Revista Infancia

Mi experiencia con los desodorantes sin aluminio

Por Aguamarina Maribel Jiménez
DSC05105

¿Qué desodorante utilizas? ¿Te has planteado alguna vez por qué lo usas? ¿O si es adecuado para tu organismo?

Hace algo más de un año que estoy utilizando desodorantes sin aluminio, entre ellos de alumbre, y tenía ganas de compartir contigo mi experiencia, por una parte porque creo que, por intereses comerciales obviamente, todavía no se conoce mucho lo tóxicos que son los desodorantes convencionales para nuestro cuerpo, y falta más información sobre alternativas naturales y asequibles.

Y por otra, porque dentro de la línea de cosmética ecológica de nuestro Atelier  son uno de los productos por los que más consultas recibo, si bien son también los que más se venden junto a la crema facial de Rosa de Mosqueta.

Sobre los desodorantes convencionales

cosmetics-360309_1920

La gran gran mayoría de desodorantes comerciales llevan en su composición muchos componentes entre ellos aluminio, alcohol, parabenos, phtalatos, triclosán, fragancias…

Son ingredientes necesarios para conseguir esos efectos antitranspirantes, de larga duración, que no manchen, que se sequen enseguida en contacto con la piel… que  tanto nos gustan, pero ¿a qué precio para nuestra salud? Son muchos los estudios y artículos  que hablan de la toxicidad de estos productos, a pesar que están permitidos.

El Clorhidrato de Aluminio

Entre los componentes que llevan los desodorantes convencionales el más preocupante sin duda es el Clorhidrato de Aluminio, que es una sal de aluminio que se usa como anti-transpirante y penetra en la piel, y que está relacionado con neurotoxicidad y cáncer de mama entre otros.

Por lo que he averiguado es muy difícil poder realizar un estudio estándar para hacer pruebas y conseguir evidencias científicas muy rotundas (pero es que es que conseguir este tipo de evidencias implica muchos años de investigación y financiación claro, que no sé quién va a financiar con los intereses económicos que hay detrás de las marcas de cosmética comerciales).

A día de hoy por lo que me ha informado Jordi Serena, director del laboratorio de Equimercado, lo que sí se ha visto es que existe una relación entre la cantidad de desodorante aplicado, la edad a la que se comenzó a usar desodorante, y la edad a la que se comenzó a depilarse las axilas (ya que se trata de un estudio realizado en UK donde es habitual la depilación de las axilas con cuchilla y los microcortes son frecuentes).

En el estudio se comprobó que las mujeres que padecían cáncer de mamá, la enfermedad aparecía antes en aquellas que usaban más desodorante convencional y habían comenzado antes a usarlo y a depilarse.

Y por lo que sé no es el único estudio que sugiere relaciones parecidas.

Por tanto, es bastante conveniente evitar el uso de desodorantes con clorhidrato de aluminio (que es el que permite la entrada de aluminio a nuestro cuerpo). Y si no siempre, ¡al menos evitarlo los 2-3 días después de la depilación!

Alternativas al Clorhidrato de Aluminio

En mi caso siendo consciente de que quiero utilizar menos sustancias en los productos de cosmética para mi cuerpo y conociendo esta información sobre el clorhidrato de aluminio, hace un año que empecé a buscar alternativas. Te cuento mi proceso:

Piedra de alumbre

DSC05105

El alumbre o aluminio potásico es un mineral que en los entornos de consumo más verdes o ecológicos es muy utilizado. Me la recomendó una amiga y no dudé en comprarme una en un herbolario.

Es una piedra blanca que suele venir esculpida en forma de roll-on, es muy suave, dura mucho tiempo (incluso años) y simplemente hay que pasarla por la axila cuando estás limpia.

Este mineral, que no mancha, ni tampoco tiene olor, deja transpirar tu piel sin obstruir los poros, es decir que elimina el mal olor pero no es antitranspirante y por tanto sus moléculas no penetran en la piel.

Utilizarlo lleva un tiempo de adaptación al cuerpo, pues necesita eliminar los tóxicos y acostumbrarte a esta nueva forma de cuidado.

Para mí fue demasiado drástico el cambio, y no acabé de adaptarme por lo que decidí buscar una alternativa de cosmética natural que tuviera otros ingredientes  más sanos además del alumbre y que me dieran en cierta manera más sensación de confort. Y la encontré…

Desodorantes naturales de alumbre

DSC05103

Fue entonces cuando conocí la línea de cosmética ecológica de Equimercado gracias a una tiendecita de comercio justo de Palma, S’altra Senalla, donde me hablaron muy bien de estos productos elaborados en España con materias primas procedentes de cooperativas de comercio justo.

Y vi sus desodorantes sin alcohol de alumbre y aloe vera  y los probé.

El aluminio que tienen los desodorantes de EquiMercado es el mismo que la piedra de alumbre (potasio de aluminio) que no penetra en la piel, quedando en la superficie. Es seguro y así está reconocido por todas las normas certificadoras europeas y americanas. Aunque lleva aluminio, este no penetra en ningún momento en el organismo humano, quedando su efecto únicamente en la capa superficial de la piel.

Lo probé en roll-on y en versión spray y la verdad es que las dos opciones me gustan mucho, esto es algo ya muy personal, aunque quizás el roll-on es a lo que estoy más acostumbrada de siempre.

Llevo utilizándolos casi un año y cubren de sobra todas mis necesidades, aguantan muy bien todo el día. Además el saber que están fabricados con productos naturales y ecológicos certificados que no perjudican mi organismo, me da mucha tranquilidad.

Desodorantes de aceites esenciales

DSC05104

Con el tema del alumbre hay alguna controversia, se sabe que su composición química no permite el paso del aluminio, pero algunos dicen que no deja de ser aluminio a pesar de todo y que es mejor evitarlo, aunque tampoco he encontrado evidencia que lo aclare, más que comentarios personales.

En todo caso como alternativa existe la opción de desodorantes de aceites esenciales sin aluminio.

La eficacia de los aceites esenciales para el cuidado de nuestra piel está contrastada. En Equimercado tienen un desodorante con aceite de jojoba, lavanda y árbol de té que es una delicia, de fragancia fresca y suave, y muy agradable.

También lo utilizo y me funciona bien, aunque los de alumbre diría que son algo más duraderos y por tanto en los días que tengo mucha actividad los prefiero.

¿Y qué desodorante utilizas tú? ¿Has probado alguno de este tipo? ¡Te espero en los comentarios!

Todos estos desodorantes los tienes disponibles en nuestro Atelier a un precio muy asequible, puedes verlos aquí.

Si aumentas la conciencia, los cambios en tu vida vienen solos – Enric Corberà.

AguamarinaMi experiencia con los desodorantes sin aluminio

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas