Revista Salud y Bienestar

Más de 19.000 escolares madrileños aprenden a desayunar de manera saludable

Por Fat

Enseñar de una manera práctica y divertida la importancia de un buen desayuno para el rendimiento escolar y para prevenir problemas de salud. Éste es el objetivo de "Buenos días, buenos desayunos", la campaña educativa que Bimbo ha llevado a cabo con la colaboración de la Asociación Española de Dietistas - Nutricionistas (AED-N), dirigida a niños en edad escolar.
El programa, dirigido a los niños españoles de 3 a 9 años, ha tenido una respuesta muy positiva en la Comunidad de Madrid, donde han participado 19.903 escolares divididos en 799 clases de 184 colegios, cifra que representa un 14,47% del total. El kit consta de fichas didácticas que enseñan a los niños la importancia del desayuno así como los alimentos que lo convierten en una comida sana y equilibrada, evitando el abuso de bollería y dulces que pueden derivar en problemas de salud u obesidad.
Así, gracias al programa, los más pequeños aprenden qué productos pertenecen a los diferentes grupos alimenticios, como lácteos, pan, cereales o frutas, con divertidos ejercicios en clase que son completados en casa con la ayuda de los padres.
Desde que se puso en marcha en toda España el pasado mes de septiembre, el programa ha obtenido una gran aceptación, superando las previsiones de participación: se han enviado 8.235 kits de la campaña a 2.528 centros educativos, llegando a 185.243 alumnos de Primaria y Preescolar.
--La importancia de un buen desayuno
Según apuntan los expertos, tan importante es no saltarse el desayuno como hacerlo de manera saludable. Martina Miserachs, dietista-nutricionista de la AED-N, sugiere cómo fomentar el hábito entre los más pequeños: "los padres deben tener alimentos saludables en casa para que sus hijos puedan elegir".
Según Miserachs, "no podemos dictaminar cuál es el desayuno ‘ideal’", aunque "es conveniente que durante el desayuno los padres pongan al alcance de los niños alimentos como lácteos desnatados, frutas frescas, cereales integrales y, por ejemplo, frutos secos, aceite de oliva y tomate, etc.".
El pan es un ingrediente esencial para una alimentación completa y variada. Miserachs recomienda que éste sea "integral, porque aporta más fibra y antioxidantes, y sin sal. Otra opción muy saludable es el pan de molde bajo en grasas y azúcares, que además es fácil y agradable de comer para los niños".
Tomarse al menos 20 minutos para desayunar y complementarlo con un tentempié de media mañana para llevarse al cole -por ejemplo un sándwich de jamón o de queso bajo en grasa y una pieza de fruta- son otras indicaciones que contribuirán a que su desayuno sea completo y les proporcione la energía suficiente para rendir en todas sus actividades.
Los buenos hábitos nutricionales en la infancia influyen en la edad adulta. Y es que los niños empiezan a asimilar y mimetizar las selecciones de alimentos de sus padres de manera muy temprana, incluso antes de ser capaces de apreciarlo. Por ello, según apunta Miserachs, más que procurar inculcar estos buenos hábitos en los niños, lo importante no es inculcar estos buenos hábitos en los niños, se trata de "predicar con el ejemplo".

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog