Revista Salud y Bienestar

Peter C. Smith: "Sin medidas de desempeño no podemos diferenciar las buenas de las malas prácticas"

Por Fat
El experto en economía de la salud Peter C. Smith ha impartido en la Escuela Andaluza de Salud Pública una conferencia sobre la importancia de la medición del rendimiento o desempeño para mejorar la calidad y la eficiencia de los sistemas de salud. Con el objetivo de saber qué funciona y qué no, ayudar a la ciudadanía a elegir a sus profesionales y centros sanitarios y a las instituciones financiadoras a destinar los recursos.
La Escuela Andaluza de Salud Pública (EASP) acogió ayer la conferencia "Medición del Desempeño para la Mejora de los Sistemas Sanitarios", impartida por el experto en economía de la salud Peter C. Smith, Profesor de Políticas de Salud del Imperial College de Londres. El acto ha contado con la participación de Celia Gómez, directora general de Planificación e Innovación Sanitaria de la Consejería de Salud, Martín Blanco, gerente de la Escuela Andaluza de Salud Pública, y Roberto Montero, vicedecano de la Facultad de Económicas de la Universidad de Granada.
El experto internacional ha realizado una interesante exposición sobre la importancia de la medición del rendimiento o desempeño de nuestros sistemas de salud para mejorar su calidad y su eficiencia. Según Smith, medir el rendimiento es fundamental para saber qué profesionales o centros lo hacen bien o mal, ayudar a la ciudadanía a elegir a sus proveedores de salud y a los organismos financiadores a distribuir los recursos. En definitiva, el registro y análisis del rendimiento permite que todos los agentes que participan en el sistema de salud (es decir, pacientes, profesionales y gestores), adopten mejores decisiones.
-Medir para mejorar
Según Peter C. Smith, "Si no medimos, no podemos mejorar". Saber qué cosas funcionan y qué cosas no lo hacen resulta crucial. Pero ante la pregunta de ¿qué podemos hacer ante los profesionales y centros que tengan mal desempeño?, el experto es consciente de la ausencia de mecanismos directos de expulsión de profesionales. Pero apuesta por medidas como dar el derecho a los pacientes a no elegir a los malos profesionales y no aportar incentivos económicos.
En este sentido, el experto ha dedicado una parte importante de la conferencia a los beneficios de incentivar o no el rendimiento profesional. En este sentido ha puesto como ejemplo el modelo británico, en el que el 20% del dinero que reciben los médicos procede de la medición del desempeño. Pero además, ha abordado los efectos perversos que pueden traer consigo los incentivos, y la contradicción con el modelo profesionalista, que aboga por hacer lo mejor para el paciente sin ningún incentivo.
-La experiencia británica
Durante la conferencia, el profesor Smith ha realizado un pormenorizado análisis de experiencias llevadas a cabo en el Reino Unido. En este sentido ha explicado una medida, que se empezó a desarrollar en 2000, con 40 indicadores de desempeño que se traducían en 4 estrellas para los profesionales y los hospitales que conseguían o no los objetivos. El profesor ha analizado las consecuencias positivas y no esperadas de esta medida, y su repercusión en la opinión pública mediante la publicación de noticias en medios de comunicación.
En primer lugar, la iniciativa trajo consigo un importante resultado positivo: una importante reducción en las listas de espera. Una disminución tan espectacular que hoy podemos decir que en el Reino Unido, nadie espera más de 3 meses para cualquier tipo de intervención. Además, empezaron a hacerse públicas las estrellas de los profesionales y centros, y los medios de comunicación publicaron que a los profesionales que tuvieran 0 estrellas, se les pediría que abandonasen su puesto de trabajo en 3 meses.
En tercer lugar, la medida trajo consigo un importante resultado inesperado: los hospitales de 0 estrellas tenían menos mortalidad que los de 3. El profesor ha explicado este dato, diciendo que la escala utilizada ignoraba los resultados clínicos y priorizaba aspectos como las listas de espera, la limpieza o el equilibrio financiero.
-Un experto internacional
Peter C. Smith es además miembro del Institute for Global Health, con amplia experiencia en el ámbito de la economía de la salud y la gestión de servicios sanitarios, asesorando a distintos gobiernos y organismos internacionales, participando en diversos estudios de la Organización Mundial de la Salud, la Comisión Europea y el Economic and Social Research Council del Reino Unido.
En la actualidad, sus líneas de trabajo se centran en la evaluación del desempeño de los sistemas sanitarios, los aspectos económicos de los determinantes sociales de la salud, la medición y la mejora de la productividad de los sistemas de salud y los mecanismos de pago de los servicios sanitarios.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog