Revista Ebusiness

Las personas estamos programadas socialmente

Por Manuel86zgz @manuelgsilva

Las personas estamos programadas socialmente

 

En términos de Comunicación, las personas estamos programadas socialmente. En general, lo que la gente haga, opine y recomiende puede ejercer una influencia importante sobre los demás (y más si eres una marca empresarial o personal muy relevante) y puede determinar su comportamiento. Esto puede ser una ventaja o una desventaja para las empresas en sus estrategias de marketing, ya que somos un conjunto relativamente fácil de manejar o relativamente complicado de cambiar el comportamiento. Todo depende de la situación. Hay muchos casos que lo demuestran:

En 1962, el psicólogo social Solomon Asch hizo un experimento revelador. A través de un ascensor, demostró con que facilidad una persona modifica su comportamiento y conducta para adaptarse al grupo y la norma. Las personas que había en su interior modificaban su postura en función de la que adoptaban los que recién entraban en el mismo.

Antonio Núñez  nos muestra, a través de su libro “La estrategia del pingüino”, la existencia de un cierto paralelismo de las personas con una colonia de pingüinos. Estos animales no tienen “un macho alfa” y si uno inicia una acción, poco a poco todos le siguen. Las nuevas tecnologías han hecho que, en Comunicación, ocurra lo mismo con las personas, es decir, una pequeña acción o un pequeño rumor de una persona se puede ir ampliando cada vez a más personas y lograr una repercusión enorme (se ve incluso con las constantes alteraciones de la prima de riesgo de un país).

Derek Sivers, mostró que es perfectamente posible iniciar un movimiento en 3 minutos. Una persona se puso a bailar sola en una zona pública y, lo que en un principio parecía algo ridículo, fue ganando seguidores y logrando finalmente un gran conjunto de personas que imitaban su espíritu de baile.

¿Por qué tienen éxito las modas? Porque lo que empieza a gustar a los demás, nos llama la atención y nos acaba gustando (en general, que siempre hay excepciones). Tal y como dice la tendencia NEWISM, nos gusta lo nuevo y, si viene acompañado de una aceptación popular, mejor.

¿Por qué tiene éxito la publicidad de los famosos? Porque aglomeran una gran cantidad de seguidores incondicionales que se identifican con ellos y, por tanto, suelen confiar en lo que dicen convirtiéndose en “prescriptores de marca”. Los resultados para las empresas suelen ser buenos y, por eso, los “Influencers” están tan solicitados. Como dijo Seth Godin, “una tribu es un grupo de personas conectadas las unas con las otras, conectadas con un líder, y conectadas con una idea”. A las personas no les interesan tus productos o servicios, sino las experiencias o beneficios que les ofrezcas.

Por tanto, ¿qué conclusión podemos extraer de todo esto? Que el Branding, ganar el Momento Cero de la Verdad o ZMOT y los “Influencers” tienen una importancia brutal para las empresas. Lo vemos día tras día con las modas, la publicidad de los famosos, los fenómenos virales, etc. Por ello, hay que saber manejar las situaciones. En general, lo que no tiene tanta aceptación popular nos parece “menos importante”, nos llama menos la atención y nos hace desconfiar más. Por ejemplo, a priori, ¿entrarías en un restaurante lleno de gente o en uno totalmente vacío? El primero nos inspira más confianza y calidad y, sin embargo, el segundo nos hace desconfiar.

En general, todo esto es lo que ocurre en la Comunicación de una Sociedad. En la Comunicación de una empresa, hay que cuidar lo que se dice y dirigirlo a un público segmentado sin tratar de gustar a todo el mundo. Esto fortalece la percepción de marca y fideliza a los seguidores e influyentes de la misma. Tal y como lo demuestra la teoría de la Larga Cola o “Long Tail” es más beneficioso para la entidad que tratar de dirigirlo a un mercado de masas.

 

Pinche aquí para ver el vídeo

Pinche aquí para ver el vídeo

 

photo credit: wvs via photo pin cc


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossiers Paperblog