Revista Cultura y Ocio

Metallica: furia, sonido y velocidad

Publicado el 28 junio 2013 por Ediciones Robinbook @EdRobinbook
LA VERDAD SOBRE METALLICA Y LOS MITOS QUE HAN RODEADO ESTA CELEBRE BANDA DE HEAVY METAL DESDE SUS INICIOS HASTA HOY
Una obra definitiva sobre la historia de la bandaMETALLICA: FURIA, SONIDO Y VELOCIDADTítulo: Metallica: furia, sonido y velocidad
Autores: Matías Recis y Daniel GaguineFicha técnicaPáginas: 288Tamaño: 17  x 24 Encuadernación: Rústica CosidaISBN: 978-84-15256-46-5
Género: MA NON TROPPO Precio:22,00 €

Esta es la historia de Metallica, uno de los fenómenos más importantes del metal. Con más de 100 millones de discos vendidos, esta banda originaria de Los Ángeles simboliza como ninguna la pasión por el sonido y la locura del metal...
El libro traza un recorrido cronológico por la trayectoria biográfica, los discos, videoclips, anécdotas y curiosidades de esta magnífica banda. Sus letras son analizadas por dos especialistas musicales que además completan el libro con un singular apéndice en el que se detalla los instrumentos, efectos y amplificadores utilizados en cada período y disco de este poderoso grupo. Metallica ha sido la banda de referencia del trash metal durante varios años junto a Ántrax, Slayer y Megadeth.

Con más de 100 millones de discos vendidos, nueve Grammys, dos premios MTV y una estrella en el Paseo de la Fama de la revista Kerrang!, su música ha sido considerada como el sonido de un nuevo estilo de vida. El espíritu rebelde e inconformista del grupo se complementaba con el furioso y visceral sonido del Marshall a todo volumen.
El origen de la banda en Los Ángeles se produce cuando Lars Ulrico publica un anuncio en la revista Recycler solicitando un guitarrista para tocar a la manera de Diamond Head.
“Era 1981. La escena metalera estaba sitiada por el maquillaje, las medias multicolores y las poses frívolas. En las radios proliferaban canciones cursis como «Live Wire» de Mötley Crüe, cuyo estribillo decía «¡Vamos! Ámame esta noche». Era la fiebre del glam metal. Pero esta música y su estética andrógina no representaban la idiosincrasia metalera. Así que, por aquellos días, un baterista aficionado llamado Lars Ulrich publicó un anuncio en busca de músicos, y obtuvo la respuesta de un introvertido guitarrista con su rostro completamente cubierto de acné: James Hetfield. Sus mundos tan opuestos se alinearon por el sueño de conformar una banda a la que bautizaron Metallica. Su propósito era profundizar los preceptos de La Nueva Ola del Heavy Metal Británico”
Muy pronto se convirtieron en el referente de jóvenes metaleros que vieron en ellos a la voz de los que no tenían voz. Su público más fiel transformó cada concierto en una ceremonia irrepetible.
Con el paso de los años fueron dulcificando su sonido, mucho más arreglado y cercano al hard rock y al rock alternativo. Esa apertura musical les brindó un cierto rechazo entre sus primeros seguidores, pero supieron hacer evolucionar su música hasta lograr siempre una identidad propia con cada nuevo disco.
Su merecido reconocimiento no ha estado exento de trabas a lo largo de su carrera musical. Han tenido que sortear obstáculos como la muerte del bajista Cliff Burton, el despido de alguno de sus componentes, sus conflictos legales con Napster o sus problemas con el alcohol y las drogas.
Pero Metallica sigue despertando pasiones allá donde actúa, ya que la vigencia de sus canciones y la pasión que trasladan a sus conciertos la han convertido en uno de los fenómenos más trascendentales del heavy metal.METALLICA: FURIA, SONIDO Y VELOCIDAD
Sobre los autores
Matías Reciscolabora en distintos portales de Internet y de cultura desde 2006. Sus artículos se publican en libros y revistas musicales. Ha realizado numerosas entrevistas a grandes figuras de la música. Desde 2012 y hasta la actualidad, publica ensayos y opiniones sobre rock en la revista Dale y en el sitio www.rock.com.ar. Paralelamente, dicta clases de arte contemporáneo y cultura.
Daniel Gaguine es licenciado en Comunicación Social, trabaja como locutor en radio y como periodista de prensa gráfica desde 1993. Sus amplios conocimientos lo acercan al campo de la música, el teatro y la política. Al mismo tiempo, cubrió los conciertos de grupos como AC/DC, U2, Oasis, Paul Mc Cartney y The Cure, entre otros. Muchas de sus notas hoy están en su blog personal El Caleidoscopio de Lucy.

---------------------------------------------------------------------------------------------------------Metallica: furia, sonido y velocidad está dirigido no sólo a los amantes de la banda, sino que también se hace extensible a músicos y curiosos. Todos los que quieran profundizar en esta historia, que abran los oídos y los ojos puesto que el galope de los «Cuatro Jinetes» retumba con el sonido y la locura del metal.

“Un periodista anglosajón escribía hace dos semanas que ‘Death Magnetic es el equivalente musical a la invasión rusa de Georgia, un repentino acto de agresión de un gigante dormido’. Es un sugerente y provocativo símil: pero el metal o heavy no es sinónimo de violencia, aunque sus coordenadas estéticas invitan a pensar lo contrario; y desde esta perspectiva reivindicativa Metallica es un ejemplo de extraordinaria buena música.”Esteban Linés en La Vanguardia, sobre Death Magnetic
“Es el único grupo de la historia del metal que trepó hasta lo más alto de la cima y se codea con U2, Madonna, AC/DC y los Rolling Stones, en esa primera liga del rock gigante. Es un monstruo visceral, tan humano que casi nunca falla. Casi.” Rolling StoneFicha del libro en Robinbook.com

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista