Revista Ciencia

Limpieza y Desinfección contra Coronavirus

Por Hisal @HISALSL

Limpieza y Desinfección contra Coronavirus

Detalles
Publicado: 18 Marzo 2020

Limpieza y Desinfección contra Coronavirus

Buenos días amigos de Hisal. Tras conocer el alcance que tiene el COVID-19, más conocido como Coronavirus, desde Hisal Control de Plagas, como empresa de limpieza y desinfección en Almería, queremos daros algunos consejos e indicaciones de cómo podéis desinfectar vuestras casas y utensilios para prevenir el contagio.

Después de que se declarara el estado de alarma en España, los ciudadanos deben permanecer en casa y no salir salvo para salir a trabajar (si no es posible el teletrabajo), acudir a un centro de salud, salir a comprar alimentos o productos de primera necesidad, sacar al perro y para algunas pocas más que el Gobierno ha detallado.

Aunque permanezcamos en nuestras casas, algunos especialistas insisten en la importancia de la higiene personal para evitar contraer la enfermedad. También es muy importante mantener el virus a raya en los hogares ya que la contaminación de superficies es una de las vías más frecuentes de transmisión de infecciones como el Covid-19. Un virus que puede llegar a sobrevivir en objetos desde unas pocas horas hasta varios días. De ahí la importancia de desinfectar todo lo que pueda estar en contacto con las manos, ya que es a través de éstas que los virus y bacterias infectan el organismo.

Cuánto puede durar el coronavirus en superficies

En primer lugar, debes tener clara la diferencia entre limpiar y desinfectar, ya que si limpias sin desinfectar no estarás matando los virus y bacterias. A continuación, te mostramos cuánto tiempo puede sobrevivir el coronavirus SARS-CoV-2 en distintas superficies a una temperatura de 20ºC:

  • Acero: 2 días.
  • Madera y vidrio: 4 días.
  • Plástico, metal y cerámica: 5 días. Durante una investigación, una cepa de SARS-CoV-2 duró hasta 9 días en una superficie de plástico a temperatura ambiente.
  • Aluminio: entre 2 y 8 horas.
  • Látex: menos de 8 horas.

Por otra parte, las superficies lisas no porosas como los pomos de las puertas, los teléfonos móviles o las mesas son idóneas para transportar los virus en general. En cambio, las superficies porosas como el cabello, la tela o el papel no permiten que los virus sobrevivan tanto tiempo. Esto es así porque los diminutos agujeros de esos materiales pueden atrapar el microbio e impedir su transferencia.

Lo ideal es limpiar primero y desinfectar después con un agente químico como alcohol para desinfectar o lejía sin detergente. Así, para una mayor efectividad, en el momento de la limpieza se podrá colocar en un pulverizador una solución de alcohol con un 70% de concentración. Antes de empezar a cocinar puedes rociar con esta mezcla la encimera y los utensilios que vayas a utilizar. Deja actuar unos cinco minutos y retirar con un algodón antes de que se seque. No hay que ser paranoico, pero lo ideal es hacerlo varias veces al día

El virus no sobrevive en el aire, eso debes tenerlo en cuenta a la hora de rociar el hogar con aerosoles desinfectantes. Mejor centrarse en las propias superficies. Por último, no entres con los zapatos puestos en casa, déjalos en la entrada o llévalos en la mano, guárdalos en su lugar y lávate bien las manos. A la hora de lavarse las manos, lo mejor es el agua y jabón durante al menos 20 segundos.

Desinfección de las distintas estancias

  • Baños y cocina: los mayores focos de infección en la vivienda son la cocina y el baño, por eso su limpieza debe ser exhaustiva. La lejía y el amoniaco son estupendos desinfectantes, así que se recomienda limpiar con estos productos los baños, grifos, lavabo, ropa, paños, radiadores… Limpia los armarios por dentro, aspira los estantes y los cajones y pulveriza todos los interiores y las puertas con tu spray desinfectante.
  • Sofás y ropa de hogar: el sofá es sin ninguna duda uno de los puntos de mayor infección de la casa, sobre todo si tienes mascotas. Si tiene funda, quítala y desinféctala en la lavadora. En caso de que tu sofá sea de piel, lo mejor es que lo limpies con una bayeta y un producto especial para tapicería. Limpia a conciencia todos los textiles del hogar que se puedan meter en la lavadora, como cortinas, ropa de cama, fundas de almohada o toallas de baño, siguiendo siempre las recomendaciones de las etiquetas. Puedes añadir un poco de lejía a la colada, de blanco o de color según corresponda.
  • Ventanas: debes limpiarlas tanto por dentro como por fuera y puedes hacerlo con amoniaco, pues tiene un efecto desengrasante y desinfectante. Lo tendrás que rebajar con agua y usar siempre guantes porque es muy abrasivo con la piel. Otra alternativa a este producto es el vinagre, que además aporta brillo. Solo tienes que diluirlo en agua caliente o tibia e introducir la mezcla en un pulverizador.
  • Otros elementos: no olvides limpiar los componentes de contacto diario, como son las puertas, manivelas, toallas, telefonillo, mando a distancia… Es esencial limpiarlos con amoniaco o alcohol para desinfectar. Si realmente quieres evitar el contagio del coronavirus, debes desinfectar la casa de forma adecuada y con los productos indicados.

Medidas en casas con personas infectadas

Sanidad recomienda una serie de medidas para la convivencia con personas infectadas o que se sospecha de contagio del coronavirus. Tendrás que tener siempre a mano alcohol para desinfectar y seguir las siguientes recomendaciones en la limpieza del hogar:

  • Incorpora un cubo de basura con tapa automática en la habitación del paciente y una bolsa en su interior con cierre hermético para depositar los residuos.
  • Utiliza mascarilla y guantes para limpiar y desinfectar la casa.
  • Limpia diariamente todas las superficies de contacto frecuente: mesas, interruptores, manivelas, inodoros, teclados, mandos a distancia, teléfonos…
  • Ten a mano una solución con lejía mezclada con agua al 70% de concentración en un pulverizador.
  • Lava la vajilla con agua caliente y jabón, si es posible mejor hacerlo en el lavavajillas.
  • Lava la ropa del paciente en una colada aparte con el detergente habitual y a una temperatura entre 60 y 90 grados. Que el contagio del coronavirus no se siga extendiendo es responsabilidad de todos nosotros. Sigue estas indicaciones y no salgas de casa excepto si es estrictamente necesario.

Volver a la Portada de Logo Paperblog