Revista Cine

‘need for speed’: mira como corro, bitch

Publicado el 31 marzo 2014 por Cintasperdidas @cintasperdidas
31/03/2014

‘NEED FOR SPEED’: MIRA COMO CORRO, BITCH

Aaron Paul en 'Need for Speed'

unacinta copia
Llega la adaptación cinematográfica del aclamado videojuego. Tras 22 entregas de Need For Speed, EA y Dream Works ponen toda la carne en el asador: Aaron Paul (Jesse Pinkman en Breaking Bad), el director Scott Waugh (Acto de Valor), un reparto de caras conocidas, y un presupuesto de 66 millones de dólares son la fórmula elegida. El resultado: un film decepcionante.

La película nos cuenta la historia de Toby Marshall, un chico que vive por y para los coches. Se gana la vida en el taller que también dirige, y participa en carreras ilegales de muscle cars (coches clásicos de gran cilindrada). El taller no pasa por su mejor momento, pero es ahí cuando aparece en escena Dino Brewster (Dominic Cooper), un viejo conocido y rival que sale con su ex novia y que ha conocido el éxito en los negocios. Éste le ofrece reconstruir el legendario Mustang GT-500 de 1967 de Carroll Shelby, trabajo por el que está dispuesto a pagar generosamente. Toby no tiene otra salida: deberá aceptar el encargo.

Todo se precipita cuando Dino le reta a una carrera, que desemboca en tragedia y lleva a nuestro protagonista a ingresar en prisión. Dos años después, Toby sale de la cárcel con una sola idea en la cabeza: la venganza.

NEED FOR SPEED

La película no ofrece ningún valor artístico, y quedándonos en el puro entretenimiento, quizás consiga entusiasmar a ciertos públicos, contando como aliados con la juventud y el gusto por la acción y lo comercial. Para los que piensan que el cine es el séptimo arte con todas las de la ley, este film destacará por sus clímax no conseguidos, sus diálogos flojos, su épica barata, además de su camaradería cansina y su humor insípido. Sí, efectivamente, la película falla a muchos niveles.

Sin embargo se deja ver: la realización del film nos ofrece una acción de cierta calidad y unos códigos visuales actualizados. Los coches molan. Pero esto no es suficiente, ni mucho menos. Solo hay un verdadero motivo: Aaron Paul.

Es el elemento que te vincula emocionalmente a la película, la única razón por la que consigue que te importe qué es lo que sucederá a continuación. Si bien es cierto que muchísima gente acudirá a ver Need for Speed habiendo sido ya conquistada por este magnífico actor en su papel del frustrado e iracundo Jesse Pinkman, el chico tiene algo. Su expresividad contenida y silenciosa convence a la larga. Es un actor que da lo mejor de sí en los momentos de presión: el drama y la catástrofe son su medio natural como actor. Te acaba ligando inexorablemente a su mundo interior, y esto es lo más grande que puede hacer un actor. Si, vale, tampoco hay que pasarse. Paul está aún en proceso de prueba: queda ver si es capaz de hacer algo fuera de ese rol, o de seguir cosechando éxitos sin salir de él. Pero como se dice en muchas ocasiones, “el chaval apunta maneras”.

  • Críticas
  • 0 comment

Tags: aaron paul, cine americano, Dominic Cooper, estados unidos, fotos, imagenes, need for speed, scott waugh, trailer

  • « ‘LA BELLA Y LA BESTIA’: MUY BELLA PERO POCO BESTIA

More related articles

  • ‘LA BELLA Y LA BESTIA’: MUY BELLA PERO POCO BESTIA
  • ‘NEBRASKA’: OBSTINADO CON LA ILUSIÓN
  • ‘PUSSY RIOT: UNA PLEGARIA PUNK’: PERFORMANCES REVOLUCIONARIAS
  • ‘LA GRAN ESTAFA AMERICANA’: ENGAÑAR PARA VIVIR
  • ‘OH BOY!’: EL CAFÉ COMO OBJETIVO

Leave a Reply Cancel reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Name *

Email *

Website

* Copy This Password *

* Type Or Paste Password Here *

Comment

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas