Revista Comunicación

Multimedia no es periodismo

Publicado el 15 enero 2015 por Humberto M. Fresneda @hmfresneda

ID-100289007

 

Cada vez que hay un adelanto tecnológico que supone no sólo una mejora en la calidad del objeto o servicio afectado sino una transformación que afecta a las relaciones humanas nos encontramos con lo que tradicionalmentes se denomina revolución tecnológica.

La aparición de Internet como regulador no sólo del ocio de las personas sino (y cada vez más) como regulador de nuestras vidas ha supuesto un cambio  que va más allá de las propias relaciones humanas. Está contribuyendo a un cambio de ciclo cultural vital, a la aparición de nuevas formas de contemplación cultural y humana de la vida.

En el campo del periodismo ha supuesto tal impacto que le ha dejado casi noqueado y sin respuesta inmediata . En el año 1986, el Instituto Tecnológico de Massachusets pensó en la realización de un producto llamado periódico o diario electrónico al que el lector puede acceder mediante conexión en línea.

Allá por los comienzos de los años 90 el periódico británico Daily Telegraph ofrecía una edición digital de su periódico bajo la bandera de periodismo on line, de periodismo en la red. Muchos otros empezaron a colocar sus ediciones impresas en la red y hablaban de periodismo en internet. En España, la primera revista fue la valenciana el Temps, revista de información general. Después los periódicos catalanes, Avui, La Vanguardia, El Periódico de Catalunya. Luego El Mundo, El País, ABC. Finalmente, el Correo, el Diario Vasco

A finales del siglo XX se empieza  a acuñar este término de periodismo electrónico. Antecedentes, el videotexto, el teletexto y los nuevos servicios de información.

Durante 1999-2000, la red se inunda de periódicos electrónicos. Primero los apoyados por cabeceras tradicionales, y también hay espacio  para publicaciones que sin tener la consideración de periódico han conseguido ese hueco.

A partir de 2000, las grandes editoriales asientan su producto. Información de actualidad frente a servicios interesantes

Hasta nuestros días la evolución ha sido cuantitativamente desproporcionada, multiplicándose geométricamente las diferentes versiones de periódicos en Internet bajo la bandera de on line, digital, electrónico, multimedia.

Y a esta última acepción quería dedicarle unas líneas, al concepto multimedia. Porque creo que estamos utilizando este término mal en ocasiones y sobrevalorándolo en otras.

No creo que exista el periodismo multimedia aunque estoy dispuesto a cambiar de opinión si alguien me ofrece argumentos contundentes.

Multimedia es la característica. Multimedialidad alude a todos los recursos posibles que el periodista puede utilizar para hacer más eficaz su información.

Los periódicos tradicionales contaban con la fotografía y el reportaje fotográfico. Ahora, junto al texto figuran imágenes, sonidos, vídeo e incluso nuevos recursos publicitarios que dan una nueva fisonomía gráfica a las páginas de los periódico digitales.

Se trata de ofrecer la mejor información utilizando todos los recursos posibles, utilizando todos aquellos medios para su información. Si antes eran imágenes, fotografías, las nuevas tecnologías han permitido la incorporación de nuevas posibilidades. Pero no existe un periodismo multimedia o un periodismo electrónico o digital. Son definiciones de un mismo periodismo.

El periodismo no se transforma con el apellido multimedia. Lo multimedia hace que el periodismo pueda ejercerse de manera más eficaz añadiéndole una serie de posibilidades como son al interactividad, la inmediatez, la participación…, todos ellos elementos que según el formato se pueden rentabilizar en diferentes medios. Desde elementos sonoros en una radio multimedia hasta elementos más identificativos en una televisión multimedia.

A esta característica de multimedialidad hay que añadirle otras: accesibilidad, actualidad, contenidos ilimitados, personalización y todo ello bajo el paraguas de la ruptura de la periodicidad y con el único objetivo de la CREDIBILIDAD.

Para mí esto es multimedia de manera breve y sintética. El periodismo por eso nunca morirá a las revoluciones tecnológicas. Lo que cambiará será su eficacia mediante nuevos formatos y herramientas.

Sé que el post de hoy es más técnico que otras veces pero permitirme estos deslices para ir juntos aprendiendo las nuevas maneras de ejercer de la mejor forma posible el periodismo. Lo necesitaba.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista