Revista Cine

'Otra Tierra': En el espejo del alma

Publicado el 21 octubre 2011 por La Mirada De Ulises

[6/10]

En unos tiempos en que se acostumbra a contemplar los astros para encontrar paz y armonía, Mike Cahill nos invita en “Otra Tierra” a mirarse a uno mismo en el espejo, porque nuestro interior es más rico que todo el microcosmos o el universo espacial, porque es preciso salir de la caverna de Platón donde las sombras producen pesadillas para enfrentarse a la realidad y comenzar a vivir, porque siempre hay una segunda oportunidad para un alma atribulada que sabe pedir perdón. Ella es Rhoda, una inteligente adolescente que un día vio truncada su vida cuando, borracha tras una fiesta, provocó un accidente en el que murió una mujer y su pequeño. Tras pasar cuatro años en la cárcel, su único propósito es presentar sus disculpas al marido que ha sobrevivido y refugiado en el alcohol, aunque la debilidad hace que se quede en el anonimato… mientras limpia su casa, planea un viaje espacial a un planeta-clon de la Tierra recién descubierto y comienza a enamorarse.

“Otra Tierra”: En el espejo del alma

La vertiente astrológica y la teoría de ese planeta en el que se podría reproducir la vida de la Tierra es sólo una excusa para hablar de la necesidad de recuperar la paz del alma que sufre el peso de la culpa. No funciona bien esa subtrama de ciencia ficción y su metáfora como reflejo de la vida interior que es necesario conocer chirría un poco y resulta algo forzada, con momentos en que no logra evitar lo pretencioso con ralentís de cámara, coros enfáticos o sonidos cósmicos y extraños. Tampoco ayuda a meterse en la piel de la desdichada Rhoda los discursos del narrador que explican las teorías psicológicas o astrofísicas, y la presencia del misterioso anciano que limpia en el instituto resulta tan enigmática como impostada (aunque también esté cansado de mirarse a sí mismo). Por último, no convence la historia de amor que surge casi por generación espontánea… porque no hay química entre los actores, aunque sus personajes sean seres a la deriva y se consuelen a sus penas.

“Otra Tierra”: En el espejo del alma

Pero esta historia imposible adquiere significado desde el punto de vista introspectivo, como redención de un alma cautivada por la culpa que necesita salir de sí misma (de la caverna o de la Tierra) para buscar la paz que perdió, que precisa lavar a fondo sus heridas del pasado (no basta con su trabajo de limpieza en el instituto o en la casa), como ese cosmonauta del cuento que supo convivir con unos ruiditos persistentes que le estaban volviéndole loco. Para esta perspectiva dramática intimista resulta un acierto la estética indie –esta opera prima fue premiada en Sundance-, con una fotografía a veces de colores desvaídos y otras saturados, pero siempre fríos y que impiden cualquier emoción y calidez. El mismo objetivo se busca con el descuido intencionado de la planificación y con el gusto por la cámara en movimiento, junto a un montaje sincopado que se completa con imágenes de archivo o de tono marcadamente documental en un intento de conectar con la realidad.

“Otra Tierra”: En el espejo del alma

También la buena interpretación de Brit Marling es responsable de que asistamos a su intenso drama desde la distancia, como ausentes de una realidad que no sabemos si se da aquí o en la otra Tierra. Es una ambigüedad que permanece hasta al plano final, con dos individuos que quizá hayan vuelto a vivir con los suyos, después de mirarse al espejo de su conciencia y de haberse liberado de ese “otro yo” fantasmal que tanto les inquietaba. Al fin y al cabo, el remedio quizá no estuviera en esa “Tierra 2” pues la armonía se rompió al mirarla fijamente y encontrarse satisfechos en la vida (tanto Rhoda como John), sino en adentrarse en uno mismo y preguntarse por lo que queremos en la vida para aceptarla como es y volver a vivir.

Calificación: 6/10

YouTube Preview Image

En las imágenes: Fotogramas de “Otra Tierra”, película distribuida en España por Hispano Foxfilm © 2011 Fox Searchlight Pictures y Artists Public Domain. Todos los derechos reservados.

 


Volver a la Portada de Logo Paperblog