Revista Belleza

Nadie es de nadie

Por Itwoman

Empiezo muy rotunda. Pero cuando algo es una verdad absoluta y universal es muy conveniente repetirla en voz alta: Nadie es de nadie. Pero nadie.

Saco este tema como consecuencia de una conversación que he escuchado hoy en la playa. Estaba yo tumbada al sol y dos chicas al lado mía hablaban (alto, muy alto, que por eso las escuché) sobre la relación con su pareja. Eran chicas de poco más de 20 años, nacidas en un mundo libre (relativamente), pero su conversación me pareció muy dolorosa, por su contenido: hablaban de una amiga común que le andaba “tirando los tejos” al novio de una de ellas (eso no es lo doloroso, eso es otro tema) y la novia en cuestión decía: “Pero que se habrá creido, Fulanito ES MÍO”.  Ahí fue donde pensé: “Pues Fulanito se acabará liando con la otra”. Porque cuanto más posesivo se es con alguien más alas se le están dando. No hay nada peor que querer controlar y poseer en propiedad la vida de una persona.

Una vez que se fueron seguí pensando en cómo dejamos que estas cosas ocurran, probablemente en muchos casos por ignorancia, otras por una cuestión de educación, pero en muchos casos simplemente es porque el corazón no te deja ver la realidad y te confunde (el corazón a veces es como Dinio con la noche, se confunde).  Al final los que sufrimos somos nosotros mismos. Porque, insisto, nadie es de nadie.

En esta vida la única persona que va a estar siempre contigo eres tu misma, aunque a veces ni tu misma te soportas. Por eso lo más importante que podemos aprender es a confiar en nosotras y querernos por encima de todo (sin pasarse, que luego acabas siendo una Paris Hilton madurita y eso sin ser multimillonaria no funciona).

Me tengo que haber puesto muy morena porque con tanto pensar me he quedado dormida en la playa, no hay mal que por bien no venga.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revistas