Revista Medio Ambiente

Mi vida en una mochila

Por Valedeoro @valedeoro

Written by  //  26/11/2012  //  minimalismo  //  No comments

Maleta Miami

Hace casi una semana que llegué en Hollywood, Florida, 30 minutos al norte de Miami. Es la primera vez que estoy en EEUU, excepto cuando estuve una semana en New York mientras estudiaba en la universidad. Mi primera impresión: aquí todo es grande. Los coches, los parkings, los supermercados, los edificios. Lo único pequeño ha sido mi maleta, lo que resultó sospechoso para más de un oficial americano.

Tres semanas con equipaje de mano

Tres días antes de irme de Barcelona vendí todo lo que tenía. Mis pertenencias ahora caben en tres cajas, una maleta de mano (para la ropa de invierno) y mi mochila del camino de Santiago. La ropa de invierno se quedó en casa de un amigo, ya que en Florida estaré bien con lo poco que cabe en mi mochila.

Electrónicos: a diferencia del camino de Santiago, esta vez no hice promesa de no conectarme con el mundo, así que tengo todo lo necesario para seguir con este blog y publicar en Pokerinas sobre mi avance profesional.

  • Macbook Air para poder compartir mis experiencias desde cualquier rincón
  • cámara de fotos (que debería utilizar más)
  • kindle
  • móvil
  • ipod y pulsómetro para correr
  • adaptador para los enchufes americanos.

Papeles: pasaporte, tarjeta de crédito, tarjeta del banco, libreta y bolígrafo para anotar cosas, el libro “You can buy happiness (and it’s cheap)” de Tammy Strobel como regalo para los amigos que me están hospedando aquí.

Ropa: tiene que ser versátil y que me permita hacer camadas, ya que estaré pasando mucho tiempo en los casinos de Florida junto con mis coaches. Me avisaron de que aquí el aire acondicionado es un mal endémico, así que más vale poder adaptar la ropa según lo que me encuentre.

  • vestido turquesa de mimetiK BCN, que será la base de mi vestimenta diaria
  • pijama que también sirve como vestido de playa
  • 3 camisetas (una negra, una blanca y una turquesa)
  • 2 boleros (uno negro y otro blanco)
  • 3 camisetas de manga larga (una negra, otra blanca y otraverde)
  • 1 pantalón gris largo, 1 pantalón beige corto (ambos del Camino)
  • zapatos negros, zapatos para bailar (no lo puedo evitar, soy salsera)
  • ropa de deporte (Vibram’s, camiseta, shorts)
  • medias / ropa interior
  • bikini

Accesorios: 1 cinturón, 2 pares de pendientes, 1 pañuelo

Belleza: técnicamente casi todos de estos objetos son opcionales, pero me gusta estar bien arreglada. Tiene un gran impacto en la autoestima, así que no descarté todos mis productos de belleza. Iré sin esmalte por un tiempo y reducí mis lapices de ojos. Es todo cuestión de prioridades.

  • 2 lápices de ojos (blanco, turquesa)
  • rímel negro
  • gilette
  • desmaquillador
  • lentes de contacto
  • líquido para las lentillas
  • gafas
  • gafas de sol.

Y ya está. Lista para sobrevivir un verano, o dos, o tres. No tengo que preocuparme por las toallas ni ropa de dormir por esta vez, ya que nos quedaremos en lugares dónde nos proporcionan estas cosas básicas.

Algo está mal aquí. ¿O no?

Lo que a mi me parece una lista muy larga, al encargado de seguridad americano le parecía muy sospechoso. ¿Cómo que iba a viajar tres semanas en EEUU con tan solo una maleta? Algo tenía que estar mal. Por suerte, el hombre había visto el programa de La Dos hace dos semanas y al contarle del proyecto 333 me reconoció por haberme visto en la tele y me dejó pasar.
Sin embargo, tuve casi la misma conversa otra vez al llegar en Miami. Al final el oficial me dijo “pues dime que vienes a hacer compras para que no suene tan raro”. Como estuvimos a dos noches del black friday, esta idea le parecía más real de que alguien pudiera negarse a llevar consigo kilos y kilos de equipaje innecesario.


Volver a la Portada de Logo Paperblog