Revista Viajes

Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amurallada

Por @asturiasvalenci Marian Ramos @asturiasvalenci

Fueron las Torres de Serranos puerta principal de entrada a una Valencia que estuvo amurallada, aunque nos parezca increíble, hasta el siglo XIXLas Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaLa puerta de Serranos era la entrada principal para todos aquellos viajeros y comerciantes que entraban desde la sierra norte de Valencia y desde los caminos lejanos que venían de Zaragoza y Barcelona.Y como puerta que eran estas torres que pertenecían a una muralla que cercaba la ciudad, todas las noches se cerraba. Y ¡ay! de aquel que no hubiera llegado a tiempo para acceder al interior de la villa porque debía quedarse fuera a dormir a ‘la luna de Valencia’.Aquella Valentia que fue fundada por los romanos sobre una especie de islote que creaba el mismo río Turia con sus dos brazos fue fortificada para defender a los habitantes de la ciudad. Hubo un foro, templos y, más tarde con la invasión musulmana, una mezquita donde se construiría posteriormente la catedral.Cuando se desecó el ramal del río que surcaba la zona sur se aprovechó esta circunstancia para extender Valencia en esa dirección de modo que traspasó la muralla que los árabes habían construido. Con el paso de los siglos y el crecimiento del entramado urbano la ciudad fue creciendo siendo necesario derruir murallas y atravesar el río para que las viviendas llegaran hasta la huerta valenciana. Desde el casco histórico de Valencia surgían cuatro caminos diferentes que determinaron la posición de las diferentes puertas de las murallas. Uno salía hacia la meseta castellana, el otro hacia Cataluña, hacia la costa y hacia Andalucía
De las antiguas murallas de la ciudad que crearon los romanos poco se conoce. Cuentan que de las ocho puertas que hubo en la época musulmana algunas de ellas fueron derribadas al verse obligados a ir ampliando el entramado urbano. Otras, se fueron desplazando mientras iban ampliándose la ciudad amurallada.Tal fue el crecimiento a lo largo del tiempo que en el siglo XIX existieron hasta doce puertas de entrada. De ellas, cuatro eran principales. Las ocho restantes eran más pequeñas y estaban más escondidas. Las más importantes correspondían a las Torres de Serranos y de Quart, al Portal del Mar y de San Vicente. Fue a partir de la Guerra de Sucesión cuando las ocho puertas pequeñas se cegaron para convertirlas en un lienzo de muralla más. Así podían controlar mejor la entrada de los comerciantes con el fin de cobrarles tributos.Actualmente solo vamos a poder visitar las dos torres que fueron entrada de la ciudad, Serranos y QuartLas Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaLas Torres de Serranos es uno de los monumentos emblemáticos de la ciudad precisamente por los avatares históricos que ha sufrido a lo largo de la historia. Por ellas han pasado 22 reyes camino de la catedral. El primero fue Martín el Humano en el año 1444.Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaSegún nos cuentan los libros de la ciudad, las Torres de Serranos comenzaron a construirse en el año 1392. Fueron los Jurados de Valencia quienes se reunieron para ordenar el derribo de una antigua puerta de muralla y construir una más grande y sólida con carácter defensivo. Querían que se convirtiera en la entrada principal.Para la edificación ordenaron recoger toda la piedra que hubiera abandonada dentro de la villa procedente de otros derribos. Pero como ya nos podemos imaginar al ver la grandiosidad de estas torres no hubo suficiente material. Así que fueron trayendo piedra de determinadas canteras y no les importó transportarla incluso desde algún lugar cercano a la alicantina Benidorm.Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaLa construcción de las Torres de Serranos fue responsabilidad del maestro cantero Pere Balaguer que se inspiró en la puerta del Real Monasterio de Poblet en Tarragona.Más tarde, una vez elevadas las torres fueron cubriéndose de piedra caliza para dar un aire decorativo y que no resultaran tan austeras. Lo que hizo que se convirtieran en el portal más hermoso de la ciudad.Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaTerminando su construcción decidieron mejorar el acceso al interior de las torres mediante una gran escalera. Por ella se subiría a las plantas superiores y a las salas nobles donde serían recibidos todos los personajes ilustres que visitaran Valencia. Fueron ejemplo para decorar muchas casas de las familias más ricas ya que gustó la idea de una escalera al aire libre.Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaPero un hecho decisivo provocó que este esplendor del que gozaba esta puerta de entrada entrara en decadencia. En el año 1586 un grave incendio destruyó las cárceles de la ciudad lo que provocó que todos los nobles y caballeros que estaban presos fueran trasladados a las Torres de Serranos. Decisión que sorprendió a todos los valencianos ya que no estaban preparadas para ser utilizadas como calabozo.Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaTuvieron que realizar algunas reformas: abrieron algunas ventanas en la torre a las cuales les colocaron rejas y cegaron algunos arcos para mejorar la seguridad. Este hecho se agravó cuando la cárcel de Valencia en la que se encerraba a los delincuentes fue también destruida. Entonces, presos de toda condición social se vieron obligados a convivir juntos.Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaAsí que esta puerta que había sido emblema de la ciudad se convirtió en calabozo común. Nido de infecciones y desgracias. Esplendor de otras épocas reducida a un halo de suciedad y enfermedades. Por eso, el pueblo protestó enérgicamente hasta que fue oído.Restauraron las Torres de Serranos. Comenzaron las obras en el año 1888 arrancando muros, bovedillas y rejería; cegaron puertas, restauraron las escaleras y las arquerías de la puerta principal. Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amurallada¿Vamos a verlas y recorrer su interior?Creo que lo más acertado es contemplarlas desde el Puente de Serranos para ver la gran construcción que se recorta entre los edificios del casco histórico de Valencia. Este monumento lo vamos a diferenciar rápidamente por su cuerpo central de dos pisos de altura que está más hundido acompañado de sus dos torres que tienen tres alturas. Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amurallada
Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amurallada
Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amurallada
Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaUna hermosa puerta de arco de cinco metros de anchura y seis metros y medio de altura nos permite que la crucemos por su parte baja.Arriba de ella vemos una decoración muy entrelazada, con bonitos arcos ciegos simulando motivos florales. Entre ellos se encuentra el escudo de la ciudad sujetado por dos ángeles en cada extremo. Dos ménsulas sujetan las barbacanas almenadas que unen las dos torres.Si miramos las dos torres veremos que son casi idénticas excepto porque la derecha tiene la gran escalera de piedra que se esconde detrás de un forjado de hierro que nos va a facilitar el acceso al interior. Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaPero si hay algo me fascinan de las Torres de Serranos son su parte trasera, sorprendente y sobrecogedora. Cada torre tiene una planta baja y dos alturas que están abiertas al exterior con grandes arcos abovedadosLas Torres de Serranos, la puerta de Valencia amurallada
Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaPosiblemente como esta puerta se construyó con carácter defensivo se diseñó así para que, en el caso de invasión, las tropas no se pudieran ocultar en su interior y los defensores pudieran contraatacar. Desde estas aberturas podemos ver amplias salas abovedadas con nervaturas góticas.La planta baja está tapada aunque la torre de la derecha tiene una puerta con una pequeña ventana en forma de saetera.Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaSeguro que tu mirada se ha desviado hacia una campana de bronce que hay colgada. Una campana que encierra mucha historia entre su metal porque fue la que sirvió para alertar a la población cuando las tropas napoleónicas de Pedro I el Cruel cercaban la ciudad. Pero es que, además, también servía para avisar a los valencianos que se había producido alguna fuga de presos. Era muy común que dinamitaran el agujero que les servía de letrina para poder escapar. Si los habitantes oían tocar la campana debían estar alerta. Fue durante la Guerra de la Independencia cuando una granada impactó en su base y la dejó mellada y muda. Ya no pudo volver a sonar…Y subimos por su gran escalera de piedra. En la planta inferior de las Torres de Serranos visitamos tres salas muy parecidas con techo abovedado decorado con nervios que descansan sobre ménsulas con diferentes motivos, la mayoría son vegetales aunque también vemos algún dragón. Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaEn la planta superior pasaremos por un patio al aire libre con escaleras que comunican los dos torreones y, además, podremos fotografiar las diferentes vistas que nos ofrece la puerta de Serranos y la ciudad gracias al portillo que comunica las dos torres. Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaSubiendo a la terraza vamos a disfrutar de unas impresionantes vistas hacia los Jardines del Turia, el casco histórico y sobre todo, el Miguelete…Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amurallada
Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaDescendemos tranquilamente y pasamos por su arcada de nuevo en dirección hacia el Puente de Serranos. Y ahora la volvemos a contemplar. Y la vemos muy diferente. Una construcción muy austera pero muy hermosa. Y muy sólida, tanto que durante la Guerra Civil española gran parte de los cuadros del Museo del Prado fueron guardados en el interior de sus muros debido a la seguridad que ofrecían.Fortificada desde siempre, desde antaño…Las Torres de Serranos, la puerta de Valencia amuralladaY como símbolo de entrada a la ciudad las torres son el lienzo perfecto para realizar la Crida que es el primer acto oficial de las Fallas de Valencia donde la Fallera Mayor da la bienvenida a todos e invita a disfrutar de esta fiesta internacional y de la ciudad…


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista