Revista América Latina

¿Los apóstoles de Chávez perdieron la ruta?

Publicado el 16 abril 2021 por Jmartoranoster

Flavia Riggione

Eran doce apóstoles cuando murió el Comandante en marzo de 2013. Por ahí estaban en el velorio, el rojo rojito, innombrable, imponente con su gran altura, también recuerdo a Héctor Navarro, más humilde, encogido, de bajo perfil, por supuesto Diosdado Cabello, Nicolás Maduro compitiendo en prestancia con el rojo rojito, la siempre eterna Cilita, la Fosforito, Elías Jaua, el profesor Giordani, Jorge Rodríguez, los fieles y leales Generales. Ustedes acompáñenme a completar el cuadro.

Los recuerdo allá, al lado del féretro del Comandante, haciendo rotaciones en la Guardia de Honor, cual enormes cirios encendidos, mientras atrás, en los turnos, con nerviosismos avizoraban un futuro inmediato de batalla. Sin tiempo para el dolor, sin poder hacer el luto, de una vez colocándose los guantes.

Han pasado ya muchos años, y todos sabemos la historia. De batalla en batalla, no siempre de victoria en victoria. La lucha por mantener el poder es a muerte. Pero no sólo la muerte de ellos, los hijos de Chávez, los apóstoles, los que forman todavía parte del Gobierno bolivariano. A los demás que ya no están, no los molestemos, sobre todo a los que no han tenido ninguna culpa en su salida, sino declarar a grito pelado los errores en la vía.

Opino que los que quedaron están perdiendo la ruta porque privilegian las batallas políticas, inevitables, ciertamente imposibles de ignorar. ¿Pero la batalla por la vida del pueblo? Las consecuencias de la agresión imperial están haciendo estragos, y no lo escribo sólo por el camión de cerveza desvalijado hoy en Tazón, llegando a Caracas, cuando quedó colisionado. ¿Una cerveza? Imposible de comprar, cuando el sueldo no alcanza ni para el pan nuestro de cada día.https://googleads.g.doubleclick.net/pagead/ads?client=ca-pub-6906805909929912&output=html&h=280&adk=1221166669&adf=3299514399&pi=t.aa~a.3555483392~i.7~rp.4&w=770&fwrn=4&fwrnh=100&lmt=1618591297&num_ads=1&rafmt=1&armr=3&sem=mc&pwprc=9375194250&psa=1&ad_type=text_image&format=770×280&url=https%3A%2F%2Fwww.aporrea.org%2Factualidad%2Fa301650.html&flash=0&fwr=0&pra=3&rh=193&rw=770&rpe=1&resp_fmts=3&wgl=1&fa=27&adsid=ChEI8OvkgwYQ4rW_hM3QvpjLARJMAHzc11B7JTyXaEhlxsF20LaCjjW05uV6kcAuqi0YEFHp0sWE81q4rMbUMc7UcY8ClpHjT6XiK5ahCBApNyO2FUUKKq6ZLn6onCF6zA&uach=WyJXaW5kb3dzIiwiNi4xIiwieDg2IiwiIiwiODkuMC40Mzg5LjEyOCIsW11d&dt=1618593097859&bpp=1&bdt=736&idt=-M&shv=r20210414&cbv=r20190131&ptt=9&saldr=aa&abxe=1&cookie=ID%3D9693ac918e69aa93-225bc16d6db800f0%3AT%3D1606730740%3ART%3D1606730740%3AS%3DALNI_MY7tLv0WqYSBUoroMhxA8aClk_BRA&prev_fmts=728×90%2C1170x280%2C770x280%2C300x600%2C0x0&nras=2&correlator=8390787311076&frm=20&pv=1&ga_vid=610922828.1606730868&ga_sid=1618593097&ga_hid=1256447776&ga_fc=0&u_tz=-240&u_his=4&u_java=0&u_h=900&u_w=1600&u_ah=860&u_aw=1600&u_cd=24&u_nplug=3&u_nmime=4&adx=207&ady=1268&biw=1583&bih=757&scr_x=0&scr_y=0&eid=44740079&oid=3&pvsid=1253294810530214&pem=463&ref=https%3A%2F%2Fwww.aporrea.org%2F&eae=0&fc=384&brdim=0%2C0%2C0%2C0%2C1600%2C0%2C1600%2C860%2C1600%2C757&vis=1&rsz=%7C%7Cs%7C&abl=NS&fu=128&bc=31&jar=2021-04-16-16&ifi=6&uci=a!6&btvi=3&fsb=1&xpc=5FV8Ag4k9Y&p=https%3A//www.aporrea.org&dtd=17

Oímos ayer al Diputado presidente de la AN, Jorge Rodríguez, de nuevo con el cuento de Juanito Alimaña y los cuarenta ladrones, y con toda seguridad será el tema estrella den el programa Con el Mazo Dando de esta noche cuando escribo.

Pero deben saber, estimados del gobierno bolivariano, a pesar de tanta parafernalia, escándalos descubiertos, traiciones internas entre los del G4, rasgamiento de vestiduras, que esos robos continuados, y su denuncia, no les importan a gran parte de los opositores comunes. No tienen mayor impacto. Simplemente piensan que se los están robando a los chavistas, y sacan a relucir ellos, en su malsana y disociada mente, que ladrón que roba a ladrón tienen cien años de perdón. Triste muy triste.

Tampoco impacta mucho al pueblo de la calle, a la masa. No se imaginan cuanto representan esos 53 millones de dólares que se están repartiendo como los vestidos del Cristo. Aunque tal vez sí, ahora que los billetes verdes son los que circulan, incluso en los más humildes, albañiles, obreros del día a día. Si sabrán que todos ellos, los del G4 son una cuerda, una larga cabuya, de Judas. Y así van a terminar, ahorcados por su propia conciencia.

Pero apreciados lectores, la pregunta es muy simple. Me sumo a una twittera que señaló que “lo único que quiero saber de Juanito alimaña es que tiene orden de captura”.

No entiendo las razones del gobierno de Nicolás Maduro para no haber tomado la decisión, este año, de aprehender a la alimaña. Estuvo en el pasado mes de enero en su más bajo índice de popularidad al irse Trump y dejarlo en el aire, al no ser tampoco abrazado abiertamente por Biden, ni por la Unión Europea que lo tildó de un “interlocutor privilegiado”, ni ser ya diputado ni presidente de nada, pero de nada, ni siquiera de la junta de condominio de su edificio por tanto desprestigio.https://googleads.g.doubleclick.net/pagead/ads?client=ca-pub-6906805909929912&output=html&h=280&adk=1221166669&adf=2058707449&pi=t.aa~a.3555483392~i.17~rp.4&w=770&fwrn=4&fwrnh=100&lmt=1618591297&num_ads=1&rafmt=1&armr=3&sem=mc&pwprc=9375194250&psa=1&ad_type=text_image&format=770×280&url=https%3A%2F%2Fwww.aporrea.org%2Factualidad%2Fa301650.html&flash=0&fwr=0&pra=3&rh=193&rw=770&rpe=1&resp_fmts=3&wgl=1&fa=27&adsid=ChEI8OvkgwYQ4rW_hM3QvpjLARJMAHzc11B7JTyXaEhlxsF20LaCjjW05uV6kcAuqi0YEFHp0sWE81q4rMbUMc7UcY8ClpHjT6XiK5ahCBApNyO2FUUKKq6ZLn6onCF6zA&uach=WyJXaW5kb3dzIiwiNi4xIiwieDg2IiwiIiwiODkuMC40Mzg5LjEyOCIsW11d&dt=1618593097859&bpp=1&bdt=736&idt=1&shv=r20210414&cbv=r20190131&ptt=9&saldr=aa&abxe=1&cookie=ID%3D9693ac918e69aa93-225bc16d6db800f0%3AT%3D1606730740%3ART%3D1606730740%3AS%3DALNI_MY7tLv0WqYSBUoroMhxA8aClk_BRA&prev_fmts=728×90%2C1170x280%2C770x280%2C300x600%2C0x0%2C770x280&nras=3&correlator=8390787311076&frm=20&pv=1&ga_vid=610922828.1606730868&ga_sid=1618593097&ga_hid=1256447776&ga_fc=0&u_tz=-240&u_his=4&u_java=0&u_h=900&u_w=1600&u_ah=860&u_aw=1600&u_cd=24&u_nplug=3&u_nmime=4&adx=207&ady=2214&biw=1583&bih=757&scr_x=0&scr_y=0&eid=44740079&oid=3&pvsid=1253294810530214&pem=463&ref=https%3A%2F%2Fwww.aporrea.org%2F&eae=0&fc=384&brdim=0%2C0%2C0%2C0%2C1600%2C0%2C1600%2C860%2C1600%2C757&vis=1&rsz=%7C%7Cs%7C&abl=NS&fu=128&bc=31&jar=2021-04-16-16&ifi=7&uci=a!7&btvi=4&fsb=1&xpc=4OQqDsJGcN&p=https%3A//www.aporrea.org&dtd=23

Entendí que en el 2019 y 2020 no era un momento oportuno y la estrategia era que se cayese por él solito. ¿Pero robando? Imposible enfrentar abiertamente al imperio. Creo fue una decisión inteligente. Pero todavía hoy, abril 2021, ¿sigue en lo mismo sin que nadie lo detenga?

¿Y la cuadrilla de los asquerosos (disculpen la falta de elegancia) Borges, Vecchio, Leopoldo, y todos aquellos teniendo vida de reyes en el exilio dorado?

¿Y la investigación que se está llevando a cabo en la Comisión de Contraloría de la AN, presidida por José Brito? ¿Las declaraciones del Fiscal General Tarek W. Saab? ¿Sólo son distracciones para olvidar la gravísima situación de deterioro de los trabajadores, de la gente en general?

No alcanzan los bonos, a pesar de que son siempre bien recibidos, no alcanzan las cajas CLAP, si bien son siempre un gran esfuerzo del Gobierno para paliar la situación.

Pero no sólo de pan vive el hombre. Los venezolanos quieren saber ¿por qué tanta denuncia con bombos y platillos sin hacer nada al respecto? ¿Por qué tanto concentrarse en la agresión imperial sin inventar nuevas formas de rescatar nuestra moneda? ¿Sin rescatar nuestro sueldo?

Ciertamente los venezolanos son pacientes, y se están inventando y re-inventando para obtener alguna entrada para subsistir, para hacer mercado, para llevarle comida a sus hijos cuando no llegan las bolsas Clap, pues por mucha organización y premura es casi que imposible alimentar a veinte-treinta millones de personas, con regularidad.

Por eso no estamos para concursos de belleza tipo el Miss Venezuela, como si aquí no pasara nada, ni estamos para las denuncias muy bien presentadas por el diputado Jorge Rodríguez pero que caen en saco roto, sin concretarse las acciones.

Apóstoles de Chávez luchando y luchando pero que deben pararse un momento, pasar varias noches de insomnio para hacer un gran think tank, no sólo para escribir poemas ni para ver canales extranjeros y saber por dónde van los tiros. Pues sinceramente, no creo que el Presidente Maduro siga viendo series de Netflix con Cilita a su lado, comiendo cotufas. Sentarse a pensar cómo darle prioridad a las penurias que pasa el venezolano de a pie, y no sólo, pensar para salir rápidamente de las lechugas verdes que nos hacen sentir menos soberanos, y analizar si las medidas puestas en curso hasta ahora (¿la ley antibloqueo?) están empezando a dar los resultados esperados.

Ruta: atender las prioridades para el venezolano sin descuidar la agresión imperialista ni a las amenazas que nos llegan de los vecinos. ¿Se necesitarán más de 24 horas? O ¿una mejor organización con más patriotas que no están tomando en cuenta?

Profesora e investigadora (J) Titular de la UCV.Flavia Riggione


Volver a la Portada de Logo Paperblog