Revista Cine

“La Pasión de Cristo”: La divina humanidad

Publicado el 21 marzo 2013 por La Mirada De Ulises

La proximidad de la Semana Santa es una buena ocasión para volver sobre alguna película de cine religioso. En esta ocasión, la elegida es “La Pasión de Cristo” dirigida por Mel Gibson. Hay gente que, cuando se estrenó, se sintió molesta por las escenas duras y sangrientas que mostraba. No les faltaba razón porque hay pasajes que producen el mismo dolor que muestran, y también porque algún detalle truculento podría haberse evitado sin perjuicio del resultado final. Sin embargo, hay una perspectiva que destaca sobre todas las demás, y es el carácter humano de los personajes  y sus tiernos sentimientos -sobre todo de Jesús y María-, que afloran a la hora de la Cruz y también cuando las fuerzas de Jesús niño flaqueaban.

 “La Pasión de Cristo”: La divina humanidad

En la escena que ahora recojo queda reflejada la sintonía y amor entre Madre e Hijo, como no podía ser menos. Son momentos de debilidad y dolor, y entonces la cercanía de un ser querido se hace necesario para seguir adelante. A la flaqueza de Dios -niño u hombre- le sostiene el vigor y entereza de una Mujer, que se convierte en modelo para todas las Madres. Gibson nos lo muestra con un montaje paralelo que combina una escena de la infancia con otra del via crucis. En ambas, Jesús se cae y María acude presurosa en su ayuda, como si la historia se repitiese para volver a vivirla una vez más pero como algo nuevo. Y también, en las dos ocasiones, se destaca el sentido de humanidad de un Jesús (Jim Caviezel) que no puede mantenerse en pie, y el de María (Maia Morgenstern) que le vuelve a decir que ella siempre está a su lado para sostenerle.

 “La Pasión de Cristo”: La divina humanidad

Aparentemente, no hay trascendencia en la escena pues los protagonistas podrían haber sido cualquiera de los habitantes de Jerusalén. Sin embargo, lo que da fuerzas a uno y a otro es la conciencia de su misión y la confianza de estar haciendo lo que el Padre les pide. Por eso, en ese encuentro camino de la Cruz, bien podría decirse que asistimos a una manifestación suprema de humanidad y también de divinidad. Y por eso, sin palabras, ellos se entienden y nosotros también, porque comprendemos lo que supone el amor de un hijo y una madre, de un hijo y un padre.

 Imagen de previsualización de YouTube

En las imágenes: Fotogramas de “La Pasión de Cristo” – Copyright © 2004 Marquis Films e Icon Entertainment International. Distribuida en España por Aurum. Todos los derechos reservados.

  • “La Pasión de Cristo”: el Hijo y la Madre, según Mel Gibson
  • “La última cima” o lo sagrado hecho real
  • Los pasos de cine de Semana Santa
  • Algunas recomendaciones del cine de mayo
  • “El castor (The beaver)”: Bricolaje a la soledad

Publicado el 21 marzo, 2013 | Categoría: 8/10, Años 2000 / 2005, Drama, Opinión, Religioso, Secuencias, USA independiente

Etiquetas: Jim Caviezel, La Pasión de Cristo, Maia Morgenstern, Mel Gibson


Volver a la Portada de Logo Paperblog