Revista Cine

Las películas épicas e históricas. El cine y la historia

Publicado el 09 julio 2014 por Proyectorf @Proyectorfant

El cine, como medio de comunicación y transmisión de acontecimientos reales y ficticios a través del tiempo ha contribuido a la conservación de historias del pasado, así como a la recreación de acontecimientos trascendentales de la historia, con el fin de aprovechar su importancia e identificación con los espectadores y aprovechar esta coyuntura para generar un producto de interés que se resume en altos niveles de taquilla. A continuación hablaremos sobre los más importantes.

El cine épico e histórico nació de la mano de uno de los padres del cine David Grifith con Intolerancia en 1916 donde narraba cuatro momentos trascendentales de la historia y marcaba esta premisa de la crueldad del hombre hacia sus propios hermanos, con la metáfora visual de la mujer meciendo la cuna, Grifith desarrolló alternativamente cuatro historias de injusticia y desolación: la matanza de los Hugotones en Francia la noche de San Bartolomé de 1572, la pasión y muerte de Jesús de Nazareth,  La huelga de trabajadores contemporánea a la pelicula y la caída de Babilonia del rey Baltasar en el año 539 ante el ataque de Ciro el Grande, rey del Imperio Persa.

Para el cine fue el primer gran aporte de lo que actualmente llamaríamos una súper producción,  pero en su momento, la complejidad de las historias y la rigurosidad de los acontecimientos dieron importantes lecciones a los directores posteriores de la necesidad de la  simplicidad en las historias y la búsqueda de narrativa para la mayoría y no para los estrictos conocimientos de los intelectuales de inicios del siglo XX. A través de los años, los nuevos intentos por contar por medio de la ficción momentos de la historia se llevaron mas allá del simple acontecimiento y se convirtieron elementos de la propaganda. Serguéi Eisenstein y el Acorazado Potemkin 1925, refleja el sentimiento de frustración de un grupo de marineros que se sublevaron contra el régimen tiránico zarista y se revelan en el puerto de Odessa, siendo esta una de los grandes anécdotas de la revolución Rusa y mas allá de su veracidad, cumplió con su cometido de plasmar su ideal político en su momento.

Podríamos continuar con otros grandes e incomprendidos directores como Leni Riefenstahl , hacedora de obras máximas de la cinematografía,  llevada a menos por sus afiliaciones al partido Nazi y su talento olvidado por brindar su trabajo a favor de la imagen megalómana de Hitler  y su posterior rechazo por parte del mundo del cine por dichas afiliaciones; sin embrago Olimpya de 1935, es una tremenda obra del arte del montaje y de la estética épica en el tratamiento de la imagen en la piel de los deportistas alemanes de los juegos olímpicos de 1935.

La pos guerra trajo a los cines grandes historias con un contexto más sobrio. Es así como la literatura histórica o ambientada en momentos específicos son la base de los personajes de entrañables e inolvidables filmes como “lo que el viento se llevó” a quien sus 5 o más directores no haremos referencia, pero si a su importante aporte a la historia como testigo de la guerra de sesesión americana en la piel de Scarlet O´hara.

Hollywood en los 50´s y 60´s inició la carrera de incluir este género, en sus proyectos mas ambiciosos, con foros de inmensas dimensiones y el despliegue de toda su maquinaria de producción artística y monetaria. Dio origen a Ben Hur 1959 dirigida por Willliam Wyler, una de las producciones con mayor éxito de la historia del cine. Ganadora de 11 premios Oscar, esta súper producción cuenta la historia de Judá Ben Hur, un comerciante judío de la ciudad de Judea del año 30 d.c. El cual cuenta la historia de una traición de su mejor amigo  Mesala  un tribuno romano que lo acusa del  intento de asesinato del nuevo gobernador Romano de los territorios ocupados de Judea.  La venganza de Ben Hur se enmarca en el apogeo de la Roma imperial del siglo I, donde las provincias  estaban  al borde de la anarquía por el injusto trato de los romanos a las tribus locales. Las galeras romanas de esclavos, así como las carreras de Aurigas (carros de carreras Romanos que competían en el circo) donde esta historia tiene su desenlace, están estrictamente documentadas por la historia. Sin embargo  El contexto del guión está marcado más por la historia sagrada que por la relativa rigurosidad de los documentos romanos investigados por los historiadores del periodo al que sirve como escenario de la película. Es de esta manera como los guionistas apelan más a la ficción en un marco histórico, que a una historia documentada rigurosamente y llevada literalmente al cine.  Irónicamente resulta ser para el espectador promedio mas interesante la fantasía enmarcada en la realidad, que la realidad misma.

El Biopic inicia en esta época con historias de personajes misteriosos y trascendentales en la historia humana, mayormente ligado a los personajes relevantes de las primeras civilizaciones. “Quo Vadis” de 1959 dirigida por Mervyn  LeRoy, basado en la famosa historia del emperador Romano Nerón, el mismo que en el año 64 de la era cristiana quemaría Roma para componer un soneto y sacrificaría a miles de cristianos en la arena del coliseo. Cleopatra que le dio la fama  a la inmortal Elizabeth Taylor y Los diez Mandamientos. Protagonizada por el mismo Charlton Heston  (Ben Hur).

Las dos guerras mundiales, así como Vietnam, serían los temas preferidos de los directores que acuden nuevamente a la historia. “El puente sobre el Rio Kwai” de David Lin 1959, cuenta la historia verídica de un grupo de prisioneros de guerra ingleses en la segunda guerra mundial, los cuales fueron forzados por el ejército Japonés a construir un puente ferroviario contra su voluntad. Famosa por su tonada y por el puente el cual sus restos aún existen.  “Apocalypse Now” de Francis Ford Coppola 1979, “Platoon” de Oliver Stone 1986  y “Full Metal Jacket” de Stanley Kubrik 1987;  son historias contadas por los militares americanos en medio de una guerra inútil y ya perdida, representando los límites de la condición humana en torno a la crudeza de la guerra. Estos filmes son considerados obras maestras del cine por la crítica y el inicio de unas extraordinarias carreras de los más grandes directores del cine contemporáneo. A partir de los años 90 con el inicio de la era digital, la capacidad de reconstruir escenarios, perdidos en el tiempo y mediante la ayuda de los efectos especiales, este método de usar la historia como base del cine explota.

En la próxima entrega hablaremos del boom del cine que usan como tema de la primera y segunda guerra mundial, el regreso del cine épico y los grandes títulos y los más  polémicos por sus desavenencias y errores sobre los temas mal abordados y mal documentados, así como aquellas cuyos acontecimientos son cada vez más cercanos a nuestra realidad.

En las próximas  publicaciones  profundizaremos sobre influencias históricas en nuestras series y películas favoritas, las cuales para muchos son desconocidas y la importancia de acercarse a sus secretos más allá de lo que vemos en la pantalla.

2014-07-09 Darío Hernández Orjuela


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas