Revista Ciencia

Novas y variables extragalácticas

Por Rafael Benavides @Rafaelbenpal
No soy muy dado a observar novas extragalácticas y eso que son mucho más frecuentes de lo que parecen, descubriéndose todos los meses varias de ellas en la cercana galaxia de Andrómeda . El mes pasado decidí probar algunas de ellas con unos resultados muy interesantes.
La primera Nova M31 2013-08f?, un objeto descubierto por el MASTER Robotic Net el 26 de agosto con magnitud 16,7. El 11 de septiembre, fecha de mi observación, se encontraba ya en la 18,4 y se debilitaba muy rápidamente. Se encuentra situada en la periferia de M31 y por eso la galaxia sólo se intuye en la parte inferior izquierda de la imagen.
 Nova M31 2013-08f_20130911©Rafael Benavides

Click para ampliar

Mucho más espectacular resulta la Nova M31 2013-09a? descubierta el 9 de septiembre por Koichi Nishiyama y Fujio Kabashima. Su localización, cercana al centro de la galaxia, hace que en la imagen se aprecie en todo su esplendor.
 Nova M31 2013-09a_20130911©Rafael Benavides

Click para ampliar

Ambas imágenes fueron las primeras después de su descubrimiento y sirvieron para confirmar ambas novas.
Pero aún hay más. En la vecina galaxia del Triángulo podemos observar una variable luminosa azul , que son unas estrellas muy masivas y luminosas que están en la fase final de su vida, presentando erupciones repentinas y cambios de brillo. Estas estrellas acabarán como supernovas en un acontecimiento espectacular. En este caso se trata de M33 varC que se encuentra en la magnitud 15 y es muy fácil de observar.
 M33 VarC_20130912©Rafael Benavides

Click para ampliar

Observar el cielo es siempre viajar en una máquina del tiempo y resulta estremecedor pensar que estos sucesos ocurrieron cuando el género Homo apenas acaba de surgir en la Tierra o estaba a punto de hacerlo. Aquellos primeros Homo Habilis tenían en realidad muy poco de humanos y quizás apenas dirigiesen su mirada hacia aquellos oscuros cielos del Pleistoceno .


Volver a la Portada de Logo Paperblog