Revista Diario

Nocilla ¡a cucharadas!

Por Susanam
Un día en casa de una amiga: Nocilla ¡a cucharadas!-No tengo chocolate pero si quieres tengo Nocilla. ¡Ay!Lo malo es que sólo te puedo ofrecer una cuchara para tomarla... -¿¿Y cuál es el problema??

Otro día en una fiesta:-¿Un canapé? (de foeigras)-No gracias, es que no puedo, no es que no quiera. Ya sabes...-Pues si lo que no puedes tomar es el pan: toma. (dijo mientras me ofrecía el mismo canapé, en el que un cuchillo de untar hacía las veces de pan)Sí. La alternativa al pan muchas veces no es 'pan sin gluten'. En estas ocasiones se cumple la petición de la entrada anterior del chirriante 'pues que no coman pan y punto'. Y eso es EXACTAMENTE lo que hacemos.Donde otros utilizan pan, galletas o cualquier otra versión derivada, a los celíacos -más de una vez- nos toca usar herramientas menos comestibles: cuchillos, cucharas, palillos...Que hay paté... lo vas cortando con un cuchillo y pinchándolo con un tenedor.Que hay huevos fritos... pues mojas con las patatas fritas (sí, no es lo mismo, pero conseguir no dejar ni rastro de yema en el plato cuando no se tiene pan es todo un arte).Que hay Nocilla... te haces con una cuchara. En este caso ya suena más tentador que con los huevos ¿¿verdad??Al final todo son ventajas (y no sólo en el caso de la Nocilla). Con estas técnicas nos ahorramos el pan, que a fin de cuentas todos sabemos que es lo que 'engorda'.

Pd: donde dije Nocilla pude decir también Nutella, dulce de leche, miel, leche condensada... o cualquier variante con tal de activar con dicha palabra las papilas gustativas de quien lea estas líneas.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :