Revista Educación

Tercera Declinación: Terminaciones

Por Esteban Esteban J. Pérez Castilla @ProfedLetras
Tercera Declinación: Terminaciones
Finalizada la lectura de las características de la Tercera Declinación, no queda más remedio que investigar las terminaciones como mandan los cánones.
¿Aún no te sabes las propiedades de la Tercera Declinación? Pasa por aquí.
Tenemos que estar aquí tremendamente pendientes y distinguir dos cosas, principalmente.
En primer lugar, tenemos que ver si la palabra es un “Tema en consonante” o “Imparisílaba” o si es un “Tema en -i” o “Parisílaba”.
Si es una “Tema en consonante” o “IMPARISÍLABA”, nos regiremos por este primer cuadrito de aquí abajo. Esto lo sabremos, como dijimos en la entrada de propiedades si vemos que HAY diferencia entre Nominativo y Genitivo en el número de sílabas.
El cuadro está bastante claro, ¿verdad? Pero ahora viene el segundo paso de la distinción. Habrá que ver si bien la palabra es masculina o femenina, o si bien neutra.
Para ello, nos fijaremos, a ser posible, en las terminaciones del Nominativo. Y así, los neutros se encuadran en tres grupos:
  • Los sustantivos que no llevan Nominativo acabado en -s y que, además, tienen una consonante final sorda o sonora (d/t). Ejemplo: cor, cordis (corazón).
  • Los sustantivos que llevan terminación de Nominativo en -men. Ejemplo: flumen, fluminis (río).
  • Los sustantivos que llevan terminación de Nominativo en -us y tienen un cambio de tema en el genitivo, en -eris, -oris y -uris. Ejemplo: tempus, temporis (tiempo).

Por otra parte, podemos encontrarnos con que la palabra sea “PARISÍLABA”. Esto lo sabremos porque entre Nominativo y Genitivo NO HAY diferencia en el número de sílabas y porque, por lo general, la terminación de ambos es idéntica.
En tal caso, nos regiremos según el cuadro de aquí abajo.
Ahora bien, ¿cómo sabemos cuáles son los neutros? Pues muy fácil. Tenemos dos casos:
  • Los sustantivos que acaban en -e en el Nominativo. Por ejemplo: mare, maris (mar).
  • Los sustantivos que terminan en -al y en -ar en el Nominativo y que no se refieren a personas. Ejemplo: animal, animalis (animal).

Una vez que tengamos esto, tenemos que hallar el tema. ESTO ES MUY IMPORTANTE. Pues el tema va a regir la base de la palabra sobre la que montaremos la declinación excepto en el nominativo, que va por su cuenta.
El resto es pegar las terminaciones. Ahora, ¡a practicar!
¿Quieres hacer un repaso por las propiedades de la Tercera Declinación? Pincha aquí.
O, mejor, ¿quieres aprender cómo identificar las palabras pertenecientes a la Segunda? Ven por aquí.
¿O prefieres darle caña a algunos ejercicios? Pues pasa por este otro lado.
Tercera Declinación: Terminaciones

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas