Revista Salud y Bienestar

Los problemas reumáticos provocan la mitad de las incapacidades laborales, siendo el lumbago la principal causa, según la SER

Por Fat
Los problemas reumáticos provocan la mitad de las incapacidades laborales, siendo el lumbago la principal causa, según la SER
Las enfermedades musculoesqueléticas son muy prevalentes en nuestro país, especialmente la lumbalgia. En concreto, casi el 15 por ciento de los españoles sufre dolores lumbares y hasta el 44,8 por ciento padecerá al menos un episodio de esta patología en un periodo de 6 meses, afirma el Dr. Cayetano Alegre, portavoz de la Sociedad Española de Reumatología (SER). La lumbalgia ocupa el segundo puesto en la lista de enfermedades reumáticas que provocan una peor calidad de vida en cuanto a limitación física, detrás de la artrosis de rodilla, y genera un alto consumo de recursos sanitarios y sociales. De hecho, tiene una influencia considerable en la salud pública y se ha convertido en uno de los motivos más frecuentes de absentismo laboral. Esto constituye la primera causa de incapacidad laboral, lo que repercute en un elevado coste socioeconómico. En general, los problemas reumáticos provocan el 50 por cienot de las incapacidades laborales en España.
Respecto a la lumbalgia ocupacional, el Dr. Alegre insiste en que intervienen tanto variables físicas y psicológicas del propio trabajador, como factores relacionados con la actividad desempeñada. En muchas ocasiones, los pacientes desarrollan un proceso crónico que les incapacita para su actividad laboral. Para el especialista, evitar coger peso, mantener una adecuada higiene postural y realizar ejercicio físico son los tres pilares fundamentales para la prevención de esta patología. Las personas que hayan sufrido algún tipo de dolor lumbar mejoran haciendo reposo durante tres días; pasado este tiempo es conveniente empezar a levantarse y comenzar a realizar una actividad física suave y progresiva.
La SER recomienda en estas fases aplicar calor local varias veces al día, masajear la zona posteriormente si se notan contracturas de los músculos y tomar analgésicos simples. La práctica regular de ejercicios de rehabilitación y el deporte también son de gran ayuda para estos enfermos. Normalmente sólo una minoría de los afectados son candidatos a tratamiento quirúrgico. Se operan aquellos que tienen una hernia discal que provoca dolor ciático rebelde a los tratamientos conservadores; los que sufren espondilolistesis, es decir, desplazamiento de una vértebra sobre otra que se debe fijar para evitar daños en las raíces nerviosas; o los pacientes de edad avanzada con artrosis lumbar si tienen limitaciones para caminar.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :