Revista Deportes

MTB: Campo Lugar, Abertura, Santa Cruz, Zorita y Alcollarín

Publicado el 08 enero 2016 por Big Joe @BigJoeES

Las previsiones son de cielos cubiertos con trece grados de temperatura máxima y cinco de mínima, mientras saco la bici veo que además hay niebla, son las diez y media de la mañana, confío en que una hora más tarde el cielo abra e incluso tener algo de sol.

Mi intento de reclutamiento para la causa no fue fructífero, entiendo que estas fechas son complicadas con tantos compromisos familiares y sociales; pongo en la mochila una manzana y varios bombones, me abrigo un poco y me pongo en marcha. La ruta a recorrer es de las que más me gustan por la zona, por la combinación de paisajes y terrenos, y por las aves que se pueden ver en estas fechas. La ruta transcurre próxima a zonas ZEPA (Zona de Especial Protección para las Aves) por lo que el avistamiento está garantizado, más aún en invierno con la migración de grullas.

Salida desde Campo Lugar

Tomo la pista que va desde Campo Lugar a la vía de servicio del Canal de Orellana, a esta hora el aire se siente bastante frío en la cara. Aunque hay niebla, esta no es muy cerrada y se ve perfectamente. Al llegar a la vía de servicio ya me están dando los buenos días un grupo de grullas con sus sonidos, supongo están entre los árboles frutales ocultas por la niebla; en los pinos del camino hay bandadas de tórtolas que echan a volar a mi paso. Continúo para tomar el camino que sube hasta las tierras de El Guijo, me cruzo con un runner y ya son tres las personas que encuentro haciendo deporte, no me esperaba encontrar a alguien un día dos de Enero a estas horas y con este tiempo, sin duda la gente cada vez está más concienciada del deporte.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

De El Guijo a Abertura

El camino que va desde la vía de servicio del Canal de Orellana hasta El Guijo es de subida, bastante ancho y de gravilla;el día anterior llovió un poco pero no afectó mucho al estado del camino, más bien lo mejoró para que no hubiese polvo. Con no mucho esfuerzo llego a la carretera EX-102 para cruzarla.

Aquí empieza la parte más divertida de la ruta hasta Abertura, la niebla ya se ha ido, el sol ya luce y calienta. El camino es de tierra con piedras, con cuestas de subida y bajada entre campos de encinas; se pueden ver grullas bajo las encinas, que a la mínima aproximación echan a volar. Aquí ya he entrado en calor, incluso me sobraba algo de ropa pero por precaución no me quito nada. Por esta zona voy rápido, ya la conozco bien, y de fuerzas estoy mejor de lo que pensaba. Subo con brío las cuestas y algo prudente en las bajadas rápidas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La Cañada Real leonesa

Pasado el tramo anterior, ahora tengo que ir hacia el cementerio de Abertura para tomar la Cañada Real Leonesa, no sé cómo lo hago, pero a pesar de haber ido por aquí muchas veces, siempre me pierdo en este pueblo para encontrar el cementerio. Una vez en la Cañada compruebo que la bici no se clava en el suelo por las lluvias, el viento apenas se aprecia y así avanzo bastante rápido. Esta parte de la Cañada es de camino ancho y recto, sin desnivel considerable, con terrenos sin apenas árboles e idóneo para el ganado;va paralela a la A5 y el río Búrdalo, al frente está la Sierra del Puerto que indica el punto hasta el que tengo que llegar.

Cañada Real leonesa

Cañada Real leonesa

Llegando a Zorita

Antes de llegar a la Sierra del Puerto hay una zona más bacheada de la Cañada, con charcos por las lluvias del día anterior, el viento me pilla de sorpresa y sopla en contra, la composición del terreno es de tierra y la bici empieza a clavarse. La velocidad se reduce considerablemente y aquí es donde empiezo a sudar de lo lindo.

Una vez alcanzado el cruce del camino vecinal que va hasta Zorita el viento me sopla a favor, tomo un bombón y engrano plato grande para la bajada que viene. La velocidad ronda los 40 km/h por la pista recién asfaltada que va entre fincas de encinas con ganado bravo. La parte más interesante de este tramo son las subidas casi llegando a Zorita, así que excepto alguna parada para fotografiar el río Alcollarín, cigüeñas y rapaces, voy como alma que lleva el diablo a velocidad de vértigo para encontrarme con las subidas. Yendo bien de forma y con el viento ayudando, me saben a poco las cuestas, las recordaba un poco más duras otras veces que hice esta ruta.

río Alcollarín entre Santa Cruz y Zorita

Río Alcollarín entre Santa Cruz y Zorita

Llego a Zorita por la zona del Arroyo de la Viñas, pasando por dos charcas que están a las afueras del pueblo, sé que por aquí hay un camino que da al embalse de Alcollarín, pero no estoy para explorar rutas, otro día que me informe mejor exploraré estos caminos.

El embalse de Alcollarín

Así que me dirijo hacia el cementerio y los nuevos campos de frutales donde está el camino que sí conozco que baja hasta el embalse dejando a la izquierda una antigua escombrera. El camino está bastante empapado, la bici al pasar echa el agua hacia arriba salpicándome, para recordarme que el día anterior estuvo lloviendo; en todo momento voy tocando los frenos, no solo por el agua y los charcos, sino porque hay dos cancelas que hay que abrir para continuar y no quisiera estamparme en ellas.

Una vez en el camino que rodea el embalse de Alcollarín, y después de cerrar la última cancela, con no poco esfuerzo; ya lo que queda por recorrer es más tranquilo, de terreno duro y llano hasta llegar a la presa del embalse; las vistas son buenas, y eso que aún el agua embalsada no es mucha, de lejos ya se ve la Sierra del Puerto, detrás de campos de encinas. El embalse de Alcollarín fue inaugurado en Enero de 2015 con la finalidad de la regulación, laminación de avenidas, abastecimiento y usos recreativos; la presa, de gravedad y planta recta, está situada a 500 m del pueblo, tiene una altura de 31 m y una longitud de 626 m.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cruzando la presa se puede retornar hacia Abertura y hacer la ruta más extensa y divertida, pero por este día ya me doy por satisfecho; tras tomar unas instantáneas desde la presa, me dirijo hacia el camino vecinal que une Alcollarín con Campo Lugar pasando por el Camino de Olivares.Este camino es de asfalto y no sopla mucho viento,así que sin complicaciones ni mucho cansancio, levantando bandadas de gorriones entre los olivos, posiblemente haciendo su particular campaña de la aceituna, termino la ruta entrando en Campo Lugar por el puente sobre el río Lebosilla.

Camino Olivares de Campo Lugar

Camino Olivares de Campo Lugar

Relacionado


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista