Revista Música

Led Zeppelin: "Amamos tocar esta música"

Publicado el 26 noviembre 2011 por Bitacorock

Si hubo un grupo de rock ultrapopular a comienzos de los '70, ese fue sin duda el hoy fenecido Led Zeppelin, uno de los pocos de esa época que ya se auto-declaró el fin... aunque nunca se sabe.

Todopoderosos protagonistas de shows arrasando toda taquilla preestablecida que hasta superaba los records Guinness, vivieron un crescendo sin igual durante gran parte de los '70 y edificaron todo un mito con apenas 8 álbumes en la calle.

Fue cuando el infortunio golpeó duro que, al igual que Queen y The Who, la maquinaria detuvo su marcha. Sin embargo, el paso del tiempo pudo haberse llevado consigo la presencia física de la banda, pero jamás su legado.

En pleno apogeo de su carrera, esta nota de "Pelo" de 1973 cuenta poco pero muestra mucho. Eran esas fotos de gira que nunca veíamos y que, hasta el estreno de "The song remains the same", nos ayudaron a comprender la magnitud "zeppeliana" en todo su esplendor.


"Pelo" Año IV
Nº 44 - Noviembre 1973
pp. 24-26 y 31

.

Led Zeppelin ya está dejando de ser un conjunto "grande" para entrar en ese inaccesible parnaso de los grupos y artistas legendarios. Hasta ese paraíso de la fama intachable hasta ahora han llegado tres solistas norteamericanos (Elvis Presley, Bob Dylan y Jimi Hendrix) y dos grupos ingleses (Beatles y Rolling Stones). Led Zeppelin va en camino de ser el sexto miembro de ese club.

En estos momento [sic] en Inglaterra y quizás en el resto del mundo hay muchos artistas que están acaparando la atención y los rankings de ventas de discos. La bola ardiente de la fama quema y va saltando cíclicamente de mano en mano. En este momento los ingleses adoran a Slade, T. Rex, David Bowie, Faces y ELP. Los norteamericanos no tienen muchas opciones pero levantan sus decaídas banderas para Grand Funk, Allman Brothers y algún tercero que pueda entrar en discusión. Sin embargo, Led Zeppelin, con cinco años de vida, ha saltado la valla del "cuarto de hora", la vallade la fama momentánea con más facilidad que otros grupos semilegendarios como The Who, Traffic, Grateful Dead o los antiguos Beach Boys. Muchos también estuvieron en la misma posición de Led Zeppelin. Fueron grupos que, por diversos motivos, no consiguieron dar el golpe final. Allí se quedan esperando Deep Purple, Kinks, Chicago, Jefferson Airplane, Ten Years After, Jethro Tull, Moody Blues y algunos más.

A pesar de no encabezar rotundamente los rankings de venta y del silencioso retiro de las giras y los escenarios, editando apenas un álbum por año, Led Zeppelin ha conseguido batir el record de público para un recital, que mantenían Los Beatles desde hace más de siete años cuando se presentaron en el Shea Stadium de Nueva York con un público de 55.000 personas y una recaudación de trescientos mil dólares. Hace algunos meses la presentación de Zepp en el Tampa Stadium congregó a 57.000 personas y superó en nueve mil dólares la recaudación que habían hecho Los Beatles.

ESTÚPIDAS CIFRAS

Esas cifras y la superación del record anterior no son nada más que simples y probablemente estúpidas cifras. La llamativo es, en realidad, el mantenimiento de la imagen y la música a través de cinco años y cuando en apariencias su mayor gloria ya ha pasado (en 1970 casi todas las encuestas lo consagraron como el grupo más popular del mundo).

El último gran bache que dejó el grupo de Plant-Page (18 meses en blanco y sin noticias entre el cuarto y el quinto álbum) fue un generoso handicap que aprovecharon muchos grupos para disputarse ventas, recitales y popularidad. Fue la época de Slade, ELP, Allman Brothers y otros.

.

DESESPERADOS EMBATES

Solamente la alta sofisticación de la música de Led Zeppelin podía soportar (y luego salir airosa batiendoun record) el desesperado embate de otros grupos y otros estilos. Pero Zeppelin -en un momento catalogado como grupo de rock pesado­ consiguió demostrar con su último álbum ("Houses of the Holy") que su espectro musical es amplio, virtuoso y rico: se introducen con igual fineza en lo clásico, en el jazz, en el blues y en la másica ultra moderna, todo esto centralizado en su rock especial y característico.

Sus trabajos personales sostienen toda esta estructura de una forma poco repetible par otros grupos.

Jimmy Page es, indudablemente, el más músico de los cuatro y reconocido par los más grandes como un guitarrista excepcional que ya determinó en otros muchas influencias como un único nuevo uso de los sonidos electrónicos utilizando el feedback y la distorsión en un camino controlado y sin delirios.

El bajista John Paul Jones es casi un instrumentista clásico. Sus ideas y ductilidad han quedado demostradas después que los Rolling Stones y también Donovan lo llamaran para hacer arreglos para algunos de sus álbumes.

John Bonhan impresiona cada vez con su terrible solo de veinte minutos de duración en la mitad de los conciertos del grupo. Antes y después cumple fervientemente su rol sin fallar una sola vez.

Robert Plant, finalmente, es poseedor de una de las voces con registro más alto dentro del rock y capaz de crear una cantidad de climas adecuados para cada tema. El poder sexual carismático de Plant es también parte del atractivo escénico de Zepp. Si este fuera su único mérito sería muy barato. Page [sic] es, además, un excelente letrista (todas las del grupo le pertenecen) con un amplio conocimiento de las viejas leyendas inglesas -que utiliza prolíficamente- y raro olfato para mostrar lo que siente la gente de hoy.

.

DRAMA Y MAGIA

Estas combinaciones, aliadas a una música original y un sonido tan contundente como sutil hace que Led Zeppelin genere un espontáneo sentido dramático que siempre tiene un resultado mágico y de felicidad para la audiencia.

Esto es muy difícil de conseguir en un momento en que muchos grupos están, apelando a elementos extra-musicales para atraerse la masa de público. Cuando las pautas parecen ser el brillo y los maquillajes los cuatro músicos de Led Zeppelin salen a escena sin trucos, solamente con la gran magia que sale de sus instrumentos. "La cosa es sencilla -dijo hace poco Jimmy Page-, simplemente cada uno de nosotros ama tocar esta música."


Volver a la Portada de Logo Paperblog