Revista Coaching

Lo que necesitas es… espacio

Por Jofoba @jordifortunybad

Espero que estés bien, tanto tú como tus personas más cercanas. Después del «socavón» de la semana pasada seguimos con la efectividad y GTD® ;).

Hace unas semanas, coincidieron —en un mismo momento— dos elementos que me llevaron a la reflexión que te voy a compartir en este post. 

Estos dos elementos fueron un email de una persona de RRHH de una gran empresa que se interesaba por la formación GTD® oficial, y me preguntaba por los beneficios de la metodología en las personas. Y por otro lado la publicación en la cuenta oficial de GTD® en Instagram de un extracto de una de las conferencias de David Allen.  

Puedes verla aquí y seguidamente tienes el texto traducido —si lo prefieres, al final del post tienes la transcripción* en inglés—:

¿Cuánto tiempo se necesita para tener una buena idea? Cero
¿Cuánto tiempo se necesita para ser estratégico? Cero
¿Cuánto tiempo se necesita para ser creativo o innovador? Cero
¿Cuánto tiempo se necesita para disfrutar y estar presente en lo que sea que estés haciendo? Cero
Todo esto no requiere tiempo, y sin embargo la mayoría de vosotros decis que son algunas de las maravillas de la vida.
Ser creativo.
Ser estratégico.
Tener la habilidad de seguir tu curiosidad y ver por qué caminos que te lleva.
Verás, puedo decirte que la metodología que empecé a desarrollar hace muchos años, llamada Getting Things Done®, o GTD® para abreviar,
ha ayudado a la gente que la ha implementado a crear la única cosa que se necesita para ser creativo, estratégico, para disfrutar, para estar presente y todo eso… lo que necesitas
es… espacio.

Ahí está lo fundamental. No es tiempo, es espacio. Espacio mental. Tranquilidad y frescura mental para poder aprovechar el verdadero potencial de nuestro cerebro. 

La época en la que nos ha tocado vivir —este mundo acelerado, lleno de información y notificaciones pushsitúa al cerebro frecuentemente en su área de incompetencia. El cerebro es fatal gestionando recordatorios, lo que provoca que andemos por la vida con una sensación de agobio constante, con la cabeza siempre ocupada por «ruido».

Creo que ya eres consciente de que «arrastras» varias cosas importantes en las que «pensar». Estoy convencido que ahora mismo tienes algunas decisiones que tomar, o algún proyecto de alto valor en el que necesitas emplearte a fondo —un proceso de mejora, un nuevo producto, una reorganización del departamento, una conferencia, un evento, etc.—, pero van pasando los días y no encuentras espacio —mental— para «recrearte» en ello. 

Te está dando un «perezón» épico. Lo procrastinas sabiendo que lo tendrás que hacer cuando ya no haya más remedio y sabes también que al final lo harás rápido y mal. Tienes tantas cosas en la cabeza que no dispones de espacio. Probablemente pienses que no tienes tiempo, pero lo que no tienes es «espacio».

Al principio te contaba que esta reflexión me la había evocado la pregunta de una persona de RRHH al respecto de los beneficios que te aporta la metodología. Y es que lo más «visual», atractivo y fácil de explicar es la parte táctica de la metodología, la que te aporta sensación de control. 

Pero —en mi opinión— la «magia» está en la parte estratégica. La que surge de manera espontánea una vez has alcanzado esta sensación de control, o lo que es lo mismo, has logrado que desaparezca el «ruido». 

Por eso me gustaron tanto las palabras de David Allen, porque me facilitan el explicar muy sencillamente otro beneficio de la metodología: te proporciona espacio para ser una persona estratégica y creativa. Son precisamente el link entre lo táctico y lo estratégico.

Consciente de eso, la propia metodología ya incorpora elementos que te permiten explotar al máximo este espacio —una vez lo has creado—, como por ejemplo la Revisión Semanal o la Planificación Natural de Proyectos.

Cabe decir que esto también hace saltar por los aires otra objeción muy frecuente entre personas que desconocen —o conocen superficialmente— GTD®. Qué la metodología coarta la creatividad. ¡Es justo lo contrario! 

GTD® permite que tu creatividad para encontrar soluciones y la claridad/calidad en la toma de decisiones —el ser estratégico—mejoren exponencialmente.

Photo by Philipp Berndt on Unsplash

*Transcripción texto original:

By the way, how much time does it take to have a good idea? Zero
How much time does it take to be strategic? Zero
How much time does it take to be creative or innovative? Zero
How much time does it take to just be loving and present with whatever you’re doing? Zero
Those do not require time and yet most of you would say those are some of the golden goodies of life.
Being creative.
Being strategic.
Having the ability to follow your curiosity down the paths it’s leading you.
See, I could tell you that the methodology I uncovered many years ago
called Getting Things Done® GTD® for short, the people who have implemented that without fail have created the one thing you do need in order to be creative, strategic, loving, present and all that and that is you need room.


Volver a la Portada de Logo Paperblog