Revista Opinión

Latifundistas del miedo

Publicado el 02 septiembre 2011 por Carmentxu

Latifundistas del miedo

Publicado el 02/09/2011 por Carmenchu

De lo que se siembra se recoge. Lo dice la Biblia y también Mariano Rajoy, que animado por las encuestas va más allá y pone como ejemplo práctico las primeras medidas de estrangulamiento puestas en marcha por su mano más derecha, la de Mª Dolores de Cospedal, en Castilla-La Mancha. Y digo más derecha porque, en este caso, su mano izquierda también es de derechas, aunque haga círculos en el aire en campaña. Siguiendo con la saga de frases hechas y refranero popular que se ha apoderado de este blog, Rajoy viene hoy al pelo cuando califica los recortes manchegos como “sembrar hoy para recoger mañana”. Razón no le falta: remitirse al refranero popular es una forma fácil y nada compleja de conectar con el sentir y padecer mayoritario. Se trata de sembrar para recoger: sembrar recortes en lo público para que recoja mañana el sector privado, ávido de esos incentivos que les niega hoy la coyuntura económica. Seguramente, la falta de espacio físico, y también mental, ha impedido completar la idea del eterno aspirante a presidente del Gobierno.

Y esto se puede aplicar a prácticamente casi todo: sembrar miedo para recoger servidumbres, sembrar guerras de depósitos para recoger comisiones, sembrar ladrillos para recoger recalificaciones y plusvalías. Los latifundistas de la especulación que hoy siembran miseria colectiva para recoger mañana ganancia privada ya se remangan, quetotal, son cuatro días. Ya lo decía Einstein, que era más inteligente que todos ellos juntos: la energía no desaparece ni se destruye, sólo se transforma en materia (y viceversa). La energía de lo público se transformará así, tras una adecuada dosis de pesticidas, en materia contante y sonante de lo privado. Y mientras unos adelgazan (la siembra), otros engordarán (la recogida). En todo este proceso, nos estamos olvidando de la tierra, ya agotada “y mañana lloverá sangre, el viento lo canta llorando”…


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista