Revista Infancia

Los ejercicios de kegel

Por Celia Garabaya @britishbubbles

Los ejercicios de kegel embarazadasLos ejercicios de kegel pueden ayudarnos mucho si los realizamos con periodicidad y sin forzarnos. Nuestro cuerpo es una maquina de mucha precisión. Pero no deja de ser un grupo de músculos articulaciones, huesos, carne… Y todas nuestras partes tienen una función muy definida para que funcionemos con gran exactitud. Es muy importante que nos cuidemos a nivel de cabeza, pero también de físico. Son muchos los años que tenemos que vivir y encontrarnos a gusto con nuestro cuerpo es fundamental. Y no me refiero solo a tener buen aspecto. Debemos cuidar que todas nuestras partes aguanten el máximo tiempo posible. Y para ello, tenemos varias clausulas a seguir. Entre ellas tenemos los ejercicios físicos, una dieta saludable, descansar cuando lo necesitemos… Hoy vamos a ver un ejercicio muy recomendado tanto a hombres como a mujeres, aunque es más conocido por realizarse después del embarazo. Se trata de los ejercicios de kegel, los analizaremos y veremos cuales son los beneficios que podemos sacar de realizarlos periódicamente.

¿Qué son los ejercicios de kegel?

En verdad son unos de los ejercicios más conocidos por todas las mujeres que han estado embarazadas. Aunque es lo más común, nosotros os recomendamos que los realices con periodicidad aunque no estemos embarazadas. Es más, muchas veces nos olvidamos que se trata de un ejercicio saludable y que aunque pocas veces se habla de ello, los ejercicios de kegel están muy recomendados para hombres también, luego hablaremos de ello.

Como cualquier ejercicio físico que hacemos. Está destinado sobre todo para dos cosas, coger elasticidad en los músculos y coger más fuerza en ellos. Y ese es el fundamento de los ejercicios de kegel. Conseguir fortalecer una serie de músculos, que por sus situación en el cuerpo, no solemos trabajar con ellos. Y sin embargo son responsables de un gran número de problemas, sobre todo en las mujeres después de haber pasado un embarazo.

Los músculos a los que va dirigido kegel, son los que tenemos situados en el suero pélvico. (La zona de la vagina). Pero, debemos decir que en esa zona se encuentran los músculos responsables de los esfínteres, tanto de la orina como el anal. Con lo que es una zona donde los músculos juegan una partida muy importante en nuestro día.

Historia de los ejercicios de kegel.

Es curioso, pero es posible que sea uno de los primeros ejercicios que se les ha

deporte después del embarazo
recomendado a las mujeres después del embarazo. Desde hace tantos años. De hecho, fue en el 1940. El dr Arnold Kegel, dedico parte de su carrera a tratar los problemas de incontinencia que sufrían las mujeres después de haber pasado por el embarazo y haber dado a luz.

La experiencia del parto natural, hace que los músculos que tenemos en la zona, se relajen para permitir la salida del bebé sin ningún problema. El problema surge después. Ya que es normal que éstos músculos tarden un tiempo en volver a su sitio y adquirir la fuerza que ya tenían antes del embarazo. Fue el Dr Kegel, quien a finales de los 40, después de haber estado investigando muchos años. Presentara una publicación en la que describía una serie de ejercicios a realizar con la zona pélvica, para poder fortalecer los músculos y disminuir así las perdidas de orina. Enseguida se hicieron muy famosos por todo el mundo. Y les pusieron el nombre de su inventor, “los ejercicios de Kegel”.

¿Para que sirven?

Como acabamos de ver, los ejercicios de Kegel en un principio tenían una única función. Que era la de evitar las perdidas de orina después del embarazo. Aunque con el tiempo, se han ido perfeccionando y encontrándole otra serie de beneficios que nos pueden valer tanto a mujeres como a hombres. Destacamos solo los más populares.

Evitar la incontinencia de orina: Son diferentes los motivos por los que podemos perder la fuerza en los músculos del suelo pelvico. Pero, siempre produce lo mismo. El no poder controlar bien los esfínteres. Ejercitando los músculos con los ejercicios de kegel, conseguiremos reforzar y dominar el control de éstos.

Incontinencia anal: Aunque no es tan habitual como la de orina. Es cierto que hay muchas personas que la sufren (No tiene nada que ver con el embarazo). Los ejercicios de kegel lo bueno que tienen es que trabajan todas las partes del suelo pélvico, con lo que también trabajamos la zona del esfinter anal.

Aumentar el placer sexual: Algo que se ha descubierto mucho después. Pero que ha sido lo que ha conseguido que se hagan tan populares los ejercicios de kegel en mujeres embarazadas como no. Al fortalecer toda la vagina, estamos ayudando a tener más tensos los músculos. Y seremos capaces de apretar más con ellos. Además, una de las cosas buenas que tienen los ejercicios. Es que además de coger más fuerza, aprendemos a controlarlos y dominarlos. Algo que nos puede ser muy útil a la hora de mantener relaciones sexuales. Tanto para nosotras como para nuestra pareja.

Hay varios motivos que nos pueden ocurrir por los que los ejercicios de kegel nos pueden ayudar mucho. Estos casos son:

  • Cuando no utilizamos mucho los músculos de la vagina. (Escasas relaciones sexuales)
  • Pasar por un embarazo y sobre todo el momento del parto. Aunque incluso si somos cesárea puede afectarnos debido al proceso del embarazo. Y el aflojamiento de la zona para prepararse para dar a luz.
  • Los años son uno de los mayores responsables del debilitamiento de la zona pélvica.
  • La obesidad también es responsable de problemas.
  • Alguna infección que hayamos sufrido de orina, puede afectar directamente a los músculos.

¿Cuándo debemos hacer los ejercicios?

Como en cualquier ejercicio físico que hablemos. Lo bueno es que lo podemos hacer cuando queramos. En el caso de los ejercicios de kegel, lo mejor es empezar cuanto antes. Ya que cuanto más tiempo los hagamos mejor serán los resultados. Hasta hace poco eran unos ejercicios que solo los empezábamos a hacer cuando nos quedábamos embarazadas, o incluso cuando ya habíamos dado a luz. Con lo que estamos perdiendo mucho tiempo para conseguir una buena tonificación de los músculos del suelo pélvico.

No hace falta que les dediquemos mucho tiempo. Pero como en todo, lo importante es ser constante en el tiempo. Además con 10 minutos al día podemos tener muy buenos resultados. Y lo mejor de los ejercicios de kegel, es que los podemos realizar en casi cualquier parte, incluso mientras hacemos otras cosas. Y nadie se va a enterar que los estamos haciendo. Dedicaremos otro artículo para conocer paso a paso, como hacerlos.

De hecho, hoy en día. Hay muchas adolescentes que lo practican. Y es algo que a la larga agradecerán. Y hay algunos deportes o actividades que sin ser los ejercicios de kegel también ejercitan los mismos músculos. Entre ellos tenemos que destacar:

  • El yoga.
  • El pilates.
  • El taichi.

Kegel en hombres.

Aunque en un principio se definieron como ejercicios para las mujeres. Con el tiempo, los médicos se han dado cuenta que tienen muchas más utilidades de las que nos imaginábamos. Y no solo en mujeres también en los hombres. Vamos a conocer algunos de los beneficios que pueden traer los ejercicios de kegel en los hombres de diferentes edades.

  • Al igual que en las mujeres, ayudará con la incontinencia urinaria
  • Es una de las mejores ayudas que tenemos para luchar contra la eyaculación precoz.
  • Evita la impotencia.
  • Aumenta la cantidad de sangre en la zona. Potenciando las erecciones más largas y más fuertes.
  • Mayor facilidad para obtener una erección
  • El control es poder. Y se supone que para los hombres al igual que para las mujeres puede mejorar los orgasmos considerablemente.
  • Más ángulo de erección
  • Cuida a la próstata.
  • Poder controlar la eyaculación

 


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas