Revista Comunicación

La temporada 2017-2018 en la Fundación March Madrid

Publicado el 10 enero 2018 por Universo De A @UniversodeA

La temporada 2017-2018 en la Fundación March Madrid

Desde hace tiempo, pero especialmente el año pasado (cuando se alcanzó la culminación de la excelencia, ya que parecía que había que estar todos los días allí puesto que casi todo lo que había era interesante), me di cuenta de que la Fundación March merecía un artículo para sí misma donde se reflejara, en un mismo lugar, la gran variedad y calidad de su programación, que abarca tan diversas cuestiones culturales (cine, conferencias, música, exposiciones… etc), pero lo cierto es que ninguno de los artículos publicados hasta el momento conseguía satisfacer esa necesidad (se intentó encajarlo todo en los artículos recopilatorios de eventos y exposiciones) debido, claramente, a la enormidad de todo lo que se hace, y el hecho de que diversificarlo en distintos artículos no ayudaba a crear un concepto claro, lógico y accesible.

Así pues, y con esta idea que ya me surgió el año pasado, nace este artículo (de momento experimental, si funciona continuaré haciéndolo y repiténdolo en el futuro) para reflejar que es lo más interesante que se puede ver en la Fundación March… aunque esto no es, de ninguna manera, ni puede ser, una forma de publicidad, ya que, si hay algo que esta institución no necesita, es más eso (de hecho, incluso todo lo contrario), pues siempre está saturada de gente a más no poder… reflejo, por otra parte, de la calidad de lo que hacen.

Y es que no hay duda de que la Fundación March se ha convertido en la reina absoluta de las instituciones culturales privadas (y si me descuido, públicas también), ya no sólo debido a la gran calidad y variedad de su programación, sino también a que absolutamente todo es gratis, incluidas sus publicaciones como los completísimos y muy alabables programas de mano que son una maravilla a atesorar… en definitiva, su idea de acercamiento de la cultura a la gente es simplemente maravillosa y yo no puedo parar de aplaudirla.

Aunque, por supuesto, no todo es bueno: la atención al público es verdaderamente atroz (en el mostrador de información de la entrada algo mejor), y la desorganización y el caos para conseguir una entrada para un acto hace que casi nadie quede contento porque todo se deja demasiado al azar y no hay la posibilidad de elegir un buen sitio por más esfuerzos que hagas para ello, ni online ni presencialmente… lo que ha llevado a muchos a dejar de acudir a este lugar, puesto que, como ya digo, el lugar está sobresaturado, y su único salón de actos siempre se queda pequeño para el interés del público (algo que habla muy a favor de lo qué se programa y del público que acude… pero muy mal de cómo se gestiona la organización).

Decir, finalizando pues, que este es uno de los llamados artículos recopilatorios, los cuales se actualizan continuamente (hasta que termina la temporada que dice el título, momento en el que se publicaría uno nuevo en esta misma sección de Turismo), por lo que, para estar informado de todas las novedades, se recomienda volver a visitarlos a menudo.

En definitiva, ¿cómo va a funcionar?, pues en principio yo reflejaré que es lo más interesante de la programación, y según vaya acudiendo a los distintos actos (si es que puedo), lo escribiré aquí y haré la crítica correspondiente… aunque estas no serán largas, completas, complejas y analíticas, sino meras reseñas, relativamente breves, que reflejen las cosas más importantes, detalles destacables, o simplemente, cosas que quiera hacer ver.

Aclarar también que, las últimas actualizaciones siempre son las más pegadas a estas líneas o al del título en negrita correspondiente, es decir, las que están más arriba del artículo; y por tanto, las que están más abajo, son las que he comentado hace más tiempo y más desactualizadas.

Para una información más extensa o sobre otras cuestiones culturales (Turismo, críticas de Películas o Teatro… etc), visitar las secciones correspondientes que aparecen permanentemente en un listado a la derecha.

Para finalizar, si hay algo que aún no he publicado, y sin embargo te interesa, pregunta a través de un comentario, puede que te ayude, ya que a lo mejor lo he visto, pero no he tenido tiempo de escribirlo.

En definitiva, vamos a acercarnos a esta espectacular arquitectura con forma de bloque marmóreo que, rodeándose de la zona más lujosa del Barrio de Salamanca, se erige monumental entre palacetes del siglo XIX, reivindicando su contemporánea presencia (con unos interiores que no se quedan atrás, con una mezcla de clásico y contemporáneo… rezuma un nostálgico buen gusto) cierto, no está en el famoso Paseo del arte, y de hecho, para ir allí, hay que proponérselo e ir a propósito (no hay ninguna otra institución cultural cerca con la que luego enlazar o a la que acercarse)… pero casi seguro que nos compensará el esfuerzo.

………………………………………………………….

Este año se ha vuelto a repetir el mismo estilo de los folletos de programaciones del año pasado… pero incluso peor. No digo que no sean estéticos, no digo que no tengan su encanto, pero descifrar la información que quieren transmitir es otro cantar muy distinto. Y francamente, este año lo veo todo mucho más desorganizado en ese aspecto, más absurdamente subdividido, de modo que no te puedes llevar un programa general que te dure todo el año y organizarte acorde a eso, sino que da la impresión de que tienes que estar pendiente de lo nuevo que salga… y eso siempre da mucha pereza, o al menos a mí.

Por otro lado, tras el triunfo de la temporada pasada, este año, la programación parece mucho menos atractiva. Yo he anotado unas cuántas cosas, pero tampoco he necesitado limitarme a mí mismo o pensar que no me iba a dar tiempo… o esa ha sido mi primera impresión.

En cualquier caso, en este momento podemos encontrar:

Exposiciones

-WILLIAM MORRIS Y COMPAÑÍA, EL MOVIMIENTO ARTS & CRAFTS EN GRAN BRETAÑA: ¡victoria! tras tantísimo tiempo soportando la obsesión de esta fundación por la Bauhaus, sus derivados y todo el que se había acercado por allí, aunque fuera de lejos; que nos tenía aburridos y nos llevaba por el camino de la amargura, por fin, la Fundación March vuelve a su esencia y prepara una buena exposición, de esas con encanto que tan bien sabía realizar… nos hizo sufrir, ¡pero al fin!.

Y la espera mereció la pena, verdaderamente, pues nos encontramos con una exposición muy bella y muy interesante, para pasearse por ella o verla en detalle, que sin duda no decepcionará por su estética.

Toda la información de sala y la del folleto están muy bien elaboradas, y además, ¡gracias a Dios!, vuelven las cartelas (nos tenían a todos locos con su exclusión y con la manía de incluir la información en la hoja de mano… no había día en que no hubiese una queja de algún visitante por ello).

Por lo demás, todo lo que se expone es de gran belleza e interés.

Así pues, la visita a esta exposición supone una gran oportunidad para conocer más sobre el hombre que precedió al movimiento de Arts&crafts, sobre esto último y su influencia posterior (resultando curiosamente actual)… pero sobre todo, supone la vuelta de la fundación March a las exposiciones de interés, prestigio y con encanto; ¿estoy cantando victoria demasiado pronto?, el tiempo lo dirá… y no queda mucho, a finales de enero termina esta muestra, y pronto habrá otra que ayudará a vislumbrar que futuro expositivo nos espera

Conciertos

Artes escénicas

Aunque la Fundación March califica esto como “Teatro musical” yo prefiero el término “artes escénicas” puesto que considero que el musical es un género en sí mismo, y la utilización de un término así lleva a confusión… sin mencionar que no se puede meter en ese mismo saco denominativo a óperas, operetas, ballets y otras cosas que se han hecho.

Por otro lado, no hay duda de que la alianza de la Fundación March con el Teatro de la Zarzuela está dando sus frutos para gozo de los amantes de la cultura… aunque sea al alto precio de terribles complicaciones para poder acceder al recinto; por suerte, prevenida y preparada para esto, la fundación está programando varios días y múltiples pases… y menos mal, sino sería una locura.

Por lo demás, esta temporada, no se presenta tan interesante como las anteriores, lo cual para mí puede ser bueno, pues a menudo voy con demasiadas expectativas y luego acabo decepcionado. Sin embargo, trataré de acudir a todo, muy especialmente a los melólogos, que últimamente me tienen conquistado.

-LA ROMERÍA DE LOS CORNUDOS: estreno lleno de grandes nombres del Ballet nacional de España… y los autores originales no le van a la zaga: Lorca, la Argentinita, etc; lo que se traduce en éxito de demanda, multitudes y peleas para conseguir las entradas garantizado… ahora bien, ¿vale la pena matarse por ellas?, pues, la respuesta es: hasta cierto punto.

No negaré la belleza y virtuosismo de la coreografía y la buena ejecución por parte de los bailarines, como tampoco negaré que no parece tener otro propósito que ese. Bien es cierto que el argumento del ballet es muy ligero por no decir inexistente, pero la verdad es que Najarro no se molesta ni lo más mínimo en contar algo, le es más que suficiente con la hermosura de la danza, y se conforma con ello; no tengo la más mínima duda de que probablemente haya hecho un trabajo intelectual sobre ella, más allá de lo físico, pero no se exterioriza, se queda tan en el fondo que, en lo superficial, sólo se ven movimientos con gracia sin mayor motivo que el de resultar lucidos.

Todo lo anterior, provoca que, a quién no le guste o le entusiasme la danza española, sea fácil desrecomendarle este espectáculo, pues claramente no se le convencerá de la posición opuesta viendo la representación.

En realidad, a quién más le puede gustar es a los amantes de la danza española y también de la historia y su reconstrucción, pues, para mí, su mayor aliciente era recuperar e intentar imaginar el cómo, a principios del siglo XX, aquella danza salida de tablaos en tugurios de la Andalucía profunda, evolucionó hasta convertirse en la alta cultura que conocemos hoy, aplaudida en una fundación situada en la capital del Reino y financiada por una poderosa banca… a lo que hay que sumarle todos esos grandes nombres que comenzaron esa investigación, esa recuperación de las raíces y de la esencia, que acabarían por consolidar nuestro tópico nacional (como comentaría este otro artículo); a todo lo cual ayuda escenografía y vestuario, que trata de reproducir, en todo lo posible, como fue aquel primer estreno.

Aunque, por supuesto, también es una oportunidad de ver algo del trabajo del Ballet nacional de España gratis… aunque no olvidemos que lo que no se paga con dinero, se paga con tiempo.

En definitiva, ¿recomendable?, pues para gustos, leed lo escrito, y sacad vuestras propias conclusiones.

Música

Este año casi ningún ciclo me conquista, como máximo pueden ser atrayentes “Poesía en música” o “Oriente y la música occidental”… ya se verá.

Cine

¡Pero cómo gusta el cine mudo!, a veces parece que podría volver (y éxitos recientes como la inefable “The artist” o nuestra sublime “Blancanieves” lo confirman), y aunque muy desgraciadamente, no parezca que el Teatro de la Zarzuela parezca dispuesto a que nos volvamos a sentir como en la época de los grandes palacios del cine o el cine Doré nos lo traiga muy pocas veces (aunque algunas veces, de manera muy agradecida, con acompañamiento de piano), ¡aún nos queda la Fundación March!, que, constantemente, año tras año, y temporada tras temporada, nos propone nuevos ciclos para descubrir el cine primitivo, todo lo que aportó, y aún nos puede seguir dando… y aunque ciertamente sólo nos lo proyectan en formato doméstico que cualquiera de nosotros podría conseguir con cierta facilidad y verlo en casa… ¡tiene tanto encanto ir a esa sala de maderas tan cálidas y con cierta rancia elegancia!. En cualquier caso, esta temporada se ha programado:

-CINE E HISTORIA: parecía el ciclo ideal para mí, no parecía haber mejor combinación, todo lo que me gusta… pero, o no me han convencido muchas de las películas seleccionadas o he visto la gran mayoría. Sin embargo, posiblemente acuda a “La nueva Babilonia”, “El fin de San Petesburgo” o “La última orden”. Y de las otras que están por venir, recomiendo la de “Madame Dubarry”, no tiene nada especial y es una versión muy dulcificada, pero como todo lo de Lubitsch, tiene cierto encanto.

Conferencias

Vaya usted a saber, este año no hay folleto con la programación de las conferencias: según van saliendo nuevos ciclos, van editando nueva información impresa… y ya me dirás tú de que sirve eso, si no te interesa el ciclo que están teniendo en este momento, pues ya no te enteras del siguiente, y desde luego no puedes programarte para asistir, por ejemplo, a uno que suceda en marzo o abril que sí sería de tu interés, básicamente porque no sabes ni que existe. Un desastre completo vamos.

No obstante, si al final acabo enterándome de alguna interesante, la acabaré referenciando aquí.

La temporada 2017-2018 en la Fundación March Madrid


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :