Revista Baloncesto

La temporada 78-79

Publicado el 02 marzo 2010 por Solanatcydl
Hola clasicorros. La década de los 80 es recordada por muchos como la más gloriosa del baloncesto pero, ¿se intuía lo que iba a pasar? ¿Cómo era la liga justo antes de revolucionarse con la llegada de Bird y Magic?
Los Boston Celtics sufrían la retirada de Havlicek y, aunque contaban con Dave Cowens, Cedric Maxwell, Chris Ford y Tiny Archibald su plantilla se antojaba insuficiente para hacer algo serio. También estaba un Bob McAdoo en lo más alto de su carrera que Red Auerbach utilizó para hacerse con los derechos de la sexta elección de la primera ronda del draft del 78, un junior elegible de Indiana St. que no pasaría a la NBA hasta la temporada siguiente.
La temporada 78-79
Los equipos que más destacaban eran los Sonics, Suns, Bullets, Spurs, Sixers, Nuggets, Kings y Rockets. Los Bullets se hicieron con el mejor registro de la temporada regular, contando en aquel equipo con figuras del calibre de Elvin Hayes o Bob Dandridge. Justo detrás de ellos en la conferencia Este quedaron los Spurs, comandados por el increíble George Gervin y empatados detrás quedaron los Sixers del Dr J Mo Cheeks y los Hawks de John Drew y 'Fast' Eddie Johnson.
La temporada 78-79
En la conferencia Oeste los Sonics de Seattle consiguieron el primer puesto con 52 victorias gracias a Dennis Johnson, Gus Williams y Jack Sikma. Los Suns de Westphal, Davis y Adams quedaron a 2 partidos de los Sonics pero se vieron relegados a la tercera plaza de la conferencia al compartir división con los Sonics. Así que los Kansas City Kings de Birdsong y Wedman que se quedaron a 4 partidos de los de Seattle fueron los segundos de la Oeste y los Nuggets de David Thompson, Jeff McGinnis y Dan Issel quedaban cuartos.
La temporada 78-79
Mo Malone fue elgido el MVP de la temporada y Phil Ford se llevó el ROY. El mejor quinteto lo conformaron George Gervin, Elvin Hayes, Marques Johnson, Moses Malone y Paul Westphal. En el el segundo estaban Kareem Abdul-Jabbar, Bob Dandridge, Walter Davis, Phil Ford y World B. Free.
Los cuatro mejores equipos pasaban directamente a semifinales de conferencia, así que Spurs, Bullets, Kings y Sonics se libraron de la primera ronda. Fue una suerte para ellos porque los Rockets de Mo Malone cayeron eliminados por los Hawks de Atlanta. Los Nuggets también cayeron, en este caso fueron los Lakers de Kareem sus verdugos. Los Sixers y los Suns pasaron de ronda.
En semifinales de conferencia cayeron los Kings debido al frenesí anotador del triángulo Westphal-Alvan Adams-Walter Davis. Birdsong y Wedman no fueron suficiente por los Kings, cayendo de esta manera uno de los favoritos.
La temporada 78-79
El emparejamiento Spurs-Sixers deparaba un espectacular duelo Gervin vs Erving. Finalmente los tejanos avanzaban de ronda, al igual que los Bullets y los Sonics. Estos últimos superaban a unos Lakers en los que los esfuerzos de Jabbar, Wilkes, Nixon y Dantley fueron insuficientes.
En finales de conferencia se enfrentaron los Sonics a los Suns y los Bullets a los Spurs. Ambas eliminatorias fueron muy ajustadas y se necesitó en las dos llegar al séptimo partido. Los dos mejores equipos de la temporada regular lograron respectivas victorias sobre Spurs y Suns quedando el público algo desencantado al no llegar George Gervin a las finales. Los Spurs no supieron rematar la faena con 3-1 a su favor y los Bullets les echaron del playoff.
La temporada 78-79
En la final los Sonics se impusieron a los Bullets por un claro 4-1 y DJ fue elegido MVP. Destacaron también Gus Williams, Jack Sikma y Fred Brown pero, a juicio del entonces entrenador de los Sonics Lenny Wilkens, la pieza clave del engranaje de los de Seattle fue el ex-Celtic Paul Silas que promedió 5.6 puntos y 7 rebotes. Wilkens dijo de él que su influencia se extendía a toda la
pista, aumentando la química de su equipo y haciendo un impagable trabajo cuando era necesario.
La temporada 78-79
Curioso ver cómo las estrellas de esta temporada serían (salvo destacadísimas excepciones) jugadores de complemento al año siguiente. La irrupción de Johnson en los Lakers acabó por desplazar a Norm Nixon del puesto de base, aunque Magic jugaría de escolta-alero en gran parte de la temporada y de escolta-alero-pívot en el último partido de las finales. Un novato que podía jugar de todo decidió unas series finales, robando el protagonismo del lesionado Abdul Jabbar y de un Julius Erving que acabó doblando la rodilla frente al mago de Lansing. Por su parte, la llegada de Bird revolucionaría los Celtics que pasaban de ser décimos en la temporada objeto de este artículo a liderar la conferencia Este en el año siguiente. El equilibrio de poder cambiaría radicalmente y salvo los intentos de los Rockets y la machada de los Sixers del 4-4-4, la década sería para Bird y Magic.
Fue un año de final de época, quizás de transción, en una NBA que pasaría de ser una liga profesional a convertirse en el mayor negocio deportivo del mundo. ¡Clasicorros saludos!

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas