranda de un puente (...) Lo que uno no suele esta preparado para asumir es que el puente en cuestión se encuentre a tres horas de coche. Y lo que se le hace demasiado a cualquiera, profesional o no, es que la persona ahorcada, con los ojos vacíos y los miembros desvencijados, sea una a la que contaba entre sus amigos."
Sobre los entresijos de la investigación no diré nada para no estropear posibles lecturas, pero sí quisiera incidir en lo que es para mí la esencia de la novela: el inevitable e inexorable paso del tiempo, la madurez. Esa marca del meridiano del título se refiere inicialmente al punto por el que pasa imaginariamente el meridiano de Greenwich en la carretera Madrid-Barcelona. Pero ese meridiano representa sobre todo- además de ser  una metáfora de esa sutil línea que separa el Bien del Mal, más fácil de cruzar de lo que imaginamos- la división entre el largo trazo que finalmente dibujan, pasados los años, el presente y el pasado- el ayer y el hoy- y el surco a recorrer del breve futuro.
'La marca del meridiano', de Lorenzo Silva
La marca del meridiano es una novela nostálgica y melancólica. Bevilacqua echa constantemente la vista atrás. Ese recorrido ya realizado, ese pasado, es lo que es, ya nada se puede cambiar. Asumirlo y tirar para adelante es lo único que queda por hacer. Son muy frecuentes las referencias de Bevilacqua a su edad- anda ya por los 48-, a la de los demás, a esa sensación de que este mundo medio loco se le escapa de las manos, que ya no es el suyo... e incluso llega a vislumbrar 
"la estampa anticipada de un futuro ya no tan lejano. Un futuro sin mí (...)"
Pero afortunadamente aún queda Bevilacqua para rato- eso al menos espero- y quizá en esta novela ya se intuye un hilo argumental del que se pueda tirar en la siguiente historia.
Si os gustó la serie disfrutaréis mucho esta novela. A mí, desde luego, me ha encantado. Pero, si todavía no os habéis estrenado con Bevilacqua, os recomendaría que leyeseis las novelas en orden para poder conocerlo y entenderlo realmente. Vale la pena.
¿Te animas? 
¡Gracias por vuestros comentarios! Nos leemos...

'La marca del meridiano', de Lorenzo Silva

Marcapáginas 182



Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista