Revista Deportes

¡Mirá quién volvió!

Publicado el 17 diciembre 2011 por Marianofusco

¡Mirá quién volvió!

“Tengo muchísimas cosas para decir”. José María Aguilar, ex presidente de River, salió a la arena mediática luego de un par de años en silencio y manifestó que hablará “cuando tenga garantías sobre la seguridad para hacerlo”. Estas breves declaraciones fueron registradas por un cronista de la agencia de noticias DPA en Japón, donde Aguilar se encuentra trabajando en la organización de la FIFA para el Mundial de Clubes.

La administración de José María Aguilar estará signada en el recuerdo colectivo como la causante fundamental en el descenso, por primera vez en su historia, de River. Un descalabro futbolístico, económico e institucional que decantó, como un resultado natural viendo la manera en que se pergeñaron las acciones de la dirigencia de aquel momento, en la baja de categoría. No se narra nada novedoso, el devenir que ha arrastrado River desde la asunción de Aguilar ha dañado la imagen de uno de los clubes con más prestigio e historia de América.

Lo particular de la historia reside en cómo desde la calle Viamonte se lo ha premiado con un cargo en la organización de los certámenes que promociona FIFA. En Japón, donde actualmente se está disputando el Mundial de Clubes, volvió a resonar la voz de Aguilar, luego de un periplo de silencio, recomendado por su círculo de abogados, entre otras cosas luego de las sentencias por la muerte de Gonzalo Acro, otro asunto candente que atravesó su gestión y por el cual quedó implicado en cómo desde el club se apañaba el accionar de “Los Borrachos del Tablón”. Casualmente, tal como expresa el diario Perfil, Aguilar está alojado en el hotel Ritz Carlton de Roppongi, sitio en el que se encuentra también el presidente de la AFA, Julio Grondona. Según términos que explicitó, esta tarea, en el Mundial de Clubes, será la última vinculada al fútbol.

Su última aparición había sido para la elección de autoridades porteñas de este año, donde no fue bien recibido por varios hinchas que se presentaban para dar su sufragio y debió retirarse escoltado por Gendarmería en un ambiente hostil hacia su figura. Los hinchas toman su imagen como paradigmática en el descenso de su equipo. La gestión Aguilar, amén de esta circunstancia coyuntural que atraviesa la entidad de Núñez, dañó impunemente las fibras íntimas de una institución modelo en Argentina para convertirla en un reducto de personajes deleznables que deseaban sacar tajada, y cada vez más, del club que aparentaban “amar”.

Repetimos. “Tengo muchísimas cosas para decir”. Bienvenido sea. Esperamos que la Justicia sea el receptor de sus declaraciones, escuchar lo que plantea, que demuestre en documentos si conoce algún tipo de irregularidad, que el mismo ámbito judicial actúe y renueve las investigaciones como corresponde y terminar con tanta impunidad que vivió River en esta última década.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas