Revista Salud y Bienestar

Mamá, quiero ser otorinolaringóloga

Por Anna
Mamá, quiero ser otorinolaringólogaInauguramos de verdad esta nueva sección con la primera especialidad/entrevista, nada menos que al gran Emilienko, mi otorinolaringólogo preferido (y creo que el de muchos de por aquí). Y ni hecho a propósito, oye, que hoy es su cumpleaños... así que muchas felicidades Emilio, y gracias por ser mi conejillo de Indias :)
Mamá, quiero ser otorinolaringóloga
Empecemos por lo básico, y preséntanos en condiciones tu especialidad: 
¿Podrías contarnos cómo se organiza tu especialidad?La residencia de Otorrinolaringología (ORL) dura 4 años. Desde hace tiempo se viene diciendo que cuatro años es un periodo insuficiente para adquirir todas las competencias que debería reunir un otorrinolaringólogo, pero bueno, la verdad es que con cuatro años la gente sale defendiéndose bastante bien.
Las rotaciones dependen del hospital donde se hace la residencia. En mi hospital, las rotaciones internas se hacen por planta de hospitalización, urgencias ORL, consultas y quirófanos del hospital infantil, consultas externas, cirugía mayor ambulatoria y quirófanos. Las rotaciones externas se realizan en los servicios de Radiodiagnóstico, Cirugía Maxilofacial, Neurocirugía y Cirugía Plástica. Los rotatorios dependen del hospital donde se haga la residencia; así, en algunos lugares se rota por Cirugía General también. Los nuevos residentes pasan también por Atención Primaria.
Las subespecializaciones son comunes en los servicios grandes: hay ORL dedicados a la Oncología de laringe e hipofaringe; otros, al vértigo; otros, a la cirugía del oído medio. En hospitales más pequeños, todo el mundo hace un poco de todo. 
¿Qué debe tener alguien para ser otorrino? ¿Qué no?No creo que un ORL deba tener cualidades diferentes a las de cualquier otro médico. Quizás no deba ser un tipo demasiado escrupuloso, eso sí. Hay mucho cerumen, moco, sangre y pus al cabo de cada jornada. 
¿Qué crees que es lo mejor y lo peor de la ORL?Para mí lo mejor de la ORL es que mucha gente se cura. Incluso la oncología ORL es de relativo buen pronóstico cuando se compara con cánceres de otras localizaciones. Eso da mucha satisfacción. También está muy bien depender relativamente poco de otras especialidades: yo diagnostico, yo trato, yo opero.
Lo peor... ...bueno, cada cuál encuentra sus cosas malas. Yo llevo muy mal tener que pedir ayuda a otros especialistas cuando, por ejemplo, en uno de tus pacientes ingresados sospechas un tromboembolismo pulmonar o un dolor torácico. Es arriesgado ponerte a tratar esas cosas por tu cuenta simplemente porque te falta experiencia en Medicina General. 
¿Era ORL tu primera opción al hacer el MIR? ¿Cuándo y cómo supiste que era lo que querías hacer?Yo tuve mucha suerte. Mi primera opción era ORL y en el hospital donde cogí la plaza. Descubrí la especialidad por error. En las vacaciones de cuarto de carrera solicité una beca IMFSA para el servicio de Hematología del Hospital Central de Asturias. En el autobús del viaje, la compañera que venía conmigo me propuso cambiar los servicios porque ella iba a ORL y no le gustaba. Yo acepté: me quedé con ORL y ella se fue a Hematología. Al principio me eché las manos a la cabeza, al imaginarme todo un verano sacando cerumen de oídos asturianos. Pero el personal de aquel servicio fue tan amable conmigo que, cuando llegó septiembre y acabó mi beca, tuve muy claro que aquello me gustaba. 
¿Qué otras opciones barajaste si no conseguías plaza?Urología... jajaja. ¿Te imaginas? ¡Menos mal que conseguí mi plaza porque ahora que lo veo desde dentro, no me habría gustado nada ser urólogo! 
¿Alguna vez te has arrepentido de haberla escogido?Claro que sí: cuando trabajas de residente, tu especialidad no era exactamente lo que creías que era y hay cosas que no te gustan. De hecho, seguramente haya otra especialidad que, de haberla elegido, me habría gustado más. A veces me lo planteo, pero no sé cuál es esa especialidad. Creo que es bueno pensar en esas cosas de vez en cuando.  De todos modos, como residente de ORL estoy muy contento. 
Si alguien quiere seguir tus pasos, ¿le recomiendas alguna preparación extra, algún hospital donde hacer la residencia, etc.?No conozco muchos hospitales. El Hospital Central de Asturias tiene mucho prestigio. El mío, (Virgen del Rocío de Sevilla) es enorme y recoge casos rarísimos. Estos dos me parecen buenos pero, te repito, no tengo mucho material para comparar.
… ¿y podrías recomendar algún libro, blog o web dónde conocer mejor la especialidad o a otros profesionales como tú?
Los libros los debe escoger cada uno. Para estudiantes que quieran profundizar un poco, a mí me gusta el manual de Jorge Basterra: tiene imágenes esclarecedoras, los capítulos están separados por colores y el texto no está apelmazado. Es muy agradable. Yo me lo estudié durante un verano cuando era estudiante.
Blogs... aparte del mío, sólo conozco dos blogs más de residentes de ORL: “¿Qué he hecho yo para merecer esto?” de Bellatrix y “No aclares que oscurece” de B. Pero los tres son personales; no existe para la ORL un blog estrictamente científico como lo es “Ocularis” para la Oftalmología.
Sobre páginas webs, recomiendo “ORL basada en la evidencia”, que es increíblemente útil por su simplicidad. La escriben algunos especialistas del Hospital Puerta del Mar de Cádiz y está muy bien. 
Véndenos tu especialidad en 5 palabras.MEDICINA DELICADA PARA LUGARES COMPLEJOS
Para llegar aquí, además de tu licenciatura debiste pasar por el “temido MIR”, así que hablemos un poco de él: ¿Es para tanto? Es decir, tenías una idea de cómo era o ahora ves que la gente tiende a exagerarlo por desconocimiento…Una vez que ya has hecho el examen y tienes tu plaza, el MIR se ve como algo que se sobrevaloró en su día. Y es verdad; no es un examen difícil. Sin embargo, no es ningún juego. Cinco cruces en otra respuesta y tu vida puede cambiar de calidad y de ciudad. No, el examen no es difícil. Los cambios que puede haber en tu vida sí que pueden serlo. 
¿Te parece el MIR un sistema justo de asignación de plazas?, ¿cambiarías algo en él?¿Justo? Para nada, es terriblemente injusto. Pero cualquier otro sistema sería injusto también. Dentro de tanta injusticia, el MIR tal y como está ahora planteado (preguntas de test) es lo más justo que se me ocurre por su tremenda objetividad. 
¿Cómo enfocaste tu preparación?, ¿volverías a hacerlo igual?En mi último año de carrera, viví circustancias personales difíciles y decidí plantearme el MIR de forma que no me volviera loco. Para mí era un trabajo: seis horas diarias de estudio repartidas en tres jornadas cronometradas: de 9:15 a 11:15; de 11:45 a 13:45 y de 16:30 a 18:30; lloviera, hiciera frío o brillara el sol. El resto del día me lo dedicaba a mí. A las 18:30 se cerraba el libro, aunque quedaran cosas por estudiar. Ya lo haría al día siguiente. Salí más que nunca y conocí a personas maravillosas que me ayudaron a olvidar el examen y a vencer el estrés. Hice mucho deporte. Fui a conciertos. Actualizaba diariamente el blog y leí a muchos blogueros. En resumen, seguí siendo yo mismo con un trabajo de seis horas. A la jornada siguiente, estaba fresco como una lechuga. Me habría tirado de los pelos de salir de la bibioteca todos los días a las nueve de la noche, como hacían mis compañeros. Fue una apuesta arriesgada que me salió bien y creo que fue precisamente por eso. Volvería a hacerlo igual, sí. 
¿Estabas muy agobiado o contabas con un colchón de seguridad por buen expediente?Mi expediente rondaba el dos y medio y mi plaza se podía coger bien con un dos mil. No estaba precisamente agobiado. 
¿Obtuviste el puesto que necesitabas?, ¿crees que podrías haberlo hecho mejor o creías que lo harías peor?Obtuve el número 603. No es algo espectacular, pero está bastante bien. La plaza que quería nunca se había elegido antes con menos de un 800. Creo que lo hice bien. Fui tranquilo a Madrid. Pero para que veas que esto de los números es una tontería, la otra plaza de ORL, la de mi co-R, se eligió ese año con un 100 y estuve a punto de quedarme fuera. 
¿Es verdad que durante la residencia se olvida todo lo no tocante a tu especialidad? :P Mhm... es una verdad a medias. He olvidado el esquema del tratamiento del edema agudo de pulmón (EAP) y eso que me lo sabía muy bien. Sin embargo, creo que ahora podría diagnosticar un EAP mejor que el día del examen y por supuesto tomar por mi cuenta medidas que son beneficiosas y que no estaban en el libro del MIR y que por tanto no sabía.
Para terminar… ¿podrías mandar un consejo a todos los que están/estamos ahora preparando la oposición?Lleváis estudiando seis años y además mucho. Habéis estudiado en muchas situaciones: contentos y tristes; enamorados y con mal de amores; peleados con vuestra familia y contentos con ella; sanos y enfermos; concentrados y distraídos. Y pese a todas esas circustancias, habéis aprobado una carrera no fácil. Eso quiere decir que os conocéis muy bien; sabéis mejor que nadie cómo tenéis que estudiar. Por lo tanto, dejaros aconsejar por los métodos de estudio de las academias, pero recordad que ellos no os conocen tanto como vosotros mismos. Seguid siguiendo vuestras reglas y rutinas y os irá bien.
¡Emilienko, te lo repito, ha sido un verdadero placer!Si tienes algo que decir (¡seguro!), déjame un comentario :)

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog