Revista Solidaridad

Languideciendo

Por Pcelimendiz

Languidecen las luces del verano, perdiendo poco a poco las fuerzas con las que resplandecían al principio. Los días se van acortando, adquiriendo más matices y los aromas que anticipan la próxima llegada del otoño. Tras el estío, apurando los últimos días de descanso y quietud, atisbamos a la vuelta de la esquina el reinicio de la actividad normal.


Languideciendo Languidecen los débiles. Aquellos a los que los poderosos les han arrebatado la esperanza de un futuro mejor. Por delante, la nada. Tal vez acompañada de unas migajas de compasión que, como los buitres a la carroña, les arrancan los últimos vestigios de su dignidad.
Languidece el Sistema de Servicios Sociales. Incapaz de definirse y de posicionarse, golpeado por la realidad que tiene que afrontar, desarmado y vencido. Fracasado entre lo que quiso ser, lo que supo ser, lo que le exigieron ser y lo que al final fue. Despedida. Tal vez en un futuro podamos volver a construir algo. Mañana no. No es el tiempo ni hay caminos ahora.
Languidecen sus profesionales. Divididos y enfrentados, como todos los ejércitos vencidos. Heridos. Sabiéndose intrascendentes. Condenados (así lo quisimos o no fuimos capaces de evitarlo) a navegar sin rumbo. Por un momento nos creimos capaces de prescindir de los barcos. ¡Sabemos nadar!, nos dijimos... Entre los restos de nuestro naufragio puede que encontremos algo útil.
LanguideciendoLanguidece la última legislatura, próximas las elecciones generales y con el Gobierno a todo máquina, con su máquina de propaganda y su rodillo de legislar, intentando dejar todo "atado y bien atado".  Probablemente lo esté. Seguramente lo haya estado hace ya mucho tiempo. La ley de la selva neoliberal es implacable. Sólo los fuertes sobreviven. El resto es alimento.
Languidecen también los últimos nuevos gobiernos. Primando la división sobre el consenso. Aplicando recetas viejas (tal vez un día funcionaron) para resolver problemas nuevos. Tiempo... ¡no hay tiempo! Estrategia... ¡ya hemos perdido! Esperanza... ¿desde donde la construimos?
Languidece como digo el verano. Anticipando un otoño lleno de colores y matices que, como siempre, dará paso a un frío, largo y duro invierno.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista