Revista América Latina

El radio

Por Mexinol
No se porque leches en México me le cambiaron de sexo, pero la mayoría de la gente le dice "el radio" en lugar de "la radio". La cosa es que a todos nos gusta entretenernos cuando vamos en el coche oyéndola, o mientras pasas la bayeta moverte a ritmo de tu estación favorita u oír al josemariagarcia-iñakigabilondo de turno poner a parir a quien se ponga por delante.
En México hay estaciones de radio para casi todos los gustos. Las emisoras que pasan música las 24 horas con noticieros cada hora, o las de noticias las 24 horas con alguna que otra canción entre medio, y anuncios hasta aburrirte en ambos casos.
Entre las de noticias tienes las que son de ámbito local exclusivamente o las que son corte nacional, con un periodista en la ciudad de México que retransmite noticias de todo el país, resto del mundo y parte del extranjero.
De las de música puedes encontrar de distintos giros, tienes la emisora de música clásica con sus allegros, andantes y rollos varios que no entiendo, la de cumbias, la de música en español, la de música en inglés, la que dicen de nuevos clásicos enfocada en música de los 60´s,70´s,80´s y algo de 90´s, y alguna que te mezcla música en inglés, en español y cumbia.
Viéndolo así tienes para prácticamente todos los gustos, a tener en cuenta es que como estamos de este lado del charco la música europea casi no suena por acá a menos de que sea un superéxito, vamos que "el canto del loco", "los fitipaldis" u otros no son comunes de oír en la radio, al igual que interpretes de otros países europeos. A los que si oyes es a Amaia Montero, o Enrique capillas (iglesias era su padre).
Los que pasan música en inglés te dicen que es "rock en su idioma original" y que no quieren desgraciar la música poniendo la que es en castellano. ¡Oño!, si no es traducción. Los que pasan música en castellano dicen que no quieren poner en inglés porque lo mismo el tío se está cagando en tus muelas y tu ni te enteras porque no le entiendes ni castaña, si claro, y por eso les dan tantos premios a nivel internacional.
Los que me causan curiosidad son los que te pasan música ya un poco de otras épocas, que vamos, yo soy ochentero, pero también me gusta la música de biyons o chakira (al Bisbal no lo trago y justo lo estoy oyendo al escribir estas líneas)... jo ya me estoy enrollando, a ver... si. Decía que los locutores de la música menos moderna me causan curiosidad porque se la pasan hablando de la canción que te van a poner durante 5 minutos. Sobre todo hay un programa los sábados dedicado exclusivamente a los bitels, que vale, me gustan los bitels aunque sean un poco antes de mi época, pero eso de chuparte dos horas semanales de los bitles en exclusiva es un coñazo. Por ello el tío del programa para decir que es diferente cada semana te sale con "A continuación oiremos una copia nunca antes oída en la radio de "leritbi" grabada el 13 de marzo del 68 a las 3:45 de la tarde, se grabó en los estudios de sepalapolla ubicados en la calle melasuda 125 de la ciudad de liverpuul. En la tercera estrofa podrás notar como paul se suelta un peo, presta atención y lo oirás, este peo era bastante apestoso porque lenon cambia un poco el timbre de su voz cuatro segundos después" (y esta es la versión abreviada del comentario), luego te sueltan la canción y tu ni por el forro te enteras de en que momento se suelta el peo el otro, y mucho menos oyes el cambio de tono de Lennon, la canción la oyes igual que las otras 3 millones de versiones que te pasan semana a semana de la misma canción.
Después los locutores se la pasan regalando pegatas o entradas para el concierto del julay que vendrá dentro de 4 meses a la siudá, eso si, te tocará sentarte en la acera de enfrente del estadio donde sea el concierto. En algunos casos te regalan unos "mitangrit" (así lo pronuncian), que no se que cojona quiera decir el palabro pero supuestamente te dejan llegar un par de horas antes del concierto para que conozcas al cantante de turno, te tomes fotos y te firme los calzoncillos (o las bragas que luego las feministas me salen con sus cosas).
También tienes a la tía que te sale con la vena psicológica, "Yo se que la situación está difícil, pero tu eres hijo de dios y el te ayudará, solo debes poner de tu parte, y si sonríes al mundo, el, finalmente te sonreirá" o chorradas de peor calaña. Lo mas gordo es que la gente les llama y le confiesan sus problemas o contestan con cosas similares. Y ya que llamaron, muchos aprovechan para mandar saludos a la novia, a los colegas del currelo o colegio, o a su agüelita.
Otra curiosidad es la forma de pedir una canción. La gente llama y al contestar el locutor el teléfono al aire saltan con un ¿Me complaces? ¡Coño!, algunas hablan con una voz tan sepsy que yo si las complacía. Y claro, nunca falta el ególatra que quiere oírse a sí mismo en la radio y pone su emisora a toda castaña mientras hace la llamada, mete eso un pitido que se te erizan hasta los pelos del culo.
En fin, son formas diferentes de oír la radio y el radio, seguramente que algún extranjero criticará como nos comportamos frente a este aparato en España, y si prestamos atención igual y nos reímos de nuestra propia estupidez.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog