Revista Espiritualidad

La técnica espiritual de la meditación

Por El Despertar Sai @ELDESPERTARSAI
LA TÉCNICA ESPIRITUAL DE LA MEDITACIÓN
Bhagavan Sri Sathya Sai Baba
(Discurso Divino del 28 de marzo de 1975)
La técnica espiritual de la meditación mencionada en el Bhagavad Gita no puede resultar beneficiosa en ausencia de una alimentación sátvica completa que nutra al cuerpo entero con vistas, sonidos, olores y sensaciones táctiles sátvicas.
En caso contrario no representa sino una mera pose.
La meditación ha degenerado hoy en día en un pasatiempo en boga y de buen tono. No obstante, habrían de captarse claramente el verdadero sentido y la significancia de la meditación, con el objeto de evitar las trampas y peligros que son inherentes a su práctica incorrecta.
Las restricciones son necesarias para el bienestar de los seres humanos. La limitación del alimento y el alimento sátvico son fundamentales para el progreso espiritual. Y este tipo de alimento deberá proporcionarles satisfacción a todos los órganos sensoriales.
Hay algunas técnicas modernas de meditación que sostienen alcanzar de manera instantánea el Nirvikalpa Samadhi. Aquí se confunde la meditación con una temporal liberación de preocupaciones.
Si se requiriera de este tipo de anestesia, bien podría uno también embriagarse con licor.
La meditación no representa un estado de ebriedad o de amnesia: constituye un estado de identificación completa con el objeto de meditación de uno.
Representa un estado de total empatía espiritual. En la actualidad se están popularizando muchos métodos artificiales y distorsionados de meditación. Los estudiantes deben mantenerse alertas al respecto, porque ninguno de ellos es provechoso y todos son potencialmente peligrosos.
Hay tres gunas: satva, rajas y tamas. Hay tres ojos: los dos ojos físicos y el invisible ojo espiritual. Hay tres tiempos: el pasado, el presente y el futuro. Y hay tres mundos.
Al aspirante espiritual se le concede la unidad de todas estas tríadas durante su estado trascendental en la meditación. Pecado y pesares son aniquilados. A través de la meditación y la completa entrega se llega a experimentar el Sat Chit Ananda (Existencia Conciencia Bienaventuranza).
Esto constituye la esencia de la meditación. Hay una serie de ritos y rituales que se llevan a cabo hoy en día como parte de la práctica espiritual (Sadhana). Ellos no representan sino ayudas para la concentración y no resultan de mucha utilidad para el verdadero Dhyana (meditación).
Las únicas ayudas efectivas para la concentración son la postura correcta, el correcto tipo de alimentación y el lugar adecuado.
El alimento sátvico, el Satsang, etc., ayudan también, hasta cierto punto al aspirante espiritual. Desarrollan en él el hábito de la concentración. Pero nuestros esfuerzos no habrían de terminar ahí. La concentración ha de ser seguida por la contemplación y la meditación.
Cuando llevan su cuerpo a diferentes lugares y van de un lugar a otro moviéndose sin rumbo, la mente también va a diferentes lugares. Si el cuerpo se está moviendo todo el tiempo, la mente también se mueve. Si tienen un recipiente lleno de agua y el recipiente se agita continuamente, entonces el contenido también estará agitado continuamente. Por lo tanto, no debemos estar moviendo nuestro cuerpo y nuestros miembros sin propósito alguno; esta es una parte muy importante de nuestra práctica de meditación. Debemos sentarnos en silencio y el cuerpo debe estar quieto. ¿Por qué les pedimos a las personas que se sienten rectas y quietas en la meditación? Porque cuando el cuerpo se mantiene recto y quieto, la mente dentro de él también permanece recta y quieta. Si no pueden controlar su cuerpo, ¿cómo podrán controlar su mente? Lo primero es controlar el cuerpo aquietando todos sus miembros y órganos. La base para los vagabundeos de la mente es que su cuerpo físico también está vagando constantemente.

--
técnica espiritual meditación

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista