Revista Educación

Ortografía del Español: Palabras agudas, llanas y esdrújulas. Clasificación de palabras según su acento

Por Esteban Esteban J. Pérez Castilla @ProfedLetras
Ortografía del Español: Palabras agudas, llanas y esdrújulas. Clasificación de palabras según su acento
En una misma lengua, las palabras pueden clasificarse de muchas maneras diferentes. Pueden clasificarse según su significado, según su estructura, según su procedencia… Hoy veremos cómo se clasifican según su acentuación.
Sin embargo, empecemos por el principio. Es decir, empecemos viendo qué es el acento.

El acento


El acento es una característica que poseen las palabras de una lengua. A través de ella, se produce un incremento en el tono o en la intensidad con la que se pronuncia una sílaba.
En lenguas como el latín y el griego, el acento era llamado “acento tonal” y provocaba que se cambiara el tono con que se pronunciaba una sílaba. Es como si las palabras sonaran como música y cambiara la nota con la que se pronunciaba.
En lenguas como el español, el acento es llamado “acento de intensidad”. La razón es que la sílaba acentuada se pronuncia más intensamente.
Así, puesto que el acento siempre afecta a una sílaba al completo, clasificaremos las palabras según la sílaba en la que se emplaza el acento.
Pero antes, distingamos acento de tilde.

Acento vs Tilde


Como hemos visto, el acento es la característica que poseen las palabras de tener una sílaba que se pronuncia más intensamente que el resto. Este rasgo pueden poseerlo o no poseerlo, pero es un rasgo abstracto. No se ve. Se sabe o se pronuncia.
La tilde, sin embargo, es un signo ortográfico que se coloca sobre las vocales a, e, i, o y u (á, é, í, ó, ú). Este símbolo que conocemos todos (´) afecta no solo a la vocal, sino a la sílaba entera, y es un símbolo visible que nos sirve para ubicar qué sílaba en concreto hay que pronunciar más intensa.

Clasificación


Como dijimos en el primer apartado, la clasificación se establecerá según la posición que ocupe la sílaba acentuada y, por supuesto, siempre comenzaremos a contar por la última sílaba. Así, tenemos cuatro posibilidades


  • Palabras agudas: la sílaba acentuada se sitúa en último lugar. Como ejemplos, tenemos “nariz”, “después” o “Castellón”.
  • Palabras llanas: la acentuación recae en penúltimo lugar. Ejemplos de ello son: “adverbio”, “ortograa” o “regla”.
  • Palabras esdrújulas: el antepenúltimo lugar se ve afectado por el fenómeno de la acentuación. Tenemos como ejemplos “plástico”, “laba” o “sica”.
  • Palabras sobreesdrújulas: la sílaba tónica es anterior a la antepenúltima. Normalmente suponen palabras excepcionalmente largas y, por lo general, verbos. Ejemplos: “cuéntamelo”, “deletréaselo”, “arréglanoslo”.
Para finalizar, tenemos un último tipo de palabras. Estas son llamadas átonas y se caracterizan porque no llevan ningún tipo de acentuación.
¿Quieres más? Pues pasa por aquí para seguir leyendo sobre Reglas de Acentuación.
Si ya te las sabes, pasa por aquí para investigar un poco de Gramática Española.
¡O ven por aquí y haz algunos ejercicios!
Ortografía del Español: Palabras agudas, llanas y esdrújulas. Clasificación de palabras según su acento

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas