Revista Cine

Mi vida con los X-Men (Parte 1)

Por Cinéfilo Criticón @cinefilocritic

Lo mejor quizá hubiera sido dar solo mi opinión sobre la película X-Men: Días del Futuro Pasado, pero hablar de ella también implicaría en mi caso hablar de las anteriores películas de los mutantes, algo que no he hecho dado que soy nuevo aún en la página; y dado que mi relación con estos héroes de Marvel es muy partícular, he decidido hacerles un pequeño especial en dos partes, donde señale mi relación con estos personajes antes de las películas, mi sentir sobre las películas pasadas y el sábado, finalmente, dar mi análisis sobre la reciente entrega. Así que aquí voy.

Lo crean o no, nunca fui lo que se dice un fan muy grande de los X-Men, lo cual es raro si consideramos que casi todo el mundo adora a estos personajes; personalmente, nunca me terminaron de agradar y tengo un motivo en particular: la idea que tenían era buena, pero la ejecución, no.

ComicXMEN

Sé que trataban de lanzar una crítica a las actitudes de la sociedad norteamericana con respecto a las personas diferentes a los que ellos supuestamente eran (sea afroamericanos en la década de los 60; gays en los 2000; o incluso indocumentados en la época reciente), y la idea es buena, el detalle para mi es que la ejecución fallaba en un aspecto: por mucho odio que le tengan a estos mutantes, son gente con superpoderes, por lo que no resulta muy inteligente que la gente normal se meta con ellos; aunque quizás ese no viene siendo problema de ellos, dado que los supuestos héroes de esta serie prácticamente no se defendías de las agresiones; es decir que ponían una mejilla a su atacante, en caso de que este ya le hubiera pegado en la otra; para mí simplemente esto no tenía sentido. Pero bueno, algo debí perderme porque el mundo adoro a estos personajes, convirtiéndose en iconos del cómic.

Aclarado ese punto, ahora hablemos de las películas: lo cierto es que, cuando se anunció que en el 2000 saldría una película sobre este equipo, la expectativa fue enorme, aunque también las dudas y miedos, pues las heridas que causo la última “gran” película de superhéroes, la odiada “Batman y Robin”, aun eran frescas, y aunque “Blade” en 1998 supuso un pequeño bálsamo, aún era insuficiente.

XMEN

La película conto con un casting interesante, desde veteranos como Patrick Stewart e Ian McKellen, hasta jóvenes debutantes como Hugh Jackman y James Marsden; se prometieron tener los efectos a la orden del día, y bajo la dirección se encontraba Bryan Singer, un semidesconocido en ese momento; y el resultado de la película para mi es, ok. No puedo calificarla de mala porque ciertamente no lo es, pero no me parece la gran película que en su momento se comentó, aunque puede ser que mi opinión no cuente dado que nunca fui fan de los mutantes.

Al final la película la califico más como una interesante introducción para lo que sería esta franquicia, se cumplió con la introducción de algunos personajes, de los problemas de los mutantes y con la introducción de los villanos; son dos los principales problemas que veo:

1) No hay mucha acción, y no me malinterpreten, me gustan las películas donde se analicen o estudien casos o donde se lancen las críticas mencionadas anteriormente, pero al final esta es una película de superhéroes, y uno no siente que estos sean los héroes que estaban esperando ver en pantalla, con excepción de Wolverine que se lleva las mejores escenas, pero que me lleva al segundo problema.

2) Está muy centrada en Wolverine, lo que por un lado se entiende, era el personaje de este grupo, pero también hay algunos otros personajes también interesantes y no se les da el desarrollo apropiado, debido a que solo se encargan de elevar la figura de Logan.

Pero al final, la película la puedo calificar como buena, aunque eso sí, nada impresionante.

XMEN2

3 años después de esa película nos llega la secuela, con un casting un poco más grande, y con expectativas mayores, luego del éxito que termino siendo la película anterior; conmigo al menos paso igual, ni me llamaba la atención, y no contemple verla en cine, por lo que no la vi hasta años después por TV, y me encontré con una gran mejora; un equilibrio perfecto entre explicación de problemas y escenas de acción, se le baja un poco el centrado a Wolverine, mientras vemos la unión entre los amigos/enemigos Charles y Magneto ante una amenaza mayor.

Cabe decir que esta película posee dos grandes escenas, quizá de las mejores de toda la franquicia: el ataque a la Casa Blanca, de parte de Nightcrawler; y la irrupción de las fuerzas del villano de esta historia en la mansión de Charles, donde Wolverine saca lo mejor de sí; dos escenas muy poderosas y bastante bien realizadas que merecían esta mención aparte.

En 2006 estaba programa la llegada de la tercera y última entrega en el papel de esta franquicia y las expectativas aun eran mayores, luego de dos éxitos consecutivos; y estas aumentaron cuando se supo que el nombre de la película seria X-Men: La Batalla Final, lo que implicaba, como su nombre lo dice, un duelo directo entre los X-Men y la Hermandad de Magneto, todo parecía estar preparado para la mas épica película del año. Por desgracias, Bryan Singer renunció a la filmación de la tercer entrega para irse a Warner Brothers a filmar “Superman Regresa”, y en su lugar llegó Brett Ratner, entregándonos una película tan irregular que supuso una decepción en general para todos.

X-MEN3

Debo decir que a diferencia de casi todo el mundo, a mí nunca me disgusto esta película; de hecho, nunca me pareció tan mala, simplemente me pareció tan irregular como la entrega original, solo quizá que más grave porque viene de una segunda entrega bastante buena, y que además aquí introduce más personajes, solo para un simple cameo que a los fans pudo haber ofendido bastante. Encima de eso, el director decide matar algunos personajes muy maltratados ya de por si en otras películas, y le da protagonismo a unos así de repente, como si ya lo fueran siempre.

No culpo del todo a Ratner sobre esto, después de todo tuvo que trabajar a la carrera para cumplir con los tiempos que pedían los productores, y además, trabajar con material desconocido para él, aunque eso no justifica muchas de las decisiones que tomo, para las cuales debió tener más tacto o criterio. Ahora, esta película fue la primera de los X-Men que vi en el cine y quizás por eso le perdono un poco, sobre todo por la batalla final, que es lo que rescata al filme del pozo.

Y así quedo con estas tres películas, con un ok tanto para la primera como la tercera, pero con un gran aprobado a la segunda, el jueves regreso con mi opinión de las dos entregas de Wolverine y con X-Men Primera Generación.


Volver a la Portada de Logo Paperblog