Revista Cultura y Ocio

Mi vecina

Publicado el 08 mayo 2010 por Maltut
Hoy era día de ejercer como chófer de mis padres, y nada menos que a la boda de mi vecina debía llevarles. No tengo palabras en mi haber que sean capaces de hacer honor a la belleza de ésta y más en un día como éste.Me vestía con un vaquero y una camiseta azul, de lo más normal iba. De saber lo que iba a encontrarme fuera de mi casa de otra forma hubiese escogido las prendas de mi armario. Vestimenta más apropiada hubiese escogido para la ocasión. Me pongo las gafas de sol, abro la puerta de la calle a mis padres, por un momento soy cegado a pesar de las gafas. Pero soy capaz de percibir que no anda todo bien, algo hay extraño. Veo un coche aparcado de forma extraña en la entrada; oigo voces a mi izquierda. Dirijo hacia allí mi vista, y ahí está ella. Vestida de novia, preciosa como ninguna. Tres personas están con ella, una Dama de Honor y dos fotógrafas . En el momento soy consciente de las pintas que llevo y me digo: upss...Mis padres no pierden la ocasión y se hacen unas fotos. No hacían más que alabarle, todos los cumplidos eran poco y pocos parecían. Entonces la novia se gira hacia mi. -¿Estoy bien, Gonzalo? -Por supuesto.- sigue aguantándome la mirada- Guapísima- consigo decir en un hilillo de voz. La Dama de Honor no me quita ojo de voz mientras lo digo; he sido claramente pillado.
Una ocasión más he tenido de ver a la novia antes de que se casase. Cuando volvía de dejar a mis padres ella iba sentada en el asiento trasero de un Mercedes. Unos segundos he podido admirarla y he pensado que más le vale al cordobés cuidarla. Se ha llevado lo más dulce que he visto en mucho tiempo, siempre atenta y con una sonrisa. Nunca en mi vida he visto una novia como la de hoy.
¡Vivan los novios!
P.D.: y yo no estaba invitado... Tsssssssss

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista