Revista Cine

Los otros magos de Oz

Publicado el 05 noviembre 2012 por Enriquestenreiro @soyconfeso
Lyman Frank Baum (1856-1919), fue un emprendedor. Antes de publicar en 1900El maravilloso mago de Oz, se había aventurado en mil y una empresas, todas ellas fracasadas. Desde la producción teatral, hasta la edición de periódicos, pasando por un bazar, L.F.Baum no tuvo éxito en los negocios, pero nunca cejó en su empeño de continuar emprendiendo (y aprendiendo). Lo único que permaneció inalterable a lo largo de su vida fue el gusto por la escritura.
Asociado con el ilustrador W.W. Denslow, la publicación de El maravilloso mago de Oz fue un éxito inmediato, al que le siguieron hasta trece spin-offs. Dada la popularidad del cuento, el escritor decidió emprender una nueva empresa: la adaptación teatral del cuento. A lo largo de dos años, Dorothy, el espantapájaros, el hombre de hojalata y el león, estuvieron girando por Estados Unidos con gran acogida de público y crítica.  

Los otros magos de Oz

Ilustración de Denslow




Dado el carácter aventurero de Baum, era de esperar que el cine atrajera su atención. Así que, ¿por qué no trasladar a la pantalla el mundo de Oz? The Oz Film Company tenía como trademark el rostro sonriente de la princesa de Oz. Todas las short-movies que realizó el nuevo director, comienzan de la misma forma: una sonrisa deslumbrante que no consiguió deslumbrar a las masas. He aquí una de estas películas His Majesty, the scarecrow of Oz (1914), escrita y dirigida por el propio Baum. 
El primer largometraje basado en El maravilloso mago de Oz data de 1925. A la muerte de Baum en 1919, su hijo, L. Frank Baum Jr. en un intento por mantener viva la obra de su padre, contacta con el cómico Larry Senon para tratar de llevar al cine el popular cuento. Cinco años después puede verse el resultado: una comedia fantástica bastante alejada de la famosa película de 1939.  Aquí, los granjeros (futuros espantapájaros, hombre de hojalata y león) viajan con Dorothy over the rainbow, en donde son recibidos por un ejército que reconoce a la joven como Queen of Oz. No hay rastro de Totó, pero sí de un ¿sirviente? negro, quien también vuela con la delegación de Kansas. Evidentemente, los munchkins ni están, ni se les espera. Como curiosidad, el hombre de hojalata - a quien reconoceréis- está interpretado por el mismísimo Oliver Hardy. He aquí el fragmento de The Wizard of Oz de 1925, en donde la casa despega de Kansas y llega a Oz. 

Aunque por problemas con los derechos de autor no pudo ser estrenada en el momento de su realización, en 1933,  Ted Eshbaugh´s Technicolor realiza la primera animación de El mago de Oz. Más allá de que parezca que estamos ante Betty Boop disfrazada de Dorothy, por primera vez se emplea el contraste entre el blanco y negro de Kansas con el technicolor de Oz. También aparece por primera vez Totó, como fiel compañero de la protagonista. Tras la tormenta, Dorothy y Totó caen en Oz, en donde se encuentran inmediatamente al espantapájaros y al hombre de hojalata (ni rastro del león). Después, todos ellos son recibidos con algarabía por los habitantes que, aunque no son los munchkins, sí recuerdan en cierta medida a ellos. Tampoco hay camino de baldosas amarillas, ni brujas malas o buenas, pero, creo que estamos ante la versión más parecida a la película de la Metro de 1939. Aquí os la dejo para que juzguéis vosotros mismos. 
 

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revistas