Revista Ciencia

Lo confieso: tengo mi propia teoría sobre Las Meninas

Publicado el 11 abril 2016 por José Luis Ferreira
Lo confieso: tengo mi propia teoría sobre Las Meninas
Una reciente visita al Museo del Prado y su recurrente referencia en El Ministerio del Tiempo han hecho que vuelva a acordarme de Las Meninas y de los pensamientos que sobre el cuadro siempre he tenido.
En su interpretación aceptada Velázquez está pintando a los reyes Felipe IV y Mariana de Austria, que posan delante de él. La infanta Margarita, con sus sirvientes, están en el lugar como testigos. El cuadro presenta la escena desde el punto de vista de los reyes, que ven a las meninas y a Velázquez. Es el mismo punto de vista que el de quien mira el cuadro. Sobre la pared del fondo se ven a los reyes reflejados en un espejo, la única duda es si es el reflejo de su imagen real o de la pintada en el cuadro.
Así me lo debieron de explicar de pequeño, pero no lo entendí bien, sobre todo en lo que tocaba al espejo. Me quedé con la idea de que Velázquez no está pintando a los reyes, sino a las meninas, que al fin y al cabo es el cuadro que estamos viendo, y que lo hace observándolas reflejadas en un gran espejo que está delante de él y de las propias meninas, que así pueden posar durante horas entretenidas con su imagen. Por su parte, Velázquez puede pintarse a sí mismo disimulando su vanidad. El espectador está del otro lado del espejo contemplando la escena sin ser visto, a la vez dentro y fuera de ella, viendo exactamente lo que ve el pintor y, este es un detalle crucial que no encontramos en un cuadro normal, al mismo tiempo que él.
Esta interpretación me gusta mucho más que la canónica. No me molestan los reyes en el espejo, que fácilmente lo imagino un cuadro, ni que espejos tan grandes como el lienzo no se corresponden con la época, puesto que no se ve y basta con que sea evocado. Pequeños detalles frente a un poderoso juego de reflejos con el que Velázquez nos regala el cuadro más real: el espectador ve la escena, las meninas se ven en el espejo y Velázquez traslada todo lo anterior al cuadro, que es, cerrando el círculo, lo que ve el espectador.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hace cinco años en el blog: El País no se lee a sí mismo.
Hace tres años en el blog: Cuándo funciona bien la planificación.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista