Revista Belleza

Pared de mosaico

Por Remediando @remediando
Hacemos un mosaico en papel y lo pegamos sobre una plancha de madera. ¡Menudos efectos ópticos podemos conseguir! Alegrará la habitación y podremos moverlo por toda la casa. Las formas caprichosas y los estampados geométricos nos traen la magia de las mil y una noches.
Necesitamos un tablero de aglomerado cortado a la medida deseada, papel para manualidades con figuras geométricas o copias en color de figuras hexagonales. Pintura acrílica blanca, barniz acrílico incoloro satinado mate, papel trasparente, lámina trasparente recia para decorar ventanas (técnica del windowcolor, en la que las pinturas nos dan el dibujo), papel de lija, pinceles de varios grosores, lápiz y tijera.
Pared de mosaico
Todas las figuras geométricas, en este caso los hexágonos, son del mismo tamaño y los ponemos a modo de mosaico sobre el papel; si coinciden con el borde los recortaremos adecuadamente.
Medimos el mosaico acabado y serramos el tablero que sobre. Utilizamos el papel de lija para suavizar los cantos. Utilizamos la pintura blanca en las zonas delanteras que queden libres de mosaico, también pintamos la parte trasera.
Ya tenemos la obra presentada. Preparamos el engrudo (pegamento casero que se hace con harina de trigo o de centeno) y lo dejamos reposar para que se hinche.
Embadurnamos los hexágonos, esperamos un momentito y los pegamos sobre el tablero de arriba abajo. Con cuidado los alisamos y pasamos un pincel seco para recoger la pasta sobrante (si la hay), siempre de adentro hacia afuera.
Lo dejamos secar durante una noche y terminamos con una capa de barniz incoloro mate.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossier Paperblog