Revista Ciencia

La muchacha persa

Publicado el 15 julio 2017 por Icmat

Comparto este texto que guardaba para otros propósitos, todavía impactado por el fallecimiento de Maryam Mirzakhani. Descanse en paz la muchacha persa.

Agosto de 2014, una joven mujer pasea por el centro de convenciones COEX en Seúl; enormes ojos azules y grises, y a su lado, su hija, una niña de tres años, Anahita. Es Maryam Mirzakhani, la muchacha persa que viajó con 23 años a Harvard para hacer su tesis doctoral y es ahora profesora en Stanford. Maryam ha ganado la medalla Fields, y se ha convertido ya en leyenda viva al ser la primera mujer en conseguirlo.

Imagen de previsualización de YouTube

Cuando iba al colegio pasaba por una calle llena de librerías en las que no podía hojear los libros maravillosos que llenaban los escaparates. Pero la niña que soñaba con ser escritora se convirtió en matemática. Aunque sus ambiciones no cambiaron, solo los protagonistas, las superficies en su nueva vida. Maryam dice que la investigación matemática es como una novela, con personajes diferentes que vas conociendo cada día mejor, pero a veces vuelves a leerla y es completamente diferente a la primera impresión.

Maryam ha descubierto fascinantes estructuras de las superficies hiperbólicas, que una por una son elusivas, pero todas a la vez (el moduli) proporcionan las respuestas deseadas. Las superficies hiperbólicas son las generalizaciones de la geometría no euclidiana descubierta por Bolyai, Gauss, y Lobatchevski. Así, rellena inacabables papeles con dibujos de toros, y de esferas en las que borra o añade asas. Maryam también ha desentrañado algunas de sus conexiones con la física teórica y otras ramas de las matemáticas. Ha viajado muchas veces por caminos sin señalizar y sin metas a la vista, y a pesar de ello ha alcanzado las cimas de algunas colinas a lomos de su extraordinaria intuición geométrica.

Maryam es suave, rezuma empatía y humildad; cuando recibió un correo electrónico comunicándole que había ganado la medalla Fields creyó que era un hacker.

La muchacha persa

Maryam cuando era una niña

Aquella muchacha cuya única ambición era leer cada libro que cayera en sus manos ha derribado una muralla y se ha convertido en un símbolo, un símbolo para la liberación de la mujer en un mundo que la margina. Maryam, que ha tenido que combatir el cáncer, tan frágil pero tan fuerte.

———

Manuel de León (CSIC, Fundador del ICMAT, Real Academia de Ciencias, Real Academia Canaria de Ciencias, ICSU)


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista