Revista En Femenino

Perfil biofísico fetal

Por Pequelia @pequelia

Cuidados en el embarazo

Ayer os hablábamos del crecimiento intrauterino retardado, descripción que se da a una situación en la que el feto no crece y no aumenta de peso lo suficiente, sea por una insuficiencia placentaria, por una enfermedad como la hipertensión, porque la madre lleva un estilo de vida poco saludable, etc. Ante este problema y dependiendo de cada caso, los especialistas recomiendan un tratamiento y realizan un seguimiento exhaustivo y más constante de la evolución del embarazo con la ayuda de un ecógrafo.

Pues bien, a través de las ecografías se realiza el denominado perfil biofísico fetal, se trata de un método ecográfico que utiliza un sistema de puntuación con el que se determina el bienestar del futuro bebé, sea por un crecimiento intrauterino retardado o durante un embarazo de alto riesgo, embarazos con los que se debe tener un cuidado especial debido a que la madre sufre un problema de salud, anemia, desnutrición, etc., pero principalmente se utiliza para identificar a aquellos fetos con hipoxia y acidosis.
En estos casos se realiza un seguimiento exhaustivo para garantizar la salud de la madre y del futuro bebé, siendo el ecógrafo una herramienta imprescindible para poder realizar el perfil biofísico fetal. Para averiguar dicho perfil se tienen en cuenta diversos criterios, pero hay que tener en cuenta que no se puede hacer antes del segundo trimestre del embarazo, ya que los movimientos fetales no están todavía presentes y son indispensables para poder realizarlo.

Los especialistas supervisan el nivel de líquido amniótico, el tono muscular y la posición fetal, los movimientos que realiza el feto, los movimientos respiratorios… recordemos que aunque el bebé no respire, estos movimientos si se realizan, el feto inspira líquido amniótico por la traquea y los bronquios y lo expulsa con movimientos similares a los que se hacen al respirar, a esto hay que añadir que la pared del tórax es expansible y se mueve del mismo modo que si estuviera respirando.

Se tiene en cuenta para elaborar el perfil la actividad o reactividad cardíaca fetal, los especialistas determinan con este parámetro la correlación que existe entre los movimientos del futuro bebé en el interior del útero con la aceleración de la frecuencia cardíaca. Cada criterio arroja una puntuación entre 0 y 2, al ser cinco los criterios la máxima puntuación sería de 10, lo que significa que el feto está en perfecto estado de salud y se desarrolla adecuadamente.

Una puntuación igual o mayor que 8 determina que el embarazo es estable, una puntuación de 6 y 7 requiere que un especialista analice el caso con más detenimiento ante la posibilidad de que el feto sufra algún problema. Cuando la puntuación no alcanza el 5 puede ser un signo de hipoxia inminente, por lo que probablemente se provocaría el parto. Sobre los criterios utilizados hay que decir que se trata de una combinación de marcadores agudos y crónicos, el movimiento del feto, el movimiento respiratorio, el tono fetal y la reactividad cardíaca son marcadores agudos, las características de la placenta y la cantidad de líquido amniótico son marcadores crónicos.

Foto | Daquella manera

Enlace permanente:
Perfil biofísico fetal



Perfil biofísico fetal

Perfil biofísico fetal

Perfil biofísico fetal

Perfil biofísico fetal
Perfil biofísico fetal
Perfil biofísico fetal

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :