Revista Arte

La nación Yanomami

Por Nuevemusas

Es en Venezuela, en la frontera con Brasil, en donde se encuentra el 75% de la población y está conformada por varios subgrupos que hablan lenguas distintas de la familia yanoama pero se entienden entre ellos.

La nación Yanomami

Viven en agrupaciones familiares y en aldeas con estructura circular y techo comunitario. Lase construye con palma en torno a una plaza central. Practican la poligamia y monogamia indistintamente pero la mayor parte de los "matrimonios" se realizan entre miembros de la misma comuna.

Pueblo cazador y pescador, utilizan el curare para las puntas de flecha y acostumbran a desplazarse para conseguir sus cultivos principalmente de plátano y malanga.

La nación Yanomami

Tanto los hombres como las mujeres visten con absoluta austeridad; los hombres con una cuerda de algodón en la cintura que se ramifica para sujetar el prepucio, las mujeres algo de pintura por el cuerpo, un collar y pendientes.

Es común la práctica de comer las cenizas de los cuerpos incinerados de sus familiares ( endocanibalismo), trituran los huesos antes porque piensan que en ellos reside la energía del fallecido.

La nación Yanomami

La gran amenaza para este milenario pueblo, es ejercida por los buscadores de oro y los terratenientes ganaderos que invaden y deforestan su hábitat. Yuri Leveratto apunta:

"La entrada de aproximadamente 40.000 garimpeiros a partir de 1990 en el territorio indígena Yanomami es un problema serio. En efecto, los buscadores de oro son violentos y resueltos en su objetivo, sin preocuparse por el ambiente y sin respetar la vida de los indígenas. Otros opinan, en cambio, que las demarcaciones de inmensas áreas indígenas (mucho más grandes de lo que una pequeña población autóctona pueda necesitar) son muy extrañas. No sólo el área indígena Yanomami, sino también otras áreas indígenas amazónicas, desproporcionadas respecto a la escasa población de nativos, cerradas a cualquier periodista o investigador externo, serían, de esta manera, zonas controladas no por el gobierno federal sino más bien por organizaciones externas que podrían efectuar investigaciones de todo tipo (mineras, biodiversas, de explotación hídrica), sin interferencias externas, siempre con la dócil aprobación de indígenas ingenuos y fácilmente corruptibles".

Fotografías © Alfredo Cedeño


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas