Revista Viajes

Lagoa das Sete Cidades - Azores Última Parte

Por Gabriel Fernández Muñoz
Lagoa das Sete Cidades - Azores Última Parte

Situado en un enorme cráter dentro de un volcán inactivo en el oeste de la Isla de Sao Miguel a unos 17 kilómetros de Ponta Delgada, se encuentran dos pequeños pero muy diferentes lagos conectados por un paso estrecho con un puente que nos lleva a la pequeña y tranquila aldea de Sete Cidades. Es el mayor cuerpo de agua de la isla y uno de los más importantes del archipiélago de las Azores.


Lagoa das Sete Cidades - Azores Última ParteLago Azul
El lago se encuentran en la caldera volcánica (de 12 kms de perímetro que se pueden recorrer por completo) del macizo de Sete Cidades, un antiguo volcan hoy inactivo, esta construido a partir de diferentes fases alternas de eyecciones explosivas y efusivas (basaltos y traquitas, junto con cenizas y piroclastos). Su forma actual se debe a una erupción producida en 1445.
Lagoa das Sete Cidades - Azores Última ParteLago Verde
Aunque es un solo lago, está dividido por un estrecho, a un lado el Lagoa Verde y al otro el Lagoa Azul que toman color verde y azul por el reflejo de los pigmentos presentes en el agua. Dentro del cráter se encuentra la aldea de Sete Cidades, con sus pequeñas casas, y su iglesia de estilo Neo-Gótico al final de un paseo de cedros.
Lagoa das Sete Cidades - Azores Última Parte
Lagoa das Sete Cidades - Azores Última Parte
Os dejo esta curiosa leyenda sobre los Lagoa Verde y Azul:
"Leyenda de la Princesa Antília
En el lugar donde hoy se encuentra el bonito pueblo de Sete Cidades, hubo un reino donde vivía la joven y bella princesa Antília, de hermosos ojos azules. Un día, durante un paseo por los maravillosos prados de la región, la princesa se enamora de un pastor de ojos verdes que cuidaba su rebaño. Pasaron los días y en todos ellos los a mantes se encontraron en el mismo sitio a la sombra de un viejo árbol, cada vez más enamorados.
El rey, que quería que su hija se casara con el príncipe de un reino vecino, tomando nota de la pasión que crecía,  prohibió el amor de la princesa y el pastor. Desesperada, Antília pidió un último encuentro con su amor, que ocurrió en el lugar habitual. Mientras hablaban de su triste destino, los dos lloraron en tal cantidad que, de los ojos azules de la princesa se formó el Lagoa Azul y de los ojos verdes del pastor se formó el Lagoa Verde.
Cuenta la leyenda que los dos se separaron, pero sus sentidas lágrimas quedaron para siempre lado a lado de la laguna de las siete ciudades".
Pues bien, finalizo el relato de nuestro viaje a Azores en este lugar tan especial, desde arriba la imagen es espectacular con el Lagoa Azul, el Lagoa Verde, Sete Cidades y las empinadas laderas del cráter, cuando bajas a Sete Cidades te invade una sensación de paz, de tranquilidad, das la vuelta al lago (en nuestro caso media vuelta) y vas descubriendo lo hermoso de lugar. Y tuvimos que volver el último día de nuestro viaje a las Azores, por la necesidad de volver a ver ese lugar, de pasear a orillas del lagoa y volveremos, no se si será dentro de uno, dos, cinco, o diez años, pero lo que es seguro que volveremos. Y todo esto se hace más maravilloso cuando a tu lado está la mujer que quieres. El mejor viaje.
Lagoa das Sete Cidades - Azores Última Parte
Lagoa das Sete Cidades - Azores Última Parte
Más fotografías en mi ÁLBUM DE GOOGLE

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog

Revista