Revista Ciencia

La Nube de Oort 1

Por Marathon

La Nube de Oort 1

La Luna y el cometa Hale-Bopp (a la derecha) sobre las pirámides de Egipto en 1997
Es común pensar que el sistema solar termina con la órbita de Plutón. Sin embargo, el campo gravitatorio del Sol se extiende mucho más allá, a más de 3000 veces la distancia de Plutón, a mitad de camino de las estrellas más próximas. Y ese espacio no está vacío sino que es una enorme reserva de cometas. Esta reserva recibe el nombre de Nube de Oort.
Podría decirse que la Nube de Oort es la "Siberia del sistema solar", una vasta y fría región que poblada de los exiliados del imperio solar, permaneciendo vagamente bajo su autoridad. La temperaturas de esta región son de tan sólo 4 grados por encima del 0 absoluto, es decir unos - 269º C. Los cometas que pueblan esta región están alejados entre sí típicamente decenas de millones de kilómetros. Desde la Nube de Oort el Sol, aunque continúa siendo la estrella más brillante del cielo tiene apenas el brillo del planeta Venus visto desde la Tierra.
En realidad nunca hemos "visto" la Nube de Oort. Más bien debemos inferir su existencia y propiedades por los efectos físicos que podemos observar. Lo que observamos de hecho, es un goteo constante de cometas procedentes de esa región que hacen su aparición en el sistema solar interior. La existencia de la Nube de Oort responde a la pregunta de: ¿de dónde vienen los cometas?
Aristóteles especulaba en el siglo IV antes de Cristo que los cometas eran nubes altas de gas luminoso en la atmósfera de la Tierra. Sin embargo, unos siglos más tarde el filósofo romano Séneca sugirió que se trataba en realidad de verdaderos cuerpos celestes, que viajaban por el firmamento a lo largo de sus propias trayectorias. Tuvieron que pasar 15 siglos hasta que el astrónomo Danés Tycho Brahe resolviese la controversia, Brahe comparó varias observaciones del cometa de 1577 desde varios puntos distintos de Europa. si el cometa hubiera sido un fenómeno atmosférico como defendía Aristóteles, hubiera tenido una posición diferente en cada lugar con respecto a las lejanas estrellas. Como Brahe no pudo observar ningún cambio concluyó que el cometa se encontraba más allá de la Luna.
Continuará...


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog