Revista Viajes

Manolo, el del molino

Por Larami

Colorao de pura cepa, Manuel Sanz salió del pueblo para cablear media España con Telefónica. De paso por La Almunia de Doña Godina conoció a Ofelia y formaron familia, viviendo más de 40 años en Barcelona y Madrid. Ya jubilados, volvieron a Puebla de Valles para restaurar su molino y ser alcalde (el mayor honor de un vecino, según dice) durante 10 años.

Desde entonces Manolo ha derrochado energías y tiempo en divulgar la imagen de Puebla, sus lugares y sus costumbres. Su labor como alcalde y su buen hacer le han otorgado el reconocimiento y el respeto de todos. Es citado en diferentes textos como ejemplo de “bonhomía y amor a su tierra, luchando por ella con denuedo y pasión” (Pedro Aguilar en el libro “La letra de los ríos”).

Manolo, el del molinoElegido Popular de Nueva Alcarria, es co-autor del libro “Puebla de Valles, usos, costumbres, cuentos y leyendas” publicado por Editorial AACHE, y autor de numerosos artículos en periódicos de la provincia (La Tribuna, Nueva Alcarria, …). Versado en mil temas, es un maestro de la tertulia, como demostró participando en diferentes coloquios en Radio y Tv.

Cuando dejó las tareas municipales, dedicó el tiempo a su gran pasión: recuperar aperos y muebles antiguos, restaurarlos y contemplarlos en el molino del Rulo, auténtico museo etnológico de Puebla de Valles y su comarca. Pero sobre todo Manolo y Ofelia son buenas personas. Su presencia engrandece Puebla de Valles.

Su dedicación a lo realmente importante es el contrapunto que nos obliga a reflexionar sobre el uso del tiempo en la sociedad actual. Al atardecer es fácil encontrarlos de charla con los vecinos bajo el olivo ó buscando el sol, al socaire de la Iglesia. Su imagen bajo el emparrado del molino es la estampas más hermosa de Puebla de Valles. Sea este nuestro pequeño homenaje.


Lar-ami, gerente de CR La Vereda de Puebla, entre cárcavas y olivos milenarios. Todo sobre Actualidad, Costumbres, Fiestas, Mundo Rural y Paisajes y Lugares de la Sierra Norte de Guadalajara.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista